El trofeo de Navidad, una tradición rota

Muchos de mis mejores recuerdos navideños tienen que ver con el Trofeo de Navidad del Real Madrid. Durante varios años mi padre compraba entradas para todos los familiares a los que les gustaba algo el baloncesto.Y así nos juntabamos de 10 a 15 personas para ver las semifinales y finales de este mítico torneo.
En su momento era seguramente el Torneo no oficial más importante del mundo, no sólo porque lo oganizaba el Real Madrid, el equipo europeo más laureado, sino porque había auténticos rivales de nivel.El Maccabi de Tel Avic, las selecciones de Yusgolavia o Rusia o la mítica Jugoplastica de Toni Kukoc disputaron este torneo. Se suele decir mucho aquello de que para el Real Madrid no hay partidos amistosos y a buen seguro que el Trofeo de Navidad nunca fue un torneo de amistosos sino la defensa de su propio torneo para el Real Madrid, y la adjudicación del Torneo más prestigosio del momento para el resto de los equipos.

Quizá mis recuerdos me traicionen pero recuerdo mucha intensidad en los partidos, mucha emoción y sobre todo un ambiente espectacular.Se juntaban la euforia propia de estas épocas navideñas con un espectáculo con los mejores jugadores del momento.

Por desgracia, como otras muchas buenas tradiciones y costumbres se ha ido perdiendo y hoy en día es, cuando se celebra, un torneo de pega entre el Real Madrid y un rival menor. También es cierto que hubo una vez en que los mejores jugadores europeos estaban precisamente en Europa, y en la NBA sólo había un par de superestrellas europeas a los que Europa se les quedaba pequeña, y que eran jugadores secundarios en los Estados Unidos.Hoy en día, cada vez que un jugador se asoma al máximo nivel es rápidamente drafteado, y nos tenemos que conformar con ver por la televisión a nuestros mejores europeos. Por aquel entonces también el Real Madrid tenía a los mejores, y no quedan tan lejos los tiempos del mejor pivot de la historia europea, Sabonis, o de un joven Petrovic.

Aquellos recuerdos navideños difícilmente se podrán repetir, pero al menos el Real Madrid debería aspirar a mantener un Trofeo que le ayudó a hacerse un poquito mas grande y que además desde hace ya varios años lleva el nombre del fallecido Fernando Martin. Aunque sólo sea por respeto a nuesto primer jugador NBA y a un símbolo del baloncesto español, el Real Madrid debería organizar un Trofeo con los mejores equipos europeos y algún equipo NBA.

Así quizá nos acordemos de que una vez pasaron  por las canchas del Real Madrid Petrovic,Kukoc o Divac.

2 pensamientos en “El trofeo de Navidad, una tradición rota

  1. Cuanta razón tienes!!!!
    Que tiempos de esos maravillosos partidos, que además el Madrid solía ganar(por lo menos los que yo recuerdo que fuí así fue), una pena la verdad, pero con este Madrid, este presidente y toda su plebe mal vamos.
    Un Saludo.

  2. muy de acuerdo con todo menos con lo de drafteado. Queda muy baloncestistico y muy spanglish pero es mejor utilizar seleccionado. Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *