Real Madrid -City: empate sin goles

Manchester City -Real Madrid

Manchester City -Real Madrid. Fuente: Angel martínez

El Real Madrid salió del Etijad Stadium con un empate a cero goles. No es el mejor resultado pero tampoco es el peor. Y eso mismo podría pensar Pelegrini, que sabe que empatando a goles en el Bernabéu está en la final de Milán. Al Real Madrid le basta con una victoria por la mínima, algo mucho más sencillo que remontar un 2-0.

Así que en cierta manera todos contentos con un partido que fue un primer tanteo entre dos equipos con estilos similares. La primera parte fue bastante aburrida, con mucho equipo plano por parte de los dos equipos, mientras que la segunda parte fue lo contrario. Se rompió el partido mediada la segunda parte, y empezaron a llegar las ocasiones, especialmente del Real Madrid. Los de Zidane tuvieron tres claras: el cabezado al larguero de Jesé, la de Casemiro con paradón de Hart y el tiro al muñeco de Pepe a bocajarro.

El City en cambio creó pocas ocasiones de peligro real, aunque por momentos daba sensación de peligro con De Bruyne y el Kun Aguero. Pero la defensa, especialmente Pepe que estuvo espectacular, neutralizaron al equipo de Pelegrini.

En el Real Madrid me gustó ademas Casemiro, Lucas, Bale y Modric, especialmente en la segunda parte. No podemos olvidar que el equipo blanco jugó sin sus dos máximos goleadores: Cristiano Ronaldo y Benzema. Dos bajas que se tienen que notar a la fuerza.

Y aquí es cuando hay que criticar a los responsables del equipo por la gestión de la plantilla. A final de temporada de nada nos servirá a los madridistas la bota de oro de Cristiano Ronaldo, si no se logra ningún título.Tampoco sirve el balón de oro. Cristiano ha jugado todos los minutos de todos los partidos, excepto el pasado de liga y este de Champion. Y todo por no querer renunciar a uno o dos goles en los minutos de la basura.

Esos 15 minutos de descanso, habrían sumado en todos estos partidos 500 o 600 minutos en total, que para un jugador de 31 años son muchos minutos de descanso. Y en cambio, Cristiano lo ha jugado todo, sin excepción. El ejemplo más tonto es el de su lesión contra el Villareal. Con el rival ya vencido con 3-0 y a una semana de un partido crucial, Cristiano jugó hasta el minuto 90, y se lesionó al intentar una chilena. Seguramente un jugador de 22 años se lo podría permitir y otro jugador sin la importancia de Cristiano Ronaldo. Pero no él.

Quizá habría que plantearse el futuro sin un jugador como el portugués. Aunque eso es otro tema y lo que toca es pensar en la vuelta.

Etijad Stadium: parada obligatoria hacia la Undécima

El Real Madrid se juega esta noche en el Elijad Stadium parte de su pase a la final de Milán. Espera un Manchester City inédito en semifinales de Champion League y por tanto, con muchas ganas de hacer un gran papel.

Los jugadores del Manchester City celebrando la victoria

Los jugadores del Manchester City celebrando una victoria

No es fácil llegar a semifinales pero mucho menos hacerlo a la final y quien piense lo contrario que vea las últimas cinco ediciones del Real Madrid. Incluso cuando todo parecía fácil contra el Borussia de Dormund, el equipo acabó haciendo un partido desastroso en la ida (4-1), perdiendo todas las opciones de pasar.

Por tanto, no perderé ni en minuto en minusvalorar al rival y sí en señalar sus virtudes y lo importante de llevarse un resultado positivo de allí. El Mancheter City es un equipo con grandes carencias defensivas pero muchas virtudes ofensivas. Una derrota o un resultado que obligue al Real Madrid salir al ataque en el Bernabéu es muy peligroso. Porque si algo tiene el equipo de Pelegrini es contraataque. Con el Kun, la velocidad de Navas y la calidad de Silva y De Bruyne esa es una de las grandes armas de este equipo. Por tanto, en ningún caso, los de Zidane deben resguardar la defensa.

Defensivamente, Fernandihno es el Casemiro de los de Manchester. Junto con Fernando son indispensables para evitar que el equipo no se rompa por completo. En este sentido les ocurre algo similar a los del Real Madrid. Por eso, el control del medio del campo puede ser crucial para controlar el partido.

Las dudas blancas residen en la capacidad física de Cristiano Ronaldo, Benzema y Carvajal, si juegan. El Manchester sabe que estos van a ser los 90 minutos más fáciles de la eliminatoria. Con el público volcado, el partido va a ser muy exigente, sobre todo en los primeros 25 minutos. La capacidad del Real Madrid para controlar el tempo del partido se antoja nuevamente clave. Jugadores no faltan para ello, y aquí deberán dar un paso hacia adelante Kroos y Modric.

La mayor ventaja del Real Madrid es la experiencia de todos sus jugadores en este tipo de partidos. Aunque evidentemente el Machester City no es precisamente un equipo de jóvenes, aunque pudieran pagar la presión de la Champion.

Nadal está de vuelta

Nadal está de vuelta, al menos en lo que se refiera a la temporada de tierra de batida. Con dos títulos en el último mes, el prestigioso Master 1.000 de Montecarlo y la victoria de ayer en el Conde Godó se confirma que el de Manacor ya vuelve a parecerse al jugador que conquistó innumerables trofeos.

Nadal saluda a Nishikori

Nadal saluda a Nishikori

Tres años después vuelve a levantar el Conde de Godó, precisamente ante el campeón de los últimos años, Nishikori, sexto jugador del ranking. Y dos años después también logró volver a levantar un Master 1.000 y lo hizo eliminando a algunos de los mejores jugadores del ranking, como Wawringa(4) , Murray (2) y Monfils (14).

Con ambos registros iguala el récord de títulos en tierra de batida de Guillermo Villas, uno de los grandes jugadores de la historia en esta superficie. Aunque la gran diferencia entre los dos ha sido que Nadal ha logrado adaptarse a otras superficies y ganar Gran Slams en todas ellas.

Le queda pendiente eliminar a su bestia negra de los últimos tiempos, el serbio, Djokovic, prácticamente intratable, aunque algo más vulnerable sobre tierra batida. Si Nadal había perdida el año anterior contra casi cualquier jugador del top 10, ahora se le ve una solidez que hace pensar que únicamente el serbio y quizá Federer, le pueden ganar.

Queda el Roland Garros en junio y previamente los Master 1.000 de Madrid y de Roma, otros dos trofeos de arcilla donde podemos comprobar la mejoría de Nadal. Sin duda su aspecto de ayer y del último mes se parece mucho a su mejor versión. Incisivo en los golpes, bien físicamente, pero sobre todo con la mentalidad de gran campeón que le hizo grande.

Confiemos en volver a disfrutar del mejor Nadal. Pasarán muchos años y varias décadas antes de volver a tener un jugador español entre los más grandes del tenis, con la capacidad de Nadal.

 

 

 

La liga se lucha entre tres

El Real Madrid mantiene sus opciones de ganar la liga aunque ayer hizo méritos durante 30 minutos para lo contrario. Recordó mucho a otros partidos en los que el equipo se dejó llevar.  Esa relajación tan nefasta que ha provocado que a estas alturas el equipo depende de otros para el triunfo liguero.

La apuesta de Zidane con varias rotaciones fue arriesgada. A la baja de Cristiano Ronaldo y Casemiro, dos jugadores muy importantes ofensiva y defensivamentente, de manera respectivo, se sumó la de Carvajal, a años luz de Danilo, y la de Ramos. Y adicionalmente, con la lesión de Benzema, otra más. Así que jugaron 4 o 5 no habituales.

Pero los salvadores fueron Bale, que es un habitual, y que ha sido tan cuestionado como Cristiano Ronaldo en sus primeros años, y Lucas Vázquez, un canterano al que le debe faltar glamour, pero le sobra coraje, madridismo y también calidad. El galés lideró al Real Madrid con dos goles. Justo lo que se le pide. Un testarazo soberbio que dio esperanzas al equipo con el 2-1 y el definitivo 2-3, robando un balón y definiendo por el costado izquierdo, su mejor perfil.

Y luego está lo de Lucas, que salió en la segunda parte pero que fue un jugador importantísimo. No solamente por su gol, de pura fuerza y ganas, porque debía ser el más bajito del campo como para rematar ese balón. También ayudó en defensa y puso inteligencia a la hora de resguardar el balón.

Zidane solventó la papeleta pero a estas alturas debería saber de la importancia de Casemiro, de la necesidad de apostar siempre por Lucas Vázquez antes que por Jesé, o de Carvajal en vez de por Danilo.

Cada partido de los restantes van a ser así de sufridos y al Real Madrid no le van a regalar 3 penaltys y 2 goles ilegales. Si fuese así de sencillo nos habríamos evitado el sufrimiento de ayer. Tiene más mérito, es cierto, pero la injusticia luego no se recuerda y solamente queda quien levantó el título de liga. Y si finalmente lo hacen los azulgrana, nadie recordará la liga de los 19 penaltys (por ahora), uno cada dos jornadas, el récord de la liga en toda su historia.

Solamente por eso, este F.C Barcelona no merece ganar la liga. Una liga que según Simeone estaba peligrosamente preparada para el Real Madrid. Se equivocó el argentino de club, y si no acaba levantando el la liga, seguramente se acuerde de su error. Mientras, el Atlético de Madrid seguirá luchando sus victorias, casi siempre por la mínima, y no con el fútbol más espectacular. Pero el estilo tampoco se recuerda cuando se ganan las ligas.

El Real Madrid sigue en la carrera de la liga

El Real Madrid hizo uno de sus mejores partidos ante el Villareal y a falta de 4 partidos para el final de la liga todo sigue abierto. Una derrota o un empate dejaría a cualquiera de los equipos fuera de la carrera para el título de liga. Y en los últimos 5 años solamente una vez han encadenado las 5 victorias el Real Madrid y el F.C Barcelona.

Parece que finalmente este Real Madrid ha encontrado su ritmo, aunque pudiera ser tarde porque el equipo ya no depende de sí mismo. Se nota en todo caso que el equipo está fresco y se aprecia en jugadores como Modric o Cristiano Ronaldo. Al final, el caso Cheryschev ha aliviado la carga física del equipo, aunque a cambio el club se ha quedado sin disputar una competición.

También influye en el juego del equipo la ilusión reciente tras los pinchazos sucesivos del F.C Barcelona, y el tener por fin a toda la plantilla disponible-casi-(lesión de Bale). Y hablando de lesiones, no sabremos hasta el medio día si finalmente Cristiano Ronaldo tiene una lesión o no. Lo que sí tengo claro es que un equipo como el Real Madrid no puede depender de la felicidad personal de un jugador para tomar sus decisiones. Y me explico.

Cristiano Ronaldo se retira lesionado

Cristiano Ronaldo se retira lesionado

Le preguntaron ayer en rueda de prensa a Zidane si se arrepentía de no haber cambiado a Cristiano Ronaldo antes, y dijo que sí. Y es algo que muchos nos llevamos preguntando mucho tiempo. Si la necesidad de tener a Cristiano Ronaldo es la de que pueda marcar su gol para que siga sumando de cara a la bota de oro, y así arriesgarse a su lesión, entonces los objetivos del club son erróneos. El objetivo del club y de sus jugadores son los títulos colectivos. Y por eso, cuando un jugador es suplente, debe entender que lo es porque hay otro jugador más capacitado.

Desde hace ya demasiado tiempo se vive por y para la felicidad de Cristiano Ronaldo y no al revés. El luso debería estar al servicio del Real Madrid, no lo contrario. Y así hemos visto como este año levantaba ufano su bota de oro, cuando el club no logró ningún título el año pasado.

Y en el caos que nos ocupa, si ahora, en el tramo final de temporada, se lesionase Cristiano Ronaldo por jugar minutos de más, minutos innecesarias, sería una gran irresponsabilidad.

También hay que preguntarse si el equipo puede afrontar partidos sin el portugués en el campo. Para algo hay una plantilla valorada en miles de millones, con algunos de los mejores jugadores del mundo. El equipo puede sobrevivir 30 minutos sin Cristiano Ronaldo y seguramente también 90 minutos. Lo contrario ha supuesto crear una dependencia hacia un jugador que condiciona a todo el equipo. Se juego por y para la felicidad del portugués.

Y eso hay que cambiarlo, porque como decía Santiago Bernabéu, por encima del club no puede estar nadie. Tampoco Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid cae en la Euroliga ante el Fenerbahce

El campeón de la pasada Euroliga, el Real Madrid cayó ante el Fenerbahce turco por 3-0, tras perder en casa. El resultado es duro y habla de la diferencia actual entre los dos equipos. La principal, la frescura de uno y otro equipo. Da la sensación de que el Real Madrid lleva nadando toda la temporada para ahogarse finalmente en la orilla, a las puertas de la Final Four.

Real-Madrid-Fenerbahce

Real-Madrid-Fenerbahce

Lo cierto es que toda la temporada ha sido un suplicio, especialmente la Euroliga donde el Real Madrid ha ido pasando hasta las siguientes rondas siempre al límite. Y cuando finalmente ha tenido un rival como los de Obradovic, ya no ha sido capaz de buscar las fuerzas de flaqueza.

Mientras que el Real Madrid jugó un partido el pasado domingo, los turcos llevan aplazados sus dos últimos partidos de liga. Sin duda, la diferencia física se notado, y no es que sea una excusa, es una realidad. Y así lo reflejan los porcentajes de tiro del equipo de Laso, pésimos durante estos tres partidos contra los turcos.

El equipo afronta este final de temporada exhausto, principalmente por no haber tenido descanso sus principales jugadores. Algunos como los españoles tras jugar el Eurobasket hasta su final, y otros jugadores importantes de equipos Latinoamericanos como Ayón o Noccioni. Para todos ellos la temporada ha seguido con la Intercontinental y la Supercopa y vuelta a empezar.

Y eso, para un equipo que además es veterano, y que no ha acertado con los fichajes, es un enorme handicap. Felipe Reyes y Noccioni tienen 36 años, Carrol 33, Maiculis, Ayón y y Rudy Fernández 33. Y del resto varios rozan la treintena y pocos tienen menos de 24 años, solamente la joya Doncic y Willy Hernángomez.

Por ahí vienen las responsabilidades de Pablo Laso, que no ha sabido o no ha podido rotar lo suficiente a esta plantilla para que siguiese siendo competitiva. Los fichajes de Thompson, Taylor y Ndour no han supuesto el salto de calidad esperado. Y a la hora de la verdad no han sido jugadores con los que se ha contado para partidos importantes.

Pero este Real Madrid nos han dado a todos los aficionados muchas alegrías y sobre todo motivos de sobra para estar orgullosos porque siempre han luchado hasta el final. Aunque como ayer se acabase perdiendo.

Todavía queda la liga y se puede ganar, aunque va a costar muchísimo esfuerzo. Y a partir de ahí, el Real Madrid se deberá plantear una renovación de la plantilla.

Debacle física del F.C Barcelona

La debacle del F.C Barcelona empieza a adquirir tintes dramáticos, solo superados por el peor Real Madrid, aquel de Queiroz, que querer ganar el triplete pasó a perderlo todo. Ese Real Madrid de los galácticos acabó sin fuelle y sin moral.

El caso de este F.C Barcelona es distinto aunque también influye la moral y la condición física. De lo primero, la acumulación de derrotas importantes ha hecho mella en el equipo. Desde la victoria madridista por 1-2, los de Luis Enrique han acumulado 3 derrotas y 1 victoria, la del Camp Nou en Champion, contra 10. Si a eso se le suma el empate contra el Villareal, se entiende que el Barcelona haya perdido sus 12 puntos de ventaja contra el Atlético de Madrid y 11 contra el Real Madrid.

Con respecto al agotamiento físico, este Barcelona ha jugado con respecto a ambos equipos 5 partidos más ( los 2 del Mundialito de clubes, los 2 de la Supercopa de Europa y el de la Supercopa de España). Y en la Copa del Rey 2 más que el Atlético de Madrid y 7 más que el Real Madrid. En total, 7 y 12 partidos más que respectivamente. Son muchos minutos a lo largo de la temporada.

Podría recordar este bajón del Barcelona al del Real Madrid de Ancelotti. Aquel equipo venía de un doblete europeo, de ganar la Supercopa de Europa y el Mundialito de clubes y de un récord de 26 victorias consecutivas. Pero en enero, mucho antes que este Barcelona, los de Ancelotti empezaron a acumular derrotas. Muchos jugadores con demasiados minutos, algo que le pasa también a este Barcelona.

Captura de pantalla 2016-04-18 a las 12.11.45

En la comparativa entre el Real Madrid y el Barcelona, la diferencia de minutos entre 11 titular de uno y otro es abismal. En total los azulgrana han jugado 11.113 minutos más. Por unos motivos u otros, además en el Real Madrid ha existido mucha rotación y jugadores suplentes a día de hoy como Danilo, Varanne o Isco están entre los 11 que más minutos han jugado (2.194, 2169 y 2.269 respectivamente). A los que hay que sumar como recambio los minutos de jugadores como James, Lucas Vázquez, Nacho o Jesé.

El F.C Barcelona, por su parte, ha contado como jugador número 12 a Sergi Roberto con 2.730 minutos y a continuación figuran como jugadores más utilizados Matheiu (2.237 min), Ter Stegen (2.010) y Munir (1.634).  El resto de jugadores con más de 1.000 minutos lo completan Vermaelen, Arda Turan, Bartra y Adriano.

Es decir, el Barcelona no sólo ha jugado más partidos sino que sus suplentes no han jugado muchos más minutos que los principales suplentes del Real Madrid. Y muchos jugadores blancos afrontar el final de temporada en plenas circunstancias físicas, tras lesione y bajones.

Quedan 5 partidos de liga y unas semifinales de Champion complicadas para los equipos de Madrid. Ese es el factor diferencial para el Barcelona, aunque el factor anímico a veces es más potente que el físico.

Con un solo punto perdido la liga puede cambiar rápidamente.

Fácil victoria del Real Madrid en Getafe

Algunos pensábamos que podía ser un partido peligroso, Zidane incluido. Todo demasiado a favor, incluyendo sensaciones y resultados propios y ajenos. Y efectivamente ha sido fácil porque los jugadores que ha dispuesto el técnico francés han salido motivados.

En la primera parte, eso sí, el partido ha sido un correcalles, perjudicial para un equipo como el Getafe que no tiene arriba la calidad que sí tiene el Real Madrid. Los Benzema, Bale, Isco, James y compañía llegaban de manera muy sencilla al área rival. Y así llegaron los primeros goles.

Esta es la versión light del Real Madrid sin Casemiro como stoper y sin Modric, y con mucha más libertad creativa pero también más limitaciones defensivas. Y sin Ramos, que también se nota, pero a favor. El equipo que se enfrentará al Manchester City será el del Wolfsburgo.

Un City, al que pude ver contra el Chelsea y que demostró muchas de sus virturdes. Los que creen que es un equipo menor sin duda se equivocan. Es cierto que en liga han tenido problemas pero es un equipo con muchísimo talento.

En Stanford Bridge, la conexión De Bruney y Aguero fue letal. Si a eso se le suma la labor de Yayá Touré, un buen Nasri y Otamendi que es un gran defensa, el Mancheser City es un equipo peligrosísimo.

Fue un 0-3 a domicilio al Chelsea y la sensación de que este Manchester está en un buen momento de la temporada, seguramente uno de los mejores. La baja de Sterling le resta aún más peligrosidad, pero que nadie piense que este no es un equipo capaz de vencer al Real Madrid

Semifinales de Champion League

Ya tenemos semifinalistas de Champion, y como en la película ‘Los Inmortales’, solo puede quedar uno. Los que pensaban que el fútbol era una suerte de ciencia exacta, evidentemente se equivocaban. Nada más lejos de la realidad, por eso es tan bonito y tiene millones de seguidores. Y por eso, un equipo con un tridente de ataque como Messi, Suárez y Neymar es incapaz de marcar un solo gol en 90 minutos ante una defensa bien aterida.

12985413_1219151798131280_7284312737813080502_n

Y por esta misma razón, las semifinales se presentan apasionantes. Hay tres equipos con un estilo de juego similar. Bayern de Munich, Manchester City y Real Madrid son plantillas repletas de buenos jugadores, con gran capacidad ofensiva pero defensivamente muy frágiles. En un partido bueno, los tres pueden golear al rival, pero también encajar 2 o 3 goles con facilidad.

El Atlético de Madrid difiere absolutamente. Es un equipo netamente defensivo, que practica el antiguo catenaccio, el de los italianos de toda la vida. Curiosamente en España, un sistema de juego tan criticado hasta la llegada de Simeone, que parece que hubiese inventado algo nuevo. Los del ‘Cholo’ basan su estrategia en su fuerza defensiva, que es mucha, y en el talento de uno o dos jugadores arriba, jugando y especulando con los errores del rival.

Desde mi punto de vista todos los sistemas son legítimos para ganar partidos. Y al final, siempre gana el mejor, que es que el más goles mete, pero también el equipo más concentrado, motivado, mejor tácticamente o técnicamente, con más acierto, etc… Por tanto, no cabe hablar de otra cosa más que de propuestas para vencer.

Y ahí, la del Atlético de Madrid desde la llegada del ‘Cholo’ está siendo una de las más efectivas. Este mismo equipo fue eliminado por el Real Madrid el año pasado, con mucho esfuerzo (1-1 y 0-0). Pero es que ese es el tipo de eliminatorias que esperan ante un rival así, partidos muy trabajados, con pocos goles.

Luego tenemos al Manchester City, que muchos años después de hacer grandes inversiones, llega por fin a la ronda previa de la final. Un equipo que hasta la fecha no había reunido los condicionantes para ser merecedor del título de semifinalista, principalmente por su falta de competitividad. Su talento es indudable, con el Kun Aguero, que representa como nadie al City: un jugador tremendamente talentoso, irregular por las lesiones, pero que si estuviese siempre al 100% sería tan bueno como Messi. Le acompañan otros jugadores de talento, como el belga De Bruynee, para mi una de las grandes joyas europeas; Silva, al que le toca ya ganar algún título europeo, y otros como Nasri o Navas.

El Bayern de Munich debería ofrecer la ya clásica solvencia alemana. La que ofrecía el equipo con Heykness, antes de la llegada de Guardiola. Pero lejos de eso, el equipo de Guardiola se ha mostrado durante estas tres temporadas poco fiable. Primero, el Real Madrid de Ancelotti le metió el mayor repaso a domicilio que recuerdan en Munich, y al año siguiente el Barcelona le pintó la cara en el Camp Nou, haciéndole un homenaje a Guardiola con un 3-0. El equipo bávaro está acostumbrado a pasearse en su liga.

Con un equipo dominante, que le ha quitado a su máximo rival a sus mejores jugadores en los últimos años (Gotze, Lewandoski), tanta comodidad doméstica le hace débil en Europa. Y así, contra casi cualquier equipo fuerte ha sufrido, como este año contra la Juventus, al que ganó en la prórroga; el año pasado con el Oporto que le endosó un 3-1 en la ida, e incluyo el propio Benfica, este año.

Y finalmente el Real Madrid, del que ya conocemos todas sus virtudes y cualidades y que es sin duda capaz de pasar de la excelencia absoluta al desastre total, como el año pasado, o lo contrario como parece este año. Y por el camino ganar una Copa de Europa como quien ni se despeina.

Record de los Warriors y despedida de Kobe Bryant

No siempre se da en una jornada de liga algo como lo que ocurrió en la pasada madrugada. Es más, nunca se da, y probablemente nunca se volverá a dar. Por un lado, se despidió de la NBA , Kobe Bryant, uno de los mejores de las últimas dos décadas y uno de los grandes de siempre de la NBA. Por méritos propios, sin duda, 5 anillos, 2 veces MVP, innumerables All Star y dos campeonatos olímpicos. Casi nada.

Kobe Bryant en su despedida

Kobe Bryant en su despedida

Y por otro lado, el mejor récord en la historia de la liga, 73 victorias en una sola temporada, superando el registro de un equipo mítico, los Bulls de Jordan que lograron 72. Una cifra que habla del nivel de estos Warriors y de su comandante, el imparable Curry.

Ambos eventos llegaron envueltos en el lujo y expectación propio de la NBA. Lo de Kobe fue con un Staples Center a reventar, estrellas incluidos y con una de las mejores actuaciones del alero de Los Ángeles, que con 60 puntos, tuvo una despedida a la altura del mito que ha sido.

Y lo de los Warriors se produjo con otra actuación espectacular de Curry, que enchufó 10 triples y elevó su cifra anual a más de 400. Una cifra absolutamente imposible, incluso que para él, que tenía el anterior récord con 286 tiros de 3. No va a ser fácil que ni él ni ningún otro, no ya iguale sino que se acerque a esa cifra. La facilidad de tiro de este jugador es inenarrable.

Curry tirando a canasta

Curry tirando a canasta

Comienzan los playoffs con los Warriors como máximos favoritos, pero con la duda de saber si este equipo logrará un segundo anillo y seguirá haciendo historia. Ahora mismo cuentan con dos de los mejores de la liga, Curry y Thompson. Pueden lograrlo.