¡La federación de TODOS se renueva con Villar!

Cuando parecía que la semana empezaba bien leo la noticia de la reelección de Villar. Ya ni me acordaba de que la elección era esta semana, y aunque todos sabíamos lo que iba a pasar, no por ello deja de ser una mala noticia. Y voy a explicar mis razones:

1) En cualquier organismo es necesaria una alternancia para renovar la ilusión y para una mayor salud democrática. De la misma manera que ocurre en la presidencia de los países, también es necesaria una alternancia en entidades mas pequeñas. Lo contrario significa continuar con lo establecido sin renovar ni modernizar la institución. En el caso de Villar, aunque hubiese sido el mejor presidente posible, lo cual, es más que discutible… sería necesario después de 20 años dar paso a personas más jóvenes, con más ilusión y con ganas de mejorar una federación que desde luego no es un modelo de gestión.

2) El hecho de haber ganado unas elecciones sin oposición alguna porque éstos han considerado que no había garantías democráticas no prestigia precisamente a la federación. Si a ello le sumamos las imputaciones al vicepresidente, Padrón, nos encontramos con una institución que cuanto menos no goza del prestigio que debería. La federación es una entidad asociativa privada de utilidad pública, lo que significa que aunque funciona de manera privada y elige a sus presidentes mediante un sistema cerrado, en la práctica se beneficia de su utilidad pública. Y lo que es más importante representa a nuestro país y como tal se beneficia de la imagen de marca de España mediante suculentos contratos con empresas privadas patrocinadoras. Se trata por tanto de gestionar adecuadamente grandes cantidades de dinero provenientes tanto de patrocinadores privados como del presupuesto público.Sin contar con el premio en metálico recibido por ganar la Eurocopa. Cuando hay tanto dinero de por medio es importante que exista un control o que al menos los dirigentes esten libres de toda sospecha porque de lo contrario se está manchando indirectamente el nombre de una federación que no sólo se representa a ella misma sino que representa en los mundiales y europeos a todo un país.

villar030308_es

Villar, el presidente de la Federación de fútbol

Por estos dos motivos, la reelección de Villar por otros 4 años, es decir, 24 años en total y quien sabe si serán 28,32,36 hasta que el susodicho se aburra…es una malísima noticia para el fútbol. Es hora de empezar a regular las federaciones que bajo el título de «asociación privada» son herméticas y tienen un régimen interno propio cuanto menos discutible, y bajo el título de «utilidad pública» se benefician del nombre de España. Digamos que es la institución perfecta para dirigirla, disfruta de todos los derechos propios de una entidad pública sin cumplir con las obligaciones públicas debidas por ser entidad privada. Y como entidad privada acude a patrocinadores privados sin dar explicación alguna del dinero recaudado. Todo esto, claro está lo consigue porque es la Federación Española de Fútbol,y no la Federación futbolística ni la Federación relativa al fútbol, y como tal representa a España y se beneficia de un mercado potencial de 43 millones de españoles, casi nada.

Sin duda, algo falla porque esta dualidad de conceptos no resulta coherente, sobre todo cuando hay personas imputadas y sospechas acerca de la honorabilidad de los integrantes de la federación. Como dijo Julio César, «no sólo debes ser honrado sino parecerlo». En este caso desconozco si son honrados,será el juez quien lo decida, pero desde luego no lo parecen.

En este punto es donde esperaba mayor protagonismo de un Jaime Lissavetzky que no ha estado a la altura de su cargo, y que no ha sabido o no ha podido poner fin a un situación que ya dura demasiado. Cualquier deporte se merece una federación decente, y cuando hablamos del deporte rey, el fútbol, que seguimos millones de personas es mas importante aún tener la mejor federación posible.

Lamentablemente el «furbol» no ha conseguido imponer los criterios de una mayoría sensata y por eso lo dirige una minoría  insensata que a través de instituciones como la FIFA, la UEFA o nuestra propia Federación hace y deshace sin control alguno, y toma decisiones que afectan no sólo a clubes,jugadores y aficionados, sino al propio fútbol. El mejor ejemplo es la absurda e injusta sanción impuesta al Atlético de Madrid que en primer lugar impide al aficionado ver a su equipo, en segundo lugar castiga a los jugadores a jugar sin afición, y por último perjudica al club que ve dañaba su imagen, además de salir perdiendo económicamente. ¿Y finalmente quien pierde? el propio fútbol que ve como depende de unas instituciones que toman decisiones absolutamente arbitrarias en función de intereses propios, y no en función del interés de nosotros los consumidores de fútbol!!!

Propongo desde mi humilde blog que en las elecciones de las federaciones votemos todos los españoles porque finalmente somos nosotros quienes como  «consumidores de fútbol» sostenemos económicamente a la federación.

1 comentario en “¡La federación de TODOS se renueva con Villar!

  1. Pingback: Un país absurdo, una federación absurda | Que Viva El Deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *