La vuelta de Contador

El Caso Contador sigue en un impas de espera que en nada beneficia al ciclismo. Da la sensación de que estuviesen negociando una salida digna para todos cuando en realidad lo único que hay que dilucidar es si Alberto Contador se dopó o no, con la prueba objetiva de su positivo por clembuterol.

El hecho de que sea la Federación española de Ciclismo la encargada de sancionarle tampoco ayuda porque ya conocemos como funcionan las instituciones españoles; defienden antes su «españolismo» que la legalidad. Tienen una curiosa manera de entender el patriotismo. Para mi este consiste en vender la imagen de un país limpio de sospechas y de dudas. Ayer mismo se conoció que el atleta Blanco, bronce en los europeos, está siendo investigado por consumo de EPO. Otro nuevo ejemplo de que en España hay manga ancha con el dopaje.

Ayer también estuvo Contador en teledeporte para hablar de su caso. Debo reconocer que por un momento quise creer en su inocencia. Tiene una convicción y una seguridad que te hace sospechar, pero sin embargo no supera el mínimo análisis una vez que se investiga su caso a fondo. Creerle es un acto de fe no basado por tanto en hechos. Y estos son tozudos y dicen que en todos los equipos que ha estado Contador ha habido innumerables casos de dopaje, con directores especialmente involucradas en esta lacra. ¿acaso es posible que Contador fuese el único de esa larga lista de dopados que se negase a doparse?¿es posible?¿es real? Mucho me temo que a la vista de su defensa por contaminación alimentaria no lo es. Y ciertamente lo lamento.

En todo caso, su caso empieza a dar los últimos coletazos. Con toda seguridad no le veremos en el próximo Tour y muy posiblemente volverá en un futuro con su imagen muy devaluada como ya le ha pasado a otros muchos ciclistas.

Mientras tanto el dopaje sigue ahí y sus problemas y consecuencias también sin que nada ni nadie hagan algo para remediarlo. Se pueden tomar muchas medidas para hacer un deporte más trasparente, pero la cobardía,incompetencia e intereses de muchos lo impide.Una lástima.

2 comentarios en “La vuelta de Contador

  1. Hay una cosa con la que no estoy de acuerdo.
    Dices: «…defienden antes su “españolismo” que la legalidad.»

    Me imagino que habrás puesnto entre comillas «españolismo» para dejar claro que eso no es «españolismo». Hacer trampas y seguir dejando en entredicho el deporte español no es españolismo. Es como si el gobierno falseara las cuentas para evitar un rescate financiero (tipo Grecia). Esto no es espalismo, ni responsabilidad.

    Me gusta el ciclismo y en general todo el deporte. Soy españolista y anímo a nuestros compatriotas a muerte aunque me caigan mal (como Fernando Alonso), pero me avergüenzan las trampas y no me gusta que aparezca mi país relacionado con trampas.

    Contador, te han pillado con el carrito del helado. Reconócelo y márchate, deja de hacer daño a España, deja de acusar a los carniceros españoles (en este caso de las Vascongadas) de tus trampas.

  2. Exacto, es un uso adulterado de la palabra españolismo por eso lo pongo entre comillas. Españolismo es lo que digo en el artículo defender la legalidad y a los españoles por supuesto, pero no a toda costa y caiga quien caiga.

    Lo de los carniceros de Vascongadas es de coña. Si es que no hay por donde cogerlo. Lo que me da rabia es que no le hagan preguntas más claras como las que plantee en mi triple artículo.

    Algo así cómo: ¿es usted A.c de la Operación Puerto? o ¿Cómo es posible que todos los corredores que han corrido en sus equipos hayan sido todos acusados de dopaje? o ¿desde cuando compran la carne en una carnicería cualquiera? y un largo etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *