Los hermanos Gasol, titulares en el All Star

Pau y Marc Gasol acudirán como titulares al All Star americano, un auténtico hito en la historia del baloncesto español, pero también mundial por contar entre los mejores baloncestistas del mundo con dos hermanos.

 Hace tiempo que Pau Gasol es reconocido como uno de los mejores pivots de la liga y uno de los grandes jugadores europeos en impactar en la NBA. Solamente Nowitski ha tenido un reconocimiento superior. Ahora, ambos ya con los años a cuestas su prestigio de tantos partidos sigue vigente aunque su rendimiento parecía decaer.

 Pero ha sido llegar a los Chicago Bulls y rejuvenecerse por completo el ánimo y el juego de Pau. Ahora mismo es uno de los claros líderes del equipo, con mejores promedios que los últimos años, recordando al mejor Pau. Su premio el All Star.

 En el caso de Marc, el premio le llega por primera vez en su carrera, tras ya muchos años en la NBA destacando como un pivot dominante pero sin los números y el liderazgo que detente en esta campaña. Han sido muchos años en un equipo sin demasiadas aspiraciones como los Grizlies, algo que siempre marca el rendimiento individual. Por fin este año aspiran a todo, con Marc como estrella del equipo.

 Su carrera no ha sido fácil, siempre a la sombra de su hermano, el extraterrestre, como le llamaba Andrés Montes, un jugador absolutamente superlativo que con 19 años hacía al Barcelona campeón de liga, llegando a la NBA como draf número 3. Pero Marc, con los años ha aprendido a vivir esa situación, creando su propio estilo de juego, curtiéndose bajo los aros y mejorando año a año, hasta su explosión definitiva en esta campaña.

 Supongo que para ambos será super especial jugar frente a frente en un partido así. Los dos representan lo mejor del deporte español y del baloncesto: talento, trabajo, ambición, humildad…Valores que comparten con otros fenó menos españolesy sobre todo con el número 1 del deporte español, Rafael Nadal. Enhorabuena a todos ellos!

Sin concentración no hay victoria posible

Si tienes que remontar un 2-0 contra uno de los equipos más rocosos y defensivos y te dejas meter un gol en segundo 50 mal asunto. Y si después repites la jugada en la segunda parte, mucho peor.

Con todo, lo curioso es que solamente un equipo como el Real Madrid es capaz de hacer creer a la gente que se podía remontar, no ya el 2-0, algo factible, sino el 0-1 y hasta el 1-2. Si algún equipo sabe de remontadas y de épica ese es el Real Madrid.

Y con ese espíritu jugó gran parte del partido, especialmente en la primera parte, atacando con absolutamente todo menos el portero. El ataque total frente a la defensa total. ¿El resultado? Empate, o lo que es lo mismo para lo que le concernía al Real Madrid, la victoria de la defensa por encima del ataque.

El Atlético de Madrid tiene talento defensivo o lo es lo mismo, saben posicionarse y dominan los conceptos tácticos, mientras que el talento del Real Madrid es puro talento atacante. Pero en el fútbol además de talento y condición física, se necesita concentración. Sin ese elemento, dos errores de Pepe y Ramos al alimón, dilapidan una eliminatoria. Como errores fueron el penalty de Ramos y el cabezazo de Gimenez en el Calderón.

Los errores en una elminatoria de 180 minutos son claves y equipos como el del ‘Cholo’ Simeone lo aprovechan al máximo. Durante la última temporada y media el Real Madrid ha utilizado su talento y su motivación y también la concentración. Pero esto último ha desaparecido en las últimas derrotas blancas.

Perder esta eliminatoria de octavos de final de la Copa de Rey no es en sí mismo grave sino fuese porque vuelve a demostrar que ese Real Madrid se bloquea contra el Atlético de Madrid. Empieza a parecerse al síndrome Federer contra Nadal, o más cercano aún, al del Barcelona contra el Real Madrid de Mourinho.

La lectura positiva es que el equipo se ahorra el desgaste de los próximos partidos, aunque un equipo como el Real Madrid debe estar diseñado para competir y ganar en todas las competiciones. Y quizá aquí llegue la crítica a Ancelotti, poco acertado en las rotaciones, demasiado dependiente de sus titulares. Y más cuando jugadores como James o Benzema o el propio Cristiano Ronaldo no están mostrando su mejor versión.

El único jugador del Real Madrid que ha sobresalido de verdad en todos estos partidos es Isco. Y de una manera portentosa, moviéndose por derecha e izquierda, regateando, asistiendo, liderando. Su peso en el equipo ahora mismo es brutal y Carlo podría incluso plantear su reubicación para que esté más cerca del área y el equipo juegue para él, entendiendo que la manija ofensiva en el área debe ser suya.

Ahora toca concentrarse en liga hasta los primeros cruces de Champion League, pero Carletto debe saber que muchas eliminatorias serán como las de ayer. El propio Atlético de Madrid o el Chelsea impondrán ese juego. Y equipos como el Bayern de Munich o el PSG  obligarán también al equipo a jugar al máximo nivel. Sin concentración máxima durante 93 minutos no habrá undécima.

Cristiano Ronaldo, ¿balón de oro?

Cristiano Ronaldo afronta su 6 temporada en el Real Madrid con la tranquilidad de quien sabe que ha cumplido el objetivo para el que fue fichado, superando incluso las expectativas que depositaron en él.

Incluso, quizá por primera vez en toda su vida deportiva, Cristiano Ronaldo ha cumplido sus propias expectativas. La necesidad de ser el mejor ha sido en el astro portugués una constante. Ese ha sido siempre su motor, su razón de ser, toda su motivación.

Ese ansia le llevó al Sporting de Lisboa, lejos de su familia,  después al Manchester United, en su primer gran salto a la élite. Con 18 años y coste de traspaso de 17 millones

En su primera temporada marcó 6 goles y dio 7 asistencias entre todas las competiciones para acabar 5 años después como campeón de la Champion League y balón de oro. En ese momento el portugués lograba su objetivo de ser el mejor del mundo. La irrupción de Messi y del Barcelona de Guardiola le privó de ganar de manera consecutiva su segunda Champion League.

A pesar de lo cuál, en el 2009 recaló en el Real Madrid, en la boca del lobo, en el mejor momento del Barcelona. A partir de ahí tuvo que ver como Messi se llevaba 4 balones de oro de manera consecutiva, con el siempre en el segundo puesto(a excepción del año 2010)

A pesar de que en esos años Cristiano Ronaldo ayudó al Real Madrid a recuperar su sitio en Europa  a volver a ser competitivo, liderando la liga de los records y logrando números extraordinarios, siempre pareció un paso detrás de Messi. Hasta el año pasado.

Su segundo balón de oro coincidió con el mejor Cristiano Ronaldo. Con 29 años, Cristiano logró la temporada pasada la marca única de 17 goles en Champion League, el pichichi español, con 30 goles en 31 partidos, y la bota de oro compartida con Luis Suárez. Con un balance de 51 goles en 47 partidos, en las tres competiciones que disputó el Real Madrid (Champion League, Copa del Rey y Liga), el desempeó del portugués incluyó también 19 asistencias.

Solamente su lesión de final de temporada le impidió jugar en mundial en plenas condiciones y hacer una final de Champion League especialmente reseñable.

Pero eso ya daba igual, porque Cristiano Ronaldo era campeón de Europa  finalmente, justificando su fichaje por el Real Madrid y coronándose él como el mejor jugador del equipo.

En la segunda temporada de Carlo Ancelotti, con el equipo en estado de gracia, Cristiano Ronaldo sigue queriendo ser el mejor del mundo, pero quiere hacerlo disfrutando. Han sido muchos años para lograr el reconocimiento total que muchos le negaron. Una década como profesional y muchos años anteriores entrenando muy duro para lograr dominar todas las artes futbolísticas.

Ahora, Ronaldo es ese jugador ya veterano, que pronto cumplirá 30 años, pero en plena plenitud física y mental, sin necesidad de demostrar nada a nadie tras ganar todos los títulos a nivel individual y colectivo(siempre le quedará pendiente el mundial, seguramente como a Messi)

Con un inicio demoledor en liga con 26 goles en 17 partidos, Ronaldo será por segundo año balón de oro , esperando repetir además títulos colectivos.

Mini crisis en el Real Madrid

El Real Madrid ha empezado el año con dos derrotas que indican un ligero cambio de rumbo en el equipo. Puede ser el efecto del parón navideño, el cansancio acumulado de los jugadores o la normal relajación que viene después de una importante racha de victorias.

 Lo cierto es que ambas derrotas han tenido como común denominador un mayor desempeño de los rivales, más motivados y más físicos que el Real Madrid. Al equipo blanco le ha faltado fuerza en muchos momentos pero también dominio real del encuentro e incluso oportunidades claras.

 En este momento de agotamiento destaca el mal papel de  jugadores como Bale, Benzema, James e incluso Cristiano Ronaldo. Contrasta con el excepcional momento de Isco, verdadero motor del equipo en este momento, por encima de un Kroos que parece acusar el fulgurante comienzo de temporada.

 En todo caso, la temporada es larga y la clave sigue siendo llegar al mes de marzo y abril en las mejores condiciones. Es cierto que igual para ese momento el Real Madrid ya no disputa la Copa del Rey. Para hacerlo habrá de ganar al Atlético de Madrid haciendo un partido perfecto, sin encajar goles y siendo capaz de marcar tres goles. Algo difícil aunque no imposible. Los del Cholo han demostrado ser el peor rival posible para los de Ancelotti.

 A favor del Real Madrid jugará el hecho de que el Atlético de Madrid se juega este fin de semana un partido a cara de perro en el Camp Nou contra un Barcelona que querrá minimizar su crisis. El Real Madrid en cambio juega contra el Español en un partido a priori sencillo.

 Para superar esta mini crisis el técnico italiano va a necesitar motivar a los jugadores y conseguir de los suplentes como Jesé o Khedira sus mejores aportaciones. Si las consigue y además los titulares vuelven poco a poco, volveremos a ver al mejor Real Madrid.

Juego de Tronos: Luis Enrique versus Messi

La derrota del Barcelona ha supuesto para el Barcelona mucho más que la pérdida de tres puntos. Tras varias semanas con el equipo con dudas, finalmente todos los conflictos sin resolver han estallado a la vez.

 Decía al principio del año que tanta victoria consecutiva del Barcelona era un mero espejismo. Al final se trataba de saber si Luis Enrique lograría volver a convencer a los jugadores para ser competitivos o si los pesos pesados lograrían imporner como en los dos años anteriores sus interes.

 Y entre esos pesos pesadas nadie como Messi. El argentino muestra su autoridad constantemente a través de gestos. El ha traspasado jugadores y ha fichado entrenadores. Algo que en un ambiente de victorias y títulos podía consentirse y más si su labor era esencial. Pero en un equipo sin títulos en el último año y pendiente de volver a ser competitivo que Messi mande más que el entrenador y el presidente es peligroso.

 Y así, la directiva del Barcelona se encuentra con la dicotomía de seguir apostando por un entrenador avalada por el anterior Secretario Técnico, despedido, o darle la razón a un jugador como Messi. Lo segundo supondría despedir a Luis Enrique y confiar en la autogestión de la plantilla con otro entrenador títere como el Tarta Martino o cualquier otro.

 La apuesta de Luis Enrique era arriesgada porque estaba avalado por una junta sin legitimidad y porque  los nuevos fichajes necesitan tiempo para adaptarse.  La gestión del asturiano ha dejado de ser buena en cuanto los resultados no han acompañado. Lo que antes era una apuesta por la cantera, Munir, o un necesario toque de atención a jugadores conflictivos, ahora son alineaciones erráticas.

 Veremos como acaba el conflicto pero parece claro que al Barcelona le quedan varios meses de conflictos. Cualquier solución parece mala. Vender a Messi, si es que hay algún club dispuesto a pagar su elevadísima ficha y un traspaso millonario, sería conflictivo socialmente y le haría perder a su mejor jugador sin poder fichar además hasta el 2016. Despedir a Luis Enrique supone volver a empezar de cero y quedarse con un jugador como Messi que ha bajado su rendimiento con respecto a otros años. Y eso con una junta directiva en duda constante, con la sombra de Laporta y con varios escándalos en su haber.

 Parece que a este Barcelona como a aquel Real Madrid de los galácticos le esperan años difíciles. Y es que al final, en el fútbol solo importa que la pelota entre.

El mejor equipo del mundo

El Real Madrid se coronó nominalmente como mejor equipo del mundo, aunque ya lo era por el mero hecho de ganar el torneo más prestigioso e importante del fútbol, la Champion League. Este Mundial de Clubes no deja de ser un invento de la FIFA con mucha más importancia para aquellos países no europeos, que tienen la oportunidad de reivindicarse.

 Como se ha visto durante el torneo, la diferencia entre el Real Madrid y cualquier de los 8 cuartofinalistas de la Champion League es grande con respecto a todos estos campeones de continente.

 En todo caso, el partido contra el San Lorenzo sirvió de nueva prueba para constatar la solvencia de este Real Madrid. Sin jugar brillantemente, como en los últimos 3 o 4 partidos, es capaz no obstante de sacar los partidos adelante sin demasiado esfuerzo.

 Con Kroos el Real Madrid ha incorporado su mejor fichaje en lo que va de década, comprando no solamente a un mediocampista, que ha mejorado enormente la circulación del balón e igualado casi todas las prestaciones de Xabi Alonso, sino también a un excelso sacador de corner. Con los rematadores actuales, a saber, todos los centrales más Bale y Cristiano Ronaldo y el saque de Kroos se generan en importantes oportunidades. Los corner son medio goles como en Inglaterra y como tal los empieza a percibir el rival.

 Este equipo de Ancelotti maneja el contragolpe con 3 delanteros como Bale, Cr7 y Benzema, el control de juego con jugadores como Kroos, James e Isco(y Modric cuando juega) y tiene además armas como el tiro a distancia o el corner. Si a eso se le suma voluntad para defender en equipo y motivación, el resultado son 22 victorias consecutivas , dos títulos en esta segunda temporada y un muy buen panorama por delante.

 Queda por ver si el equipo aguantará el ritmo y si Ancelotti será capaz de introducir cambios significativos sin que se note en demasía la baja de los titulares, como sí ha pasado en el caso de Modric. Jugadores como Jesé, Chicharito, Khedira, Coentrao o Illarra deberían restar minutos a los titulares.

 Lo que toca ahora es disfrutar del “campeonato mundial” y esperar que el equipo vuelva a tope en el 2015, con dos enfrentamientos difíciles contra el Valencia en liga y contra el Atlético de Madrid en Copa del rey.

EL SORTEO DE LOS OCTAVOS DE LA CHAMPION LEAGUE

El sorteo de la máxima competición europea deja unos interesantes cruces que claramente dificultan al Barcelona y benefician sobre todo al Real Madrid y en menor medida al Atlético de Madrid.

Los blancos vuelven a visitar al Shalke, equipo que fue vapuleado el año pasado, y uno de los más flojos del bombo a pesar de ser alemanes. Adicionalmente, a los de Carlos Ancelotti les beneficia el calendario puesto que tendrán en esas fechas que enfrentarse con el Barcelona y lo hacen con toda la semana para preparar el partido, cosa que no tendrán los de Luis Enrique.

En esa semana del 18 de febrero el Barcelona se puede estar jugando la liga y la Champion League. En liga ante un Real Madrid que buscará seguir incrementando la ventaja de puntos(veremos si en estos 2 meses la mantiene, incrementa o pierde) y en Champion League, ante un rival que a pesar de no ser competitivo en esta competición, no deja de tener grandísimos jugadores.

Estamos ante el Barcelona más dubitativo de los últimos años y este año el Manchester City querrá hacer un papel más digno que el año pasado, en el que perdió los dos partidos.

El Atlético de Madrid, no olvidemos que es el subcampeón de Europa, se enfrenta al bayer Leverkusen, equipo que marcha tercero en la Bundesliga, aunque ya sin opciones de disputarle el título al todopoderoso Bayern de Munich. El problema para los del cholo será el tener que disputar la eliminatoria como favoritos y por tanto tener que dominar ambos partidos.

Como duele estelar un Chelsea-PSG, que visto lo visto nos da a los de Mourinho, siempre super competitivo como favoritos. Al PSG le pasa como al Manchester, y a pesar de tener grandísimos jugadores, siempre le acaba faltando cuajo competitivo en las grandes oportunidades.

Borussia de Dormunt-Juventus es otro duelo bonito, que me trae al recuerdo aquella final de la Copa de Europa que ganaron los alemanes 1-3. Ahora, a pesar de que se enfrentan primero contra segundo, los italianos son favoritos, viendo las dificultades del Borussia en la liga doméstica.

El resto de duelos deja un interesante Arsenal-Mónaco, un aburrido Oporto-Basilea y un desequilibrado Bayern-Shaktar. Todo ello, por supuesto, a la espera de algún sorpresón, porque al final, esto es fútbol.

Victoria sufrida del Real Madrid


El 1-4 ante el Almería tiene algo de engaño porque el Real Madrid no fue tan superior  como en los últimos partidos ni demostró control de juego ante un Almería voluntarioso que falló un penalty con 1-2 en contra.

Sin duda la baja de Modric, el mejor centrocamposta del mundo junto con Kroos, y la baja en menor medida de James, se han notado a la hora de buscar mayor control de la pelota y mayor claridad. No es que la labor de Illarramendi o isco haya sido mala, pero ambos tienen en ese factor en concreto menos control. Eso sí, el malagueño abrió el marcador con un auténtico golazo.

El resto de partido recordó al Real Madrid de las primeras jornadas, menos junto, perdiendo más balones(incluso Kroos los perdío) y concediendo más espacio al rival. En ese caos apareció la BBC primero en el 1-3 y luego Carvajal que realizó una jugada espectacular.

Es lo sorprendente de este Real Madrid, que con poco puede hacer 4 goles. Igual que Ronaldo, que sin realizar su mejor partido marcó 2 goles. Son 25 ya para él, en 13 jornadas y en 12 partidos disputados. Números de antaño, de un jugador total.

Y los de Ancelotti también siguen sumando victorias consecutivas, su 20, para mantener el liderato y para afrontar con tranquilidad un trofeo como el Mundialito de Clubes, que da prestigio y dinero(4 millones de $ para el campeón). Para ello, el técnico italiano deberá intentar recuperar a sus jugadores, visiblemente fatigados y meditar introducir a alguno de los suplentes para aportar más frescura.

 

Record conseguido, pasemos página

El Real Madrid superó el record de victorias consecutivas que había establecido el Barcelona de Rijkaar, tras vencer en un cómo partido al meritorio Ludogorets. Son 19 las victorias aunque ni ese dato ni el del máximo goleador de la Champion League debería ser el principal foco de interés.

 Lo único que debería importar a los de Ancelotti es llegar con todas las opciones de títulos intactas a marzo, y para eso va a necesitar a todos los jugadores en óptimas condiciones.

 Por eso, que estos partidos los jueguen jugadores como Cristiano Ronaldo o Kroos, me parece un riesgo excesivo. ¿Alguien sabía que el Coritiba tenía el record de victorias consecutivas en la historia del fútbol? ¿interesa más el record del pichichi o levantar la undécima Champion League?

 Los records por sí mismos no se deberían perseguir y no deberían obsesionar ni al Real Madrid ni a Cristiano Ronaldo. De lo contrario  se desvirtúa el juego del Real Madrid, que ya no ataca para marcar goles sino para que los marque Ronaldo.

 El portugués ha conseguido su record como fruto de la labor del equipo y de su propia ambición goleadora, pero no porque el equipo se supedite a sus records. Si el Real Madrid, en la búsqueda de los títulos logra records por el camino, bienvenido sea, pero en ningún caso debe convertirse en un objetivo por sí mismo.

 No quiero ni imaginar lo que habría pasado si en el partido de hoy se hubiese lesionado el imprescindible Kroos o Cristiano Ronaldo. Por fortuna, no ha sido así, pero por favor limiten los riesgos y usen a la cantera y al resto de jugadores.

Los insultos y el expediente sancionador al Real Madrid

El fútbol no deja de ser algo primitivo, un vestigio del circo romano que a su vez era un entretenimiento de las masas que debía de tener su fundamento en ancestrales juegos y divertimentos más primitivos aún. Y es que como seres humanos no dejamos de ser animales, sociales y con intelecto, pero animales.

 Y ahí entra el fútbol para saciar parte de  esa necesidad humana y animal al mismo tiempo. Un deporte básico que entretiene a la plebe y a las masas. Ahora un deporte hiper profesionalizado y regulado, pero que mantiene su esencia más antigua en aspectos tales como la rivalidad entre pueblos o ciudades y la identificación de unos colores.

 Dentro de esas esencias que son las que a la postre logran que millones de personas sigan atentos lo que pasa durante un torneo de nivel mundial, se encuentra la animación del equipo pero también la búsqueda de cánticos para desconcentrar e intimidar al rival. Eso que llamaron miedo escénico, siempre ha incluido los gritos de la hinchada rival como método de apoyo al equipo y descalificación del rival.

 No creo que cuando alguien le cante al portero aquello de ‘la puta de cabaré´o realice algún otro cántico busque faltarle al respeto y denigrar al futbolista. El objetivo es desconcentrarle e intimidarle en cierta manera. Y ahí es cuando se distinguen a los grandes futbolistas que ante ese ambiente se crecen y los que se empequeñecen.

 Y si me preguntan, tampoco creo que los cánticos tengan nada que ver con que se reúnan dos grupos de ultra para pegarse y matarse. Porque si así fuese, el nivel de violencia en nuestros estadios serían absolutamente inaguantable, cosa que desde luego ahora no se percibe.

 El fútbol como deporte que mueve pasiones tiene esa parte donde incluso los futbolistas se insultan entre sí. Al rival pero a veces también al propio compañero que no te pasa el balón o que ha cometido un error. Y ese mismo insulto es el que se utiliza en los estadios.

El sancionar al  expediente al real Madrid suena a medida ejemplarizante utilizando al mejor club del mundo, en una medida claramente populista. Porque de otra manera, resulta imposible evitar que uno o dos personas insulten y griten en estadios con más de 50.000 espectadores.

¿Y quién determina que es un insulto y que no? ¿Un Comité especialista en lenguaje español? ¿Habrá informadores en todos los campos, pendientes de cualquier insulto?

Quizá todo acabe en absurdos y patéticos Cánticos pero lo que está claro es que la sanción al Real Madrid o es aislada o la Liga acaba de abrir un melón difícilmente de cerrar.