Messina vs Pelegrini

En este post me gustaría señalar las diferencias en ambas secciones, representadas por la distinta manera de llevar los equipos de sus entrenadores.

En primer lugar, lo más destacable es la autoridad que tiene Messina en la sección de baloncesto, a diferencia de la poca influencia que ha tenido Pelegrini en todo lo concerniente al diseño de la plantilla. Mientras que Pelegrini tiene que lidiar con las opiniones de Florentino, Valdano, Pardeza y seguramente algún otro iluminado, Messina ha configurado la plantilla a su gusto sin la interferencia de su supuesto jefe Maceiras.

Este es el primer dato significado, pues conlleva el tener los jugadores que crees que van a llevar de la mejor manera posible tu proyecto. Mientras que Pellegrini pidió la permanencia de Robben y Sneider y estos se vendieron a la primera de cambio, en el otro lado Messina ha conseguido deshacerse de un jugador tan popular como Hervelle, sin ser apenas cuestionado.

El segundo elemento es la rápida integración en un sistema de juego. El equipo de Messina ya mostró en la pretemporada sus señas de identidad; defensa casi siempre individual muy aguerrida y ataques elaborados buscando el pase extra. A pesar de perder contra el Barcelona en la supercopa y el primer partido de euroliga contra el Kimki ruso, el madrid ha mantenido sus señas de identidad. Por el contrario, el equipo de Pelegrini parece que no tiene un sistema definido.

El tercer elemento a destacar sería la presencia de un colectivo muy fuerte en el baloncesto, donde ningún jugador destaca sobre otro. En distintos partidos y momentos han destacado jugadores tan diferentes como Prioni,Velickovic,Bullock, Lavrinovic o Hasen. No hay dependencia de un sólo jugador y todos los jugadores parecen tener el mismo rol. En el equipo de Pellegrini sin embargo, la presencia de viejas glorias como Raúl o Guti trastocó al principio los planes, teniendo que integrarlos a pesar de tener un rendimiento muy inferior a otros jugadores. Además, existe una gran dependencia de su estrella Cristiano Ronaldo que marca las diferencias entre un juego aburrido (pero efectivo por lo visto hasta ahora) con un juego vertical y con goles.

La diferencia por tanto estriba en poder configurar tu propia plantilla y tener mando en plaza en el caso de Messina, o tener que lidiar con numerosas opiniones y problemas arrastrados del pasado. Siempre he pensado que la figura del director deportivo debe existir para poder dar al proyecto una estrategia  a largo plazo y no depender de los caprichos de los entrenadores. Lo que está claro es que si el director deportivo manda sobre el entrenador este comienza perdiendo la autoridad sobre sus propios jugadores.

Se observa además una sustancial diferencia entre el carácter y autoridad de Messina, que parece un sargento, sino un general,con el trato afable y amable de Pelegrini. Aunque sospecho que el chileno las mata callando. Confío que sea sea y su estilo templado se vaya imponiendo en las oficinas del bernabeu.

En definitiva estamos hablando de dos proyectos similares en cuanto al importante gasto realizado y al número de fichajes, pero distintos en la manera de llevarlos a cabo por sus respectivos entrenadores. Lo cierto es que tampoco resulta habitual lo logrado por Messina hasta ahora, dotando en muy poco tiempo al equipo de un sistema de juego bien definido, y logrando numerosas victorias. De la misma manera ,el pobre juego del conjunto de Pellegrini tampoco es habitual ya que el mero hecho de alinear a esos jugadores con tantísima calidad debería bastar para conseguir un juego más dinámico.

Es posible que a mitad de temporada nos encontremos con dos equipos más parecidos y el arranque espectacular del equipo de Messina se pare un poco, y por el contrario la sección de fútbol empiece a encontrar su mejor juego.

2 comentarios en “Messina vs Pelegrini

  1. Existe también una enorme diferencia entre los egos de una plantilla y la de otra. Si los futbolistas tuviesen un tipo que le exigiese lo que exige Messina a los del basket, no tardarían en tirarlo por una azotea.

    Un saludo.

  2. Pingback: Las dudas de Messina | Que Viva El Deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *