La soledad del número 1

Wimbledon ya ha comenzado y por primera vez desde que Nadal es número 1 hay una cierta sensación de miedo su alrededor . Hasta ahora, Nadal jugaba con la ventaja de no tener que defender el número 1 y por tanto siempre podía darse de favorito a Roger Federer. En los últimos partidos Nadal no ha jugado en su condición de aspirante y quizá por eso o por la maldita lesión ha visto como se le escapaba primero la final de Madrid y luego Roland Garros

Sin embargo tras la gran temporada pasada (y actual) de Nadal, ahora es el mallorquin el máximo favorito en cada torneo que disputa. Y los que le disputan cada torneo no son precisamente jugadores de segundo nivel. Comandados por un Federer que superado su bajo mental sigue teniendo la misma calidad que cuando era número uno, el resto de candidatos son el siempre competitivo Dkovic que ya asustó a Nadal en Madrid y el peligroso Murray que como tenga un día bueno es casi imposible pararle. Se podría decir que ahora mismo la presión la tiene Federer que si quiere arrebatarle el número 1 a Nadal deberá ganar Wimbledon contra el resto de aspirantes.

Curiosamente tras la final  del Master Series de Madrid y Roland Garros se ha producido un doble efecto:por un lado, Nadal ya parece más humano y además ha perdido en tierra después de mucho tiempo, y por otro, Federer ha superado en tierra por fin a Nadal y ha recuperado al fortaleza mental.

Mas preocupante que todo esto es la lesión de Nadal, ni mas ni menos que en la rodilla, una articulación clave para poder desplazarse adecuadamente en la pista. El movimiento de piernas en el tenis lo es todo, más importante que un golpeo fuerte o una gran precisión. Sin unas “piernas frescas” y rápidas es imposible ganar partidos a ese nivel.

Para mantener en número 1 y es más para seguir siendo competitivo Nadal necesita curarse de las lesiones y empezar a dosificar esfuerzos planificando adecuadamente los torneos y también los partidos. Es muy meritoriio jugar todos los puntos al 100% pero cuando de ello depende el resto de tu carrera profesional hay que empezar a pensar en optimizar esfuerzos.

Estoy convencido de que Nadal lo hará y le volveremos a ver al máximo nivel en el Open Usa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *