Análisis del Real Madrid-Lyon y su repercusión en el club

Pellegrini durante el partido contra el Lyon

Pellegrini durante el partido contra el Lyon

36 horas después de la derrota y ya con la mente fría y serena es hora de analizar el partido del Real Madrid –Lyon y lo que significa para el club la derrota.

En primer lugar, conviene analizar la eliminatoria en su conjunto porque hay dos hechos que hablan por sí mismos. Por un lado, el Madrid sólo ha sido capaz de marcar un gol en 180 minutos, y por otro, ha sido incapaz de ganarle un partido a un equipo que no es ni mucho menos de los más fuertes de Europa. Estos dos hechos nos muestran que el Real Madrid no es capaz de meter goles en los partidos importantes contra rivales de entidad como el Lyon o el Barcelona. Este aspecto hay que unirlo a la escasa competitividad que hay en la liga española. No es normal que el conjunto blanco se pasee por España y tenga unas dificultades tremendas para marcar un gol al equipo francés.

En segundo lugar, es importante no extrapolar lo sucedido en la eliminatoria al resto del año. El proyecto no puede depender de 180 minutos por más importantes que fueran. Se cae en el error de decir que el Real Madrid se ha gastado 300 millones de euros para ganar la Champion League, pero en realidad se ha gastado ese dinero para ser competitivo durante el próximo lustro. Hay que señalar en este sentido el magnífico rendimiento de casi todos los fichajes, empezando por Cristiano o Xabi y acabando en Arbeloa y Albiol. Cierto es que el rendimiento de Kaká no es el esperado. Se da el problema de valorar el rendimiento en función de las expectativas generadas. Hoy por hoy Kaká no vale el dinero pagado por él, pero no por ello deja de ser un jugador tremendamente válido. En cuanto adquiera serenidad y se acople veremos al mejor Kaká. Lo mismo se puede decir de Benzemá que ya ha mostrado destellos importantes.

Se debe mantener por tanto la calma y confiar en un proyecto que debe durar los próximos 6 o 7 años. Por juventud y por calidad este equipo está llamado a grandes gestas. Y para ello se necesita estabilidad. Hay que abstraerse de los dictados de la prensa y mantener a cualquier precio al entrenador y sobre todo al grupo de jugadores jóvenes. Nos cansaremos de leer nuevos fichajes, operaciones salidas y nuevos entrenadores. Pero lo único cierto es que el Real Madrid tiene a 16 o 17 jugadores absolutamente válidos para jugar cualquier partido con el Madrid, independientemente de su rendimiento contra el Lyon. Es necesario, eso si, deshacerse del 7 y del 14, y buscar buenas ofertas por Gago y una buena salida para Metzetler. El resto son todos jugadores jóvenes y con hambre que con la confianza de un entrenador respaldado por su club, y la aportación de un par de buenos fichajes pueden lograr el año que viene cualquier meta.

Dicho esto, se puede analizar más fríamente el partido y sacar algunas conclusiones. En primer lugar, Pelegrini puso en liza todo lo que tenía. Se podría haber optado por un 11 distinto pero finalmente eran 11 más dos cambios, sin contar la nula aportación de Raúl. Aquí habría que exigir responsabilidades a Valdano que dijo en su momento, tras vender a Sneider, Robben y Huenteelar, que la plantilla era amplia. Si Guti debía salir antes o después, o si debía salir Diarra en lugar de Lass , y otras cábalas deben quedarse precisamente en eso, en especulaciones. Lo cierto es que se salió con un medio de campo de poca contención y muy ofensivo para encarrilar la eliminatoria desde el primer momento.

El problema fundamental de Pellegrini fue no ser capaz de modificar el plan inicial a tiempo. Una vez que el equipo no logró el objetivo inicial de marcar al menos 2 goles,  lo lógico es buscar soluciones en un centro del campo agotado. Ni Granero ni Guti son jugadores de 90 minutos. El primero, no ha sido capaz de sobreponerse a la presión de la Champion y no ha demostrado lo que se espera de un mediocampista de calidad del Real Madrid. Le falta fuerza y potencia y a día de hoy no es jugador de Champion, aunque es joven y hay que darle más oportunidades. De Guti, ya lo sabemos todo. Puede jugar muy bien 20 o 25 minutos pero no tiene fuelle para 90 minutos. Puede ser un buen suplente pero nunca ha sido un titular indiscutible. El equipo empezó a partirse por ahí y Lass tampoco fue suficiente. Desde el minuto 1 de la segunda parte se veía al Lyon más fresco, con las ideas claras y sobre todo dominando el medio del campo.

El Real Madrid en cambio apenas era capaz de trazar las jugadas y se perdía el balón en las arrancadas de Kaká, al que le falto nuevamente claridad. No podemos decir que no tuviese una excelente actitud, pero le faltó la aptitud  por la que se pagaron 65 millones por su fichaje. Cristiano lo intentó por activa y por pasiva e Higuaín estando bien no fue capaz de marcar las dos ocasiones que justifican ser delantero titular del Madrid.

Las buenas noticias para el Madrid son que a día de hoy se tiene una defensa competente y joven. Hubo una serie de fallos en el gol, atribuibles más al empuje del Lyon que a la incapacidad de los defensas.

Si tenemos en cuenta la eliminatoria en su conjunto el Lyon es justo vencedor. Se impuso durante casi todo el partido en Lyon y dominó la segunda parte en el Bernabeu. No basta con unos buenos 45 minutos y ese es el gran pecado del Real Madrid. En Champion hay que estar concentrado y al 100% los 180 minutos, y todo lo que no sea tener una alineación con 11 jugadores que son capaces de jugar a tope es poner la eliminatoria en peligro. En este sentido es especialmente curiosa la presencia del 7 y del 14.

Ambos protagonistas en la derrota contra el Alcorcón, y ambos repescados tras haber sido defenestrados. Los mejores momentos del Real Madrid llegaron con la ausencia de los dos jugadores. Casualidad o coincidencia lo cierto es que ambos son el común denominador en las últimas 6 eliminaciones. El Real Madrid no puede tener a futbolistas capaces de jugar bien unos pocos minutos, ni tampoco puede homenajear a jugadores en partidos en los que se juega mucho dinero y prestigio. El Real Madrid necesita a jugadores todo terreno como Cristiano o Xabi capaces de jugar 90 minutos como si fuesen los últimos de sus vidas. Y esto hay que aplicárselo también a un blandito Granero, a un acomodado Kaká que se pasó más rato en el suelo protestando que jugando, y a cualquier otro que pretenda vivir de las rentas, como Ramos el año pasado.

Dicho de otra manera, debe imperar siempre la meritocracia y ningún otro criterio. Ni la antigüedad, ni el cariño de los aficionados, ni el coste del fichaje ni el número de camisetas vendidas ni las portadas en la prensa deben ser criterios para ser titulares en el Real Madrid. El único criterio válido es el rendimiento del jugador y su valoración por el entrenador. Todo lo que sea atender a los intereses bastardos de la prensa para imponer a sus amigos, o los intereres opacos de representantes o las amistades de Valdano, son criterios vacíos que contribuyen a corromper el club.

Florentino está a tiempo para aprender nuevamente de sus errores. Esta cerca del abismo otra vez, pero a la vez cerca de la solución, y esta es ni más ni menos que mantener a Pellegrini, apoyarle y dar el mando a los jugadores que representan de verdad la esencia del Madrid, como son Cristiano y Xabi Alonso. Ambos representan el trabajo y el esfuerzo pero también la calidad y la excelencia. Todo lo que no sea esto significa tirar un nuevo proyecto por la borda y contribuir a la intermilanización del club. No se pueden contratar entrenadores cada año ni tampoco realizar limpias de 7 u 8 jugadores. Eso es lo que pide la prensa para vender más periódicos, pero el Madrid tiene que estar muy por encima. Se necesita estabilidad y visión a larga plazo.

2 pensamientos en “Análisis del Real Madrid-Lyon y su repercusión en el club

  1. Siempre nombras a los mismos culpables. Si mal no recuerdo, en el partido de ida hubo otros jugadores que tampoco ganaron ni hicieron nada.

  2. En la ida se jugó horrible efectivamente y ahí se empezó a perder la eliminatoria. También te diré que la Champion se gana en tu estadio.

    ¿Culpables? En este artículo habló de temporadas no de partidos. Dos partidos malos los tiene cualquiera. Yo hablo de rendimientos globales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *