La Madeleine

Cuando me voy a montar en bicicleta siempre hay 3 o 4 puertos que se me vienen a la cabeza. Uno de ellos es la Madeleine y los otros serían el Mortirolo o el Tourmalet. Son estos los puertos que definen un Tour de Francia o un Giro y los que realmente gustan a los aficionados.Y es así porque sabemos que en estas etapas es cuando se ven a los mejores.

La etapa de hoy no finaliza en alto pero tiene como último puerto la imponente Madeleine, un puerto de unos 20 kilómetros con rampas lo suficientemente duras como para que un corredor pueda marcar diferencias. Sin embargo la etapa de hoy será solamente la primera piedra de toque porque todavía quedan los Pirineos.

La etapa de hoy nos servirá para saber si Evans tiene un equipo sólido, si Andy Schleck está verdaderamente preparado para disputarle el Tour a Contador y para saber si algún otro corredor merece la condición de favorito.

Argumentos suficientes para renunciar a la siesta.

¡Que comience el sufrimiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *