5 aspectos que no me gustan de Pellegrini

Pellegrini es un tipo educado, con buena imagen y se supone que mano izquierda. Pero como entrenador ha demostrado ser más bien un alineador que un verdadero entrenador.

En mi opinión, un buen entrenador es la persona que gana partidos desde el banquillo, con cambios acertados, variantes tácticas o que es capaz de motivar a un grupo especialmente. También es aquella persona que sabe sacar el 110% de los jugadores. Poco o nada de esto ha hecho Pellegrini. Aquí van 5 aspectos que no me gustan desde Pellegrini.

1) Permanencia de Raúl. Sus dos últimos partidos como titular demuestran que Pellegrini confía en él. Es cierto que no ha sido siempre titular pero si es un hecho que es uno de los jugadores que más partidos ha jugado. A pesar del patente bajo rendimiento de Raúl, no sólo en goles, sino en juego, su permanencia en el equipo sigue siendo indiscutible. Es posible que todavía los éxitos pasados de Raúl, que no son pocos ni los discuto, nublen a muchas personas, y entre ellas a Pellegrini. Pero lo cierto es que dar minutos a Raúl como si fuese un canterano lo único que provoca es que otros jóvenes prometedores estén dejando de sumar minutos. Además, no permite despegar al equipo y adquirir personalidad propia. Raúl es el pasado. Tuvo su momento de gloria y lo aprovecho. Y ahora (y hace por lo menos 5 años) debería haber dado un paso atrás. El apoyo mediático tan brutal que tiene ha provocado que todavía hoy se oigan voces que reclaman la titularidad de un jugador que no sería titular en ningún equipo de primera si no mirásemos el carnet de identidad. Es hora de despertar del efecto Raúl. Dejo un vídeo con demasiadas verdades que a veces no hemos querido ver ni escuchar:

2) La apuesta por Guti. Nunca sabremos si Guti fue apartado, se lesionó de verdad o de mentira, pero lo cierto es que a Pellegrini le gusta Guti. Los mismos argumentos esgrimidos para Raúl sirven para el “motero de Torrelodones” . Sólo que en este caso se agravan con el comportamiento del 14. Hace tiempo que habría que haber apartado a Guti ,no sólo por sus declaraciones sino por su comportamiento. Más triste aún es que siga siendo capitán. Por más que sea un problema del club también lo es de Pellegrini y no ha sido capaz de resolverlo. Darle la manija a Guti ahora que el Madrid se juega los títulos es no haber visto los últimos 4 años del Madrid. Habiendo jugadores jóvenes y con ganas como Van der Vaart o Granero, la apuesta por Guti, que no olvidemos que tiene 33 años, demuestra un plan muy cortoplacista. Todos los minutos que sume Guti se los restará a los que de verdad son el futuro del Madrid.

3) El cuadrado mágico. No nos engañemos, Pellegrini apuesta por lo mismo que Luxemburgo y no es otra cosa que un juego con interiores que caigan de vez en cuando a las bandas. Este juego sobrecarga a los laterales que tienen que ser no sólo atletas si no también jugadores de alto nivel técnico que puedan llegar a la línea de fondo y resolver. Este cuadrado provoca un apelotonamiento de jugadores en el medio de campo espectacular. Jugadores que normalmente necesitan espacio como Ronaldo, Benzema, Higuain o Kaká se estorban muchas veces entre ellos. Este sistema significa desaprovechar un impresionante capital futbolístico.

Con este sistema se ve a Cristiano sin espacio  y ansioso por recibir la pelota. El estar arriba de referencia para él es un hándicap. . El luso es un jugador que necesita la pelota y necesita tener espacios. Que no ocupe la banda significa renunciar a uno de los futbolistas más desequilibrantes del planeta. Con Cristiano en la derecha(o la izquierda) el Madrid abriría más el juego y llegaría con más claridad al área rival.  Y además, solucionaría el problema de que Kaká tenga que caer a la banda. Es cierto que Kaka no está en su mejor momento, pero también lo es que no ha jugado en la posición en la que fue elegido mejor jugador del mundo. Kaka es segundo delantero o media punta. Es un lanzador de delanteros y no regateador de banda. Necesita entrar por el medio y necesita huecos para poder dar el último pase o bien lanzar a portería.

4) Mala gestión de la plantilla. Empezó cediendo en sus pretensiones, al permitir que Valdano vendiese a jugadores jóvenes y prometedores como Robben, Hunteelar y Snejdier, para acabar desaprovechando las oportunidades que le ofrece la plantilla. La presencia de Guti y Raul han provocado efectos colaterales, como la no inclusión de Mahamadou Diarra en el equipo titular. Es cierto que el malí  ha estado un año lesionado, pero también lo es que Diarrá es un jugador que ha demostrado de sobra su calidad. Potente físicamente, impecable tácticamente, y sobre todo ganador, la no presencia de Diarra es simplemente inexplicable. Se trata de un jugador que ha ganado las últimas 8 ligas que ha disputado (6 en Francia y dos con el Madrid). Una especie de talismán, que en realidad es un jugador que transmite fuerza y coraje al equipo. Distinta es la situación de Drenthe, un jugador vilipendiado por prensa y parte de la afición, cuyo único error ha sido no ser demasiado estético. Por lo demás hablamos de un jugador rápido, potente, con calidad, tiro y sobre todo muy joven. Errores de juventud habrá cometido varios pero como todos, Raúl incluido.

Igualmente no ha sido capaz de gestionar la cantera.En La Coruña Pellegrini fue incapaz de confiar en los canteranos a pesar de tener el partido controlado. Demuestra su falta de coraje, y confianza en una cantera que después de muchos años de sequía (el último buen jugador en salir fue Mata y Negredo) parece que por fin despega con jugadores como Sarabia o Rodrigo. Si en ese partido, con un Real Madrid plagado de bajas, no fue capaz de apostar ni un minuto por la cantera, difícilmente lo hará en el futuro.

5) Pésima gestión de los cambios. Los 3 cambios que tiene cada equipo pueden suponer la derrota o la victoria. El ser capaz de utilizar el banquillo como revulsivo es una de las principales cualidades que tiene que tener un entrenador. Lo vimos en la Eurocopa con Luis Aragonés. Cuando el equipo no funciona hay que hacer cambios cuanto antes y no esperar ni un segundo. Pelegrini siempre sigue el mismo esquema, cambiando a partir del minudo 60. Normalmente su regla es 60,70 y 80. Por no hablar claro, de mantener en el terreno de juego a jugadores que no están rindiendo al nivel por temas mas políticos que deportivos.

En definitiva, Pelegrini me ha decepcionado. Por otro lado siempre he pensado que los entrenadores deben permanecer en su puesto al menos un año para poder juzgar adecuadamente.

1 comentario en “5 aspectos que no me gustan de Pellegrini

  1. Totalmente de acuerdo, a mí también me ha decepcionado Pellegrini. Ha demostrado no tener personalidad, pero es muy raro encontrarlo para un club como este con tanta presión a su alrededor. Lo mismo le pasaba al Barcelona hasta que llegó Cruyf y luego Guardiola. Lo dicho, este año quedaremos segundos en la liga y eliminados en la europea en cuartos o semis y bueno quizá el próximo año que seguro que Raul y Guti se jubilan ya con 33 y 34 años, ¡ánimo!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *