El problema de los niños prodigio

Leyendo en marca, me he encontrado con una noticia sobre un chico de 13 años, al que considera un joven prodigio. Os adjunto el enlace para lo que lo veais, aunque lo que yo quería plantear es el problema que esto conlleva.

En el caso de este chico, de 13 años que mide 1.70 y entrena todos los días de la semana 7 horas se plantea un problema que pasa con todos los que empiezan con un deporte desde jóvenes. Este problema es ni mas ni menos que la suerte y la adaptación a categorías superiores. El primer factor es clave porque una lesión de rodilla por ejemplo a los 16 o 17 años puede acabar con la carrera de cualquiera. Supone un largo periodo de rehabilitación física, más el desgaste mental. Sobre todo teniendo en cuenta que a diferencia de los profesionales mientras estas lesionado nadie te paga un duro y hay que buscarse la vida.

En el segundo caso, es muy típica la mala adaptación de determinados jugadores o simplemente que crezcan menos que sus compañeros o incluso que no adquieran la suficiente velocidad o potencia.

El caso de este chico me recuerda al de Niko que salió hace algunos años. En su momento aparecieron unos vídeos del tal Niko haciendo auténticos malabarismos con la pelota. Entre él y su hermano se habían propuesto dedicarse profesionalmente al fútbol. Su hermano le entrenaría y el practicaría 8 horas al día, mas idiomas y demás. La última vez que supe de este chico, que en su momento me pareció un mini-Zidane era que estaba en la cantera del Valencia jugando el torneo infantil de Brunete. En dicho torneo apenas hizo nada especial y me dio la sensación de que era un jugador más.

En definitiva, que un chaval dedique su infancia y adolescencia a algo tan difícil como ser profesional de un deporte como plan de vida, descuidando otras opciones es sin duda un riesgo altísimo. Diferente son los casos típicos de los Maradona, Pele e incluso Messi, cuya única salida y hobbie era jugar al fútbol porque básicamente no tenían donde caerse muertos.

Apostarlo todo a intentar ser un profesional y no uno cualquier sino de los buenos es como tirar una moneda y que te salgan 10 caras seguidas.Puede pasar pero sino sale, no te queda ni la moneda.

1 comentario en “El problema de los niños prodigio

  1. Pingback: El Everest vs un crío de 14 años | Que Viva El Deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *