Del Bosque explota contra Casillas

Dice un conocido refrán español, que a todo cerdo le llega su San Martín. En el caso de Casillas, la matanza la ha provocado uno de sus defensores durante los últimos años. El técnico salmantino siempre se posicionó a favor de Casillas en su guerra contra Mourinho y contra el club, y ahora con sus declaraciones le da la puntilla a Casillas.

Del Bosque y Casillas

Del Bosque y Casillas

No quiso o no supo ver el perjuicio tan grande que le provocaba al club, pero también al propio Casillas. El portero, en una burbuja de elogios desde su temprano debut en el Real Madrid, siendo apenas un niño grande, jamás había tenido que soportar las duras críticas, reproches y reprimendas de alguien.

Y por eso cuando llegó Mourinho pasó lo que pasó. Entonces, muchos defendíamos que el técnico portugués hizo aquello por el bien del equipo y no por una vendetta personal contra un jugador. Ahora, a Del Bosque le ha pasado lo mismo. El resultado, un jugador de mucho peso, enfrentado a los técnicos, con la consecuencia que eso tiene.

La gran diferencia es que hoy Casillas ya no tiene el poder que tenía entonces, ni sus palmeros acuden raudos y veloces a su defensa. Por eso, Del Bosque también debiera reflexionar sobre el daño que le hizo al club posicionándose claramente a favor de Casillas, sin valorar si Mourinho tenía o no razón.

Y mientras, Casillas añade otro episodio gris a su triste final. Uno de los grandes jugadores de la historia de España, ve manchado su historial, por su incapaz de asumir sus limitacione y aceptar su suplencia.

Decía Iker  que él no era un galáctico sino de Móstoles. Pues bien, aquello parece que no le sirvió para demostrar una virtud que se le atribuyó mucho, pero de la que en realidad carecía, la humildad, que consiste básicamente en conocer las propias limitaciones y debilidades y actuar de acuerdo a tal conocimiento.

 

La selección vuelve al punto de partida

Cesc

Cesc

La selección española cayó contra Italia, en un mal partido, demostrando que lo de hace dos años en Brasil no fue un accidente. Se llama fin de ciclo y ahora, ya sí, con dos competiciones consecutivas, cayendo en fase de grupos y en octavos, está constatado.

Del Bosque supo en aquel momento lo que era pero, o no lo quiso ver, o lo vio pero no pudo cambiarlo. Lo que necesitaba entonces la selección era una renovación profunda y valiente. Evidentemente Del Bosque no era el adecuado para ello, ni por su carácter, poco arriesgado, ni por la deuda contraída con los jugadores que le habían dado el éxito.

Aún así, se produjo una pequeña renovación, provocada por la jubilación anticipada de la selección de jugadores como Xabi o Puyol, y la posterior de otros como Xavi. Aún así, nunca se acabó de dar el paso definitivo de incorporar a 7 u 8 jugadores nuevos, jóvenes, distintos, con hambre, como titulares con peso, Y ya de paso, cambiar un estilo de juego que tenía sentido con los antiguos jugadores pero no los nuevos.

Y así, hemos visto a la selección no saber muy bien cómo atacar a Italia con un delantero centro puro como Morata, pero sin extremos que le surtiesen de balones. Y hemos visto también a una selección incapaz de defender cuando no tenían el balón, con un medio centro en el que solamente Busquets intentaba realizar una tarea indispensable, con un mediocentro italiano muy activo.

En el banquillo durante gran parte del torneo, jugadores como Thiago, Koke o Lucas Vázquez. Solamente con la entrada de estos, en vez de jugadores como Cesc o Silva, ambos muy grises durante el torneo, habría dado otro aire a la selección.

Bien es cierto que se ha dado entrada a jugadores como De Egea o Morata, ambos todavía necesitados de encontrar su sitio, con claros y oscuros. Bien es cierto que el meta ha cometido varios errores, pero sin duda es el mejor portero de España en este momento, y ya era hora de meterle como titular. Y de Morata todavía se puede esperar mucho más. Pero en todo caso, son dos jugadores que todavía tienen que acoplarse a su sitio en la selección. Y para eso es necesario que otros hagan hueco. Ha costado que lo hiciese Casillas y los delanteros, pero ahora le toca al resto.

Las revoluciones nunca se pueden hacer a medias, y en cierta manera eso ha pretendido Del Bosque, manteniendo el statuo quo a determinados jugadores. Al final, el resultado, es que una selección más joven pero con muchísima hambre, como Italia, nos ha pasado por encima. Mientras nuestros jóvenes se mordían las uñas en el banquillo viendo a los titulares sin resuello, los italianos se sabían más fuertes y rápidos.

La primera parte fue una exhibición de una y otra cosa. Los italianos parecían jugar con dos más, atacando y defendiendo. Y los españoles no sabían ni donde colocarse. En la segunda parte, la selección italiana se echó más atrás, pero haciendo mucho daño a la contra, como en el segundo gol.

Es hora de un nuevo entrenador, y de darle galones a jugadores jóvenes. Toca hacer la revolución que hizo Luis Aragonés y que tantos frutos dio más tarde. De ella se ha beneficiado Del Bosque, que apenas ha sido capaz de introducir cambios sobre aquello, ni en el sistema ni en los jugadores. Pero el tiempo es tozudo, y la fórmula que funcionaba en 2008, ya no vale 8 años después.

El drama de España es que se han desaprovechado dos años enteros, y toca empezar de nuevo. Tras caer en las primeras rondas, toca recomponer esa plantilla. La base de la plantilla, que debería haber sido la de esta Eurocopa, debería estar formada por los campeones de la sub 21 de 2011 y 2013. Especialmente en torno a jugadores como De Egea, Morata, Koke, Thiago y Carvajal. Ellos y otros jóvenes, junto con uno o dos veteranos, serían los titulares de la selección.

Habrá que dar con la tecla adecuada, con un estilo de juego que se adapte con esos jugadores, que necesitarán también confianza hasta desplegar su máxima potencia como equipo. Y eso puede llevar algún tiempo.

Hay cantera sin duda, y habrá más. Pero el tiempo perdido se me antoja crítico, porque mientras otras selecciones se rearmaban, la nuestra no se enteraba de nada, con un entrenador siempre complaciente, como la mayoría de la prensa que todavía guarda su foto con la Copa del Mundo y por supuesto una Federación, incapaz sine die, de llevar la delantera a los acontecimientos.

Cuanto antes se haga mejor. Ya hemos perdido suficiente tiempo entre el mundial de Brasil y el Europeo de Francia. Toca revolución y mejor hoy que mañana.

Messi y la selección argentina

Lionel Messi anunció que dejaría la selección argentina tras no lograr levantar la Copa América, ante una selección, la chilena, que le venció en los penaltys. El jugador argentino tiene tan solamente 29 años y su decisión puede ser la propia de un calentón y quizá, el reconocimiento de que se ve incapaz de ganar un título importante con Argentina

Messi, tras fallar el penalty

Messi, tras fallar el penalty

Son ya muchas las oportunidades perdidas por Messi y su selección a lo largo de sus años con Argentina. La final de ayer supone el tercer gran fracaso en la Copa América, a las que hay que sumar las decepciones de los mundiales.

Primero Brasil en 2007, venciendo en la final por 3-0, después Uruguay en cuartos de final (sin goles de Messi) y ahora Chile en la final, en penaltys, con fallo de Messi. Sus 6 goles en total en todas las ediciones no parecen suficientes para muchos argentinos.

Y en los mundiales, ha sido Alemania el principal rival, primero humillando a Argentina con un 4-0 en cuartos de final y después en la final de hace dos años, ganando en la prórroga. El astro argentino ha jugado 15 partidos en los mundiales y ha anotado 5 goles, mientras que en la Copa América ha jugado 21 partidos y ha marcado 8 goles.

Son los números de uno de los mejores jugadores del número, inferior a su rendimiento en su club, y sobre todo con el lastre de no haber podido levantar ningún trofeo, y haber perdido varias finales. En su haber, eso sí, figura un mundial sub20 y unas Olimpiadas, pero el gran referente argentino es Maradona y sus dos mundiales.

Contra eso lleva luchando Messi toda su vida, y contra esos dos mundiales lucharán sus estadísticas toda su carrera. Es evidente que el desempeño de Messi es peor en la selección que en el Barcelona. Y tampoco se puede decir que la selección de Maradona fuese un elenco de estrellas.

Pero la realidad es que Messi, con 29 años, ya no aguanta más y está dispuesto a arrojar la toalla, quizá harto de esa comparativa con Maradona.

Real Madrid, campeón de la liga ACB 2015-2016

14666330152692

El Real Madrid de Pablo Laso demostró ayer que es el equipo hegemónico en España, venciendo en la final al Barcelona Lassa, superando el factor campo y remontando un 1-0 en el primer partido. El doblete de esta temporada sumado al espectacular triplete del año pasado, convierte a esta plantilla en una de las mejores de la historia de la entidad blanca.

La fórmula es clara: un núcleo de jugadores muy comprometidos, con varias temporadas en el club y con mucha calidad y carácter. Y la incorporación en la dinámica del equipo de jugadores con las mismas características.

Y además se necesitan dos o tres jugadores diferenciales. Ahora mismo este Real Madrid cuento con dos, por dentro y por fuera. Uno es Ayón, inmenso durante toda la temporada y absolutamente determinante. Ayer, su primera mala mitad lastró al equipo. Y de igual manera, su buen segundo tiempo repercutió en la mejora blanca. Su marcha a otro equipo sería un agujero enorme porque hay poquísimos pivots en el continente con sus capacidades.

El otro jugador que ha liderado al Real Madrid ha sido Sergio LLul. Otro jugador con ofertas de fuera, también de la NBA, que renunció en su día por seguir ganando títulos. El ha sido el corazón de este equipo, liderando al equipo en puntos: 14 puntos en el primer partido, 20 en el segundo, 21 en el tercero y 21 en el cuarto, pero también en asistencias, con  26 asistencias y sobre todo a nivel mental. Su fuerza se nota y su compromiso y competitividad son pegadizas.

Del resto de jugadores no entraré en detalle, siendo todos fundamentales para el equipo funcione adecuadamente. Pero para ello se necesita un entrenador que de con la tecla. Y ese ha sido Pablo Laso, que en honor a la verdad, no lo ha tenido fácil y ha luchado por imponer su estilo y buscar sus jugadores.

¿Se le puede reprochar a Pablo Laso no haber ganado más? Puede ser que en otras circunstancias este equipo tuviese una Euroliga más y otra liga. Pero hay que ver de donde viene este Real Madrid. Con Pablo Laso se han ganado más títulos en 5 años que en toda la década anterior. Una Euroliga (3 Final Four), 3 ligas y 4 Copas del Rey, más los tituillos varios como Supercopas de España (3) y una Intercontinental.

Esos números cobran importancia cuando se observa el rendimiento del equipo en los años previos. El Real Madrid venía de perder en semifinales en la ACB, con un equipo roto, sin estilo, con los jugadores desmotivados. Y sin entrenador tras la dimisión de Messina.

Ahora mismo, este Real Madrid tiene una identidad clara y se sabe que pase lo que pase va a ser capaz de competir. Se puede perder un partido en la Final Four o caer ante el Fenerbahce, pero el equipo siempre encuentra los caminos para ser competitivos. Y ello es gracias al entrenador y a la plantilla, ambas comunicadas.

El Real Madrid ha logrado tres de los cuatro últimos títulos de Liga, 2013, 2015 y 2016, y mientras que el Barcelona Lassa volverá a cambiar de entrenador y jugadores, los blancos tienen ya un núcleo claro y entrenador. Eso sí, habrá que ver que pasa con jugadores como Ayón, altas y bajas. Pero este equipo seguirá siendo competitivo mientras jugadores como Llul, Reyes, Rudy, Noccioni o Ayón sigan aptos para el primer nivel.

El Real Madrid a las puertas de la liga ACB

Marcha la eliminatoria 1-2, y mañana tiene el Real Madrid la oportunidad perfecta para rematarla. En su pabellón y con la sensación clara de haber sido muy superiores durante los dos últimos partidos.

Ayer, el equipo de Pablo Laso volvió a endosarle a los blaugranas una diferencia considerable: 17 puntos. Con 55 puntos recibidos en la primera parte, el Real Madrid empezó a despegarse, con actuaciones estelares de LLul y de Rudy especialmente. Ayudaron también en puntuación Thompinks y Ayón. El mexicano se está convirtiendo en un auténtico baluarte para este equipo. Ofensiva y defensivamente, su aporte es imprescindible. Ahora mismo es uno de los grandes pivots que juega en el continente europeo.

Rudy y Llul

Rudy y Llul

Si al partido de ayer se le suma la victoria a domicilio del segundo partido, por 20 puntos, cabría concluir que mañana el Real Madrid puede sentenciar la eliminatoria. Lo contrario supone jugársela al quinto partido, algo ciertamente difícil.

Aunque no podemos olvidar que enfrente hay un equipo con muchísimo potencial, que sin embargo, desde hace años viene siendo avasallado por el Real Madrid. Seguramente el equipo de Laso sea uno de los mejores de los últimos tiempos. Esta temporada solamente el cansancio y las lesiones de han evitado jugar la Final Four.

La liga sería el colofón fantástico a una temporada difícil, y otro título más para un equipo, comandado por Pablo Laso, al que cada vez le queda menos. Tiene una plantilla muy veterana y tarde o temprano habrá que renovarla. Mientras tanto, sigamos disfrutando de ella.

Lebron James ya es historia

Lebron James se proclamó ayer junto a los Cleveland Cavaliers, campeón de la NBA. Lo hizo tras una exhibición personal y de su equipo en estos tres últimos partidos. En el quinto y sexto pasando por encima de unos Warriors desconocidos, y ayer en un partido de infarto, siendo mejores que el mejor equipo de la historia de la NBA, en la temporada regular.

Lebron James

Lebron james levanta el trofeo de campeón

Lebron James suma su tercer anillo, el primero con los Cleveland, el equipo que le vio nacer, y al que volvió para ganar precisamente este anillo. El más meritorio sin duda porque hasta la fecha nadie había remontado un 3-1, y lo ha hecho no contra un equipo cualquiera.

Pero no ha sido un camino fácil para Lebron. Antes ha tenido que ver como su equipo perdía 4 finales. Dos de ellas, de manera consecutiva, aunque jugando con dos equipos distintos: Miami Heat y Cleveland Cavaliers.

Adicionalmente, la figura de Lebron siempre asociada a otros grandes jugadores, se ha visto muchas veces menospreciada. Pero Lebron James tiene que entrar en la historia de la NBA por méritos propias, por sus estadísticas y por su capacidad. No es el jugador más estético, pero sí el más efectivo.

Ahora, con 31 años y varias campañas por delante, el jugador franquicia de los Cavaliers entra, ya sí, en el Olimpo de los dioses. Ese olimpo reservado para unos pocos jugadores capaz de hacer algo muy grande, algo especial.

Play-offs liga ACB

161avid

Las semifinales de los Play-offs de baloncesto están siendo enormemente atractivas con dos eliminatorias muy parejas y que por ahora siguen el mismo ritmo: victorias locales y un tercer partido con prórroga y con dos canastones finales imposibles.

Ante la previsible final de un Barcelona Lassa-Real Madrid, el Laboral y el Valencia quieren poner un poco de emoción y han conseguido ganar el tercer partido, aunque sea a base de un gran sufrimiento.

Ahora mismo hablamos de los cuatro mejores equipos de la liga con una enorme diferencia. Cuatro equipos entre los que hay pocas diferencias y ello se ha visto en sus enfrentamientos personales y en su trayectoria en las competiciones.

El Valencia empezó el curso intratable, con una racha de victorias impresionantes para al final de curso empezar a desinflarse. Por su parte, el Laboral fue el único capaz de meterse en la Final Four, demostrando su altísima capacidad competitiva. El Real Madrid ha tenido un empujón final en liga, mientras que el Barcelona ha mantenido cierta regularidad.

Hasta ahora el nivel de los cuatro equipos es muy alto y su baloncesto está siendo de lo mejor de la temporada. Veremos como acaba todo esto y si la final la juegan el primero y el segundo, o si se cuela algún invitado.

Final de Roland Garros: Muguruza a las puertas

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza

La hispano-venezolana tiene esta tarde el reto de ganar a Serena Williams, la dominadora del circuito y la máxima favorita para levantar otro Gran Slam e igualar a la mítica Stefi Graff.

Entre medias el recuerdo de la final de Wilbledom, la primera oportunidad que tuvo Muguruza para llevarse su primer grande. Hoy tiene la segunda gran oportunidad, pocos meses después, en un terreno en el que ya ganó hace dos años a la americana.

En esta segunda ocasión, seguramente saldrá menos miedosa, más motivada y confianza para birlarle a la americana el título.

Garbiñe Muguruza es en cierta forma heredera de Arancha Sánchez y Conchita Martínez, las dos tenistas españolas más grandes de la historia. Ella es el relevo, tras muchos años de no contar con una jugadora capaz de aspirar a un gran Slam.

Confiemos en que esta tarde pueda batir a Serena Williams.

Santiago Bernabéu, presente 38 años después

Hoy, 2 de junio, hace 38 años que falleció Santiago Bernabéu, el auténtico creador del Real Madrid como club ganador y moderno, y el impulsor de la competición de fútbol anual más importante del mundo, la Champion League.

Santiago Bernabéu en la sala de trofeos

Santiago Bernabéu en la sala de trofeos

Ahora que el Real Madrid ha ganado su undécima Copa de Europa, podemos decir con tranquilidad que su legado sigue vivo. Aún así, con él de presidente el club blanco ganó una Copa de Europa más. Hasta seis. Las de blanco y negro. Las cinco siguientes se han jugado con todos los colores y calidad posibles.

Muchas gente y algunos madridistas no saben hasta qué punto la figura de Santiago Bernabéu fue gigantesca. Mucha propanganda en su contra ha podido dejar una idea diferente a la realidad.

Lo primero de todo que hay que decir es que Bernabéu fue jugador y entrenador antes de presidente. Y siempre entregado al club. Ese fue su común denominador durante muchos años; la defensa del club. Y lo hizo también por cierto contra la dictadura franquista, a la que se enfrentó en varias ocasiones.

Y luego está su capacidad visionaria. Esa con la que revolucionó el fútbol creando primero una competición intraclubes, y después fichando a los mejores jugadores y permitirles jugar en un gran estadio. Su visión iba más allá, y ya varias décadas antes que el actual presidente, Bernabéu pretendía la construcción de un nuevo estadio.

Su legado sigue muy vivo y hoy más que nunca.

La historia y la undécima es del Real Madrid

El Real Madrid celebrando el título

El Real Madrid celebrando el título

El Real Madrid se convirtió ayer por la noche en el equipo con más Champion League de la historia (5), y con 11 trofeos ya nadie puede decir que sus Copas de Europa son en blanco y negro. La undécima deja al Real Madrid con más Champion que dos equipos como el Bayer de Munich o el Barcelona, y cuatro más que un Milán que pasará mucho tiempo antes de que vuelta a la élite.

Y este es precisamente el rasgo diferencial del Real Madrid, que independientemente de las circunstancias, siempre acaba ganando. Tras un comienzo de temporada malo, en el final de la misma, ZIdane ha conseguido revertir lo que parecía un fracaso. Con sufrimiento, como el partido de ayer, del que el Real Madrid es merecedor de la gloria.  La bilis antimadridista aparece como nunca en mil formas posibles, de gente incluso de otros equipos; lo que vuelve a demostrar la grandeza blanca.

No fue una victoria fácil, pero sí merecida. Fueron 120 minutos y una tanda de penaltys pero en el global del partido el Real Madrid atacó más y mejor. En la primera parte, los de Zidane salieron dominantes, combinado bien el balón, con un gran Kroos y un espectacular Bale. La llegada del gol de Ramos (otra vez Ramos) en el minuto 14 no creó una clara reacción atlética, y el Real Madrid siguió controlando la pelota, con huecos excepcionales en la defensa rojiblanca, pero sin saber aprovecharlos.

Tardó mucho el Atlético de Madrid en reaccionar y solo lo hizo a través de varios  disparos lejanos de Griezman. Y así finalizó una primera parte en la que el Real Madrid debió ir a por el 2-0, pero que no lo hizo. Esa relajación o sentimiento de superioridad es el gran problema de este equipo.

Y así, en la segunda parte, el Atlético de Madrid atacó con una poco más de fe. No llegaron las ocasiones claras, pero sí la sensación de que el Real Madrid había bajado el nivel de intensidad. La salida de Carrasco fue determinante: primero contra Carvajal y después contra Danilo. El belga fue el mejor atlético en esos 45 minutos, y suyo sería el gol. Pero antes, el Real Madrid tuvo dos ocasiones clarísimas de gol: un mano a mano de Benzema y una ocasión doble de Cristiano Ronaldo y Bale.

A partir del gol rojiblanco al Real Madrid le sostuvieron los 3 cambios: Danilo, Isco y Lucas Vázquez y un Casemiro absolutamente imperial. El brasileño se graduó en el mejor escenario como un mediocampista gigante. Aportó 22 recuperaciones, pero sobre todo fue su constante presencia física con un Real Madrid roto. Los cambios de Zidane llegaron por una vez demasiado pronto. El francés quiso ir a por el partido con el cambio de Isco por Kroos y de Lucas por Benzema pero se encontró minutos después con el gol. Y además no tuve en cuenta el mal estado físico de Cristiano Ronaldo.

Lo de Cristiano Ronaldo merece un análisis aparte. Durante casi 120 minutos apenas apareció y prácticamente jugó la segunda parte y toda la prórroga andando. Claramente no podía físicamente. Aún así, no fue cambiado. Una irresponsabilidad por su parte, jugar una final lesionado y no poder aportar al equipo. También de Zidane, que además de alinearlo no lo cambió. Es cierto que después marcó el penalty decisivo, pero si no hubiese jugado y sí otro jugador fresco, es probable que no se hubiese tenido que llegar a esa prórroga.

Pero si por el lado blanco los cambios se hicieron mal, también por el lado rojiblanco. Simeone no debe confiar mucho en sus suplentes, porque con el Real Madrid fundido, con 8 y medio, con Bale cojo y Cristiano sin moverse y Modric fundido, Simeone hizo los dos cambios que le quedaban muy tarde. Dos jugadores frescos al inicio de la prórroga podrían haber cambiado el partido.

Y por momentos, con el equipo de Zidane exhausto, con 9 jugadores, fue el equipo que más y mejor atacó y remató 6 veces por solo 2 del Atlético. Pero el cansancio de ambos se notó demasiado y ambos equipos se conformaron con los penaltys.

En la ronda de penalty tengo que destacar sobre todo la valentía de Lucas Vázquez. Un canterano de los buenos, humilde y valiente. Tiró su primer penalty sin titubeo. Y el resto es historia.

Arbeloa deja el equipo de su vida con una Champion y con un bonito homenaje a un madridista fallecido, y Simeone insunúa su marcha en una rueda de prensa elegante.

A partir de ahora, el Real Madrid volverá a buscar la siguiente, la duocécima, en un incesante intento por ser siempre protagonista en la Copa de Europa. Y el Atlético de Madrid quizá vuelva el año que viene o tenga que esperar muchos más años, como aquel Valencia que perdió también dos finales consecutivas.