¿Que clase de personas dirigen el fútbol?

Ayer la Comisión de Control y Disciplina de la entidad rectora del fútbol europeo decidió imponer una multa de sólo 10.000 euros al club marsellés por el lanzamiento de objetos por parte de sus seguidores en el encuentro de la Liga de Campeones contra el Liverpool jugado en Anfield el pasado 26 de noviembre. Gerrard se disponía a sacar un córner cuando un mechero, lanzado desde la grada ocupada por los aficionados marsellés presentes en Anfield, impactó en su cabeza.

Leo con verdadero estupor esta noticia, y me pregunto una y otra vez como es posible que sucedan estas cosas en lo que llamamos los países civilizados, en esta Europa supuestamente justa. ¿Cómo es posible? ¿Donde está la proporcionalidad del castigo en función del delito? Resulta que la UEFA entiende que es mucho mas grave que la policía nacional de un país, pagada y dirigido por sus gobernantes, imponga el órden público para evitar lanzamientos de bengalas y otra lindezas, a que unos vándalos lancen objetos contra los protagonistas del fútbol,los futbolistas.

Resulta obvio que la diferencia solamente es la nacionalidad, mientras unos ultras tienen manga ancha y pueden delinquir a sabiendas de que la multa será menor, otros clubes, como el Atletico de Madrid tienen que controlar además de a sus seguidores a los rivales para que no les cierren el estadio.

Uno de los males endémicos del fútbol que se trasladan desde las decisiones árbitrales hasta las decisiones de las «supuestas comisiones», es que no existen criterios uniformes a la hora de aplicar el reglamento. El único criterio es la discrecionalidad, el amiguismo. Es la única manera que hay de entender lo que sucede en esa UEFA dirigida por Platini.El problema es que las federaciones de los países, y en especial, la española siguen a rajatabla el modelo e incluso lo superan. Mientras que unos estadios son cerrados por lanzamientos de objetos,otros tienen bula permanente.

¿Es realmente tan difícil impartir justicia? Yo creo que no, al revés, entiendo que es más fácil multar a todos los equipos con la misma pena si han cometido el mismo hecho.No me importa si el infractor es el Real Madrid o la Cultural Leonesa.

Esta es una de las grandes diferencias entre el deporte europeo y el norteamericano. Allí son profesionales para lo bueno y para lo malo. Lo bueno, contratos millonarios,etc…Lo malo, obligaciones con la prensa y unas rígidas normas que se cumplen para todos. Recuerdo multas a jugadores importantes como Ron Artest que incluían estar practicamente una temporada sin jugar. También ha habido sanciones económicas importantes a jugadores tan mediáticos como Iverson. Allí, digamos que el que la hace la paga. Los dirigentes de las ligas saben que tienen unas ligas privadas donde hay que dar ejemplo y no se pueden permitir el lujo de que el aficionado perciba este tipo de corruptelas.

A otros niveles también tienen una justicia ejemplerizante con los deportistas. Hace poco escribí el caso de Plaxico Burres, pero también vimos como Kobe Bryant estuvo cerca de entrar en la cárcel. Se manda un mensaje claro, nadie está impune ante la ley.

Aqui el mensaje a veces parece el contrario, al menos en lo que respecta a los mensajes de nuestras federaciones. Mucho me temo que mientras se permita que estas personas nos dirijan el fútbol seguirá siendo un deporte menos justo de lo que debería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *