La alargada sombra de Mourinho

Estamos asistiendo en vivo y en directo al efecto Mourihno, capaz de transformar  el aurea divina y la capa de imbatibilidad de un equipo, en algo corriente y humano. Y al revés, logrando que un equipo históricamente endeble y físicamente débil se convierta en un equipo potente y con múltiple recursos.

Eso es justamente lo que ha logrado este portugués con el Barcelona, poniéndoles nerviosos gracias sobre todo al rendimiento deportivo de su equipo, pero también con sus declaraciones y sus actos. Todo influye, y por eso Mourinho siempre ha dicho que los partidos comienzan en la rueda de prensa y acaban con la misma.

Mientras desde Barcelona se argumentaba que era una táctica para ocultar sus carencias y que en nada se relacionaba con el fútbol, algunos nos acordábamos de las declaraciones de Guardiola en partidos claves, hablando de árbitro y presionando al rival. Y es que cuando las cosas van bien y los títulos caen a pares, es muy fácil no pararse en los errores arbitrales o en las injusticias. Pero en cuanto llegan las derrotas, el gesto empieza a torcerse y los alabos se convierten en críticas y las certezas en dudas.

Y por eso, Mourinho es el mejor, porque tiene la capacidad de convertir sus equipos en bunkeres, ajenos a todo lo que les rodea, porque ya se encarga él de asumir esa carga, mientras sus jugadores se dedican a entrenar y a asimilar los conceptos. Además, el luso es capaz de tener una plantilla de 22 estrellas e internacionales y hacer que todos estén contentos y asuman su rol, sabiendo que lo importante es el grupo.

Y así, el otro día en Valencia, los suplentes, aunque teóricos porque se trata de competir por un puesto, lograron un resultado histórico endosándole al equipo levantino 6 goles. Una actuación que llegó de la mano de un Benzema preparado para ser una estrella mundial; un Higuain recuperándose de su lesión a base de hat – tricks y un Kaká que por primera vez en dos años parecía aquel jugador explosivo y determinante de Milán.

Con estos mimbres y con un Barcelona mermado físicamente se presenta una eliminatoria de Champion League que puede marcar el destino de ambos clubes. Uno, en busca de la consolidacion; y el otro, intentando evitar un proceso de paulatina pérdida de hegemonía. Y aunque el Barcelona sigue siendo un equipo competitivo, cada vez le cuesta más. Y gran parte de la culpa la tiene la configuración de una plantilla sorprendentemente corta, con 21 efectivos entre los que cuentan con ficha profesional tres chicos de la cantera: Jefren y Bartra y Bojan como eterna promesa. Jugadores, sobre todo los dos primeros, que a pesar de la historia que nos venden de la cantera, a la hora de la verdad nunca jugarían una semifinal de champion ni una final de Copa. Y por eso, Guardiola optó por Mascherano de central y por Busquets previamente. Por esas mismas razones Mourinho pedía un 9 y se negaba a dar paso a un Morata que todavía no está preparado ni para ser suplente. Y es que a esos niveles de competición se necesitan jugadores curtidos, con experiencia o con una capacidad de concentración y calidad superior a la media.

Mientras tanto, asistimos estupefactos a las declaraciones de Guardiola. Donde antes decía un «yo no hablo de los árbitros», ahora dice un «Mourinho estará contento con el árbitro portugués», ocultando que ese árbitro a pesar de la misma nacionalidad ha expulsado al luso en dos ocasiones. Y de igual manera, donde antes había silencios ante fueras de juego dudosos o acciones del juego que le favorecían, ahora alaba de manera irónica la buena vista del linier, capaz de determinar un difícil fuera de juego de Pedrito. Se trata de adoptar, ahora que las cosas ya no van de cara, un rol de víctima que hasta ahora no se había destapado del todo. Ahora ya se habla de una plantilla corta cuando fue él quien la confeccionó apostando por la cantera; se habla de lesiones, de árbitros y hasta del césped, como si unos pocos centímetros más pudiesen condiccionar el juego del mejor equipo que ha visto el universo conocido.

Ahora que el camino de Guardiola está sembrado de piedras y arbustos la táctica del buenismo y de la humildad ya no parece tan efectiva como cuando todo eran parabienes. Y mientras unos sufrían duras manitas y las dudas de todo el espectro futbolísticos, otros se vanagloriaban de su magnífica cantera y de su gran humildad y humanidad. Ahora, parece que se cruzan los caminos. Ya lo dice el refrán: «arrieros somos y por el camino nos encontraremos».

6 comentarios en “La alargada sombra de Mourinho

  1. Olé Maestro!!!! por fin acudimos a lo que hemos venido diciendo durante casi 2 años, se acaba el buenismo y la humildad cuando el agua esta al cuello. Y me parece raro porque el barça tiene oportunidad de ganar, yo a pesar de la victoria en la Copa del Rey todavía le tengo mucho respeto a la farsa porque se que no va a ser fácil y lo importante esta por llegar a partir del miércoles, fue un gran paso ganarle a la farsa la copa, pero para cerrar la temporada y que los viejos fantasmas y el buenismo y la falsa humildad no vuelvan es fundamental eliminarlos de Champions.

    • Sin duda, el Barcelona tiene a los mismos que le hicieron ganar los últimos años: Messi, Xavi e Iniesta. Sería de locos o estúpidos dar al barcelona por muerto, pero la gran diferencia es que el Real Madrid se ve capaz de competir y el Barcelona sabe que ya no va a ganar 2-6.

      Nos esperan otras dos batallas apasionantes. El pistolazo lo dió ayer Guardiola con sus declaraciones. No dudo que Mou conteste y se caliente el partido. Todo esto me recuerda a la semifinal del inter. Esa batalla la perdió Guardiola primera en prensa y luego en el terreno de juego…

  2. tambien se estan qejando del cesped,q yo sepa cada uno en su estadio tiene el cesped como le da la gana.El barcelona tiene bajas importantes,sino juega puyol lo van a notar bastante,el barcelona depende mas de este jugador de lo q se piensan, y puyol hace mejor central a pique.Estos partidos van a ser dos batallas tacticas,en la copa la gano mourinho,en esta eliminatoria no se quien sera,ojala sea mourinho.

  3. Lo de Puyol, hace tiempo que vengo diciéndolo…Piqué es más un líbero que un marcador central. La cintura, agresividad, inteligencia y visión defensiva de Puyol, tanto en la anticipación al corte de un balón, como ante jugadores desequilibrantes (no hay partido que no haya acabado CR, desquiciado con él)…este trabajo, tiene que hacerlo ahora Piqué, que es mejor en darle salida a la pelota controlada y el desplazamiento en largo, por no hablar, de que es mucho mejor defensa, como segundo hombre, cubriendo la espalda de Puyol, cuando éste, tiene que salir a cubrir un lateral…

    …hace tiempo que se viene notando esta falta, en la defensa del Barça. ¿Nadie se ha fijado que les cuesta más recuperar la posición, cuando pierden la pelota?Busquets, retrasa mucho más su posición de lo habitual, quedando más desasistido Xavi….y eso, creo que lo ha visto Mou, de ahí, la posición de Pepe, jugar con Ozil y prescindir de ‘9’.

  4. Ahora sale el verdadero Guardiola, está desquiciado no, lo siguiente y eso es gracias a Mou.
    El otro día fue una gran victoria pero efectivamente no me fio para nada del Barca, habrá que esperar y desde luego sufrir mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *