Lo único que importa es ganar

Si me preguntan qué equipo quedó tercero en el mundial de Italia o de Estados Unidos no me acordaría. Es más, apenas me acordaría del segundo si no fuese porque son los perdedores de una final. Y con el tiempo, solo me acordaré de los ganadores, de los equipos que ganaron y levantaron la Copa.

Incluso ahora, si me preguntan por el segundo de los 100 metros de las pasadas olimpiadas o de los 1500 o de cualquier otra prueba, tendría que realizar un esfuerzo por acordarme. A mi mente solamente llega la imagen de Usain Bolt llegando a meta y haciendo después su mítica flecha.

Jamaica's Usain Bolt reacts after winning the men's 100-meter during the athletics in the Olympic Stadium at the 2012 Summer Olympics, London, Sunday, Aug. 5, 2012. (AP Photo/Matt Slocum)

Jamaica’s Usain Bolt reacts after winning the men’s 100-meter during the athletics in the Olympic Stadium at the 2012 Summer Olympics, London, Sunday, Aug. 5, 2012. (AP Photo/Matt Slocum)

Por eso, lo único que importa al final en el fútbol es ganar. Son las victorias las que se recuerdan y las que ayudan incluso a cambiar ciclos. Fue la victoria de España contra Italia en penalties en la Eurocopa, lo que propició que se crease el embrión de un equipo ganador. Antes de eso, muchas generaciones de futbolistas españoles habían realizado grandes partidos pero ninguna pasó a la historia.

O aquel gol de Mijatovic en fuera de juego pasará a la historia como el gol que permitió al Real Madrid conquistar muchos años después la séptima. Poco importa que enfrente estuviese la Juventus. Sin irnos tan lejos fue el gol de Iniesta en Stanfort Brigde la clave para que el Barcelona se sacudiese su complejo europeo. Ya dan igual los varios penalties no pitados o las rondas previas o el juego desplegado aquella noche. Solo se recuerda que gracias a aquello el Barcelona levantó su segunda copa de Europa.

Son estas victorias claves las que ayudan muchas veces a fabricar equipos ganadores. Victorias que dan moral y que contribuyen a comenzar un nuevo ciclo. Al igual que estas victorias, existen en el fútbol derrotas claves que dejaron a los equipos hundidos. Me viene en este momento a la cabeza las dos eliminatorias perdidas por la quinta del Buitre ante el Milán. Primero el 5-0 y después el 2-0, ambos en la vuelta eliminaron a un Real Madrid maravilloso, que no se mereció esa desgracia. Y sin embargo, aquel Real Madrid nunca levantó una Copa de Europa a pesar de estar muy cerca. Tuvieron que esperar más de diez años hasta que el último de la quinta, Manolo Sanchis, levantase la Copa de Europa.

Pero si hablamos de derrotas claves en partidos concretos tenemos que mencionar las dos ligas perdidas por el Real Madrid en su último partido contra el Tenerife. Dos derrotas que ayudaron a crear un ciclo ganador del Barcelona. El famoso Dream Team, ganó en el último segundo aquellas dos ligas, gracias a dos derrotas del equipo blanco sin las cuáles la historia habría cambiado radicalmente. Como habría cambiado si Djukic no hubiese fallado aquel penalty que Bebeto no se atrevió a tirar. El Barcelona se endosó nuevamente otra liga. Pero ahí no acabaron las derrotas claves del Deportivo de la Coruña, y muchos años después un equipo liderado por Valerón caía contra el Oporto de un desconocido técnico portugués que antes había sido segundo entrenador del Barcelona. Un equipo, el deportivo, que venía de ganar ni más ni menos que al Milán tras remontar un 5-1. Aquel equipo compuesto entre otros por Makaay se merecía llegar a la final y seguramente ganarla. Pero no fue capaz y perdió en la vuelta, en su casa, 0-1 contra el Oporto.

Son derrotas históricas que se recuerdan por su desgracia pero que no ayudan a los equipos a sumar títulos. A nadie le importa ya aquel juego maravilloso del Deportivo. Esa parte de la historia queda oculta entre los perdedores.

Solamente algunos equipos perdedores se salvan de la quema gracias a su gran juego. Quedan quizá como ganadores morales, un concepto que nadie querría tener. El ganador moral no levanta la copa, ni se de un baño de gloria y fama, ni pasa al registro de los ganadores. Equipos como la Holanda de Cruyff o la Hungría de Puskas pasan no a la historia de los ganadores morales, sino a la historia de los perdedores.

Por todo eso, este debate en torno al juego de Real Madrid y al planteamiento de Mourinho poco importa. E importa poco porque si el Real Madrid gana habrá logrado un título que se le resiste desde hace demasiado tiempo. Además se habrá sacudido la presión de jugar contra el Barcelona. Y por si fuera poco contribuirá a que el equipo comience un ciclo de victorias. De la misma manera que se hablaba del sextete  sin tener en cuenta  el sufrimiento agónico azulgrana con un gol en el minuto 115 de Pedrito en la Supercopa o el sufrimiento también en la prórroga del mundialito de clubes o incluso de la Supercopa de España. Aquellos partidos se ganaron, y es lo único que importa.

Por eso hoy, lo único que debe importar es ganar. Como dijo un madridista ejemplar en un vídeo mítico y que me pone los pelos de punta: hay que ganar cueste lo que cueste.

8 comentarios en “Lo único que importa es ganar

  1. No comparto para nada tu visión.
    Está claro que para el Madrid hay mucha urgencia en ganar pero es una necesidad coyuntural. Se necesita un punto de inflexión para intentar romper la tendencia y acabar con el ciclo de hegemonía del Barça. Pero esto no vale como argumento universal.
    Los amantes de cualquier disciplina recuerdan la BELLEZA y el TALENTO, no sólo los premios o victorias.
    Por eso la Holanda de Cruyff y la Hungría de Puskas fueron grandes y son mitos venerados. Por eso el Depor que naufragó contra un Oporto muy inferior se recuerda, porque dio auténticas lecciones de fútbol entre otros sitios en el campo del Manchester.
    Pero vamos, esto no vale sólo para el fútbol. El mismo principio hace que haya películas o libros, por poner un ejemplo, que son auténticas joyas, obras de arte de culto, que nunca ganaron un premio importante. O artistas universales que murieron pobres y no tuvieron fama en vida.
    Y si nos vamos a otras parcelas de la vida, pues qué quieres que te diga, pensar que el mundo o la historia es sólo de los ganadores me parece una visión muy miope de las cosas. A ti que parece que te gusta la historia, ¿cuántos países, cuántas civilizaciones, cuántos millones de personas, habrán sido derrotados militarmente, explotados, colonizados…por los «ganadores» de la historia? ¿No merecen un lugar en la misma? No son dignos de estudio, de admiración…?

  2. Por cierto, el Barça de Cruyff antes de las dos Ligas de Tenerife ganó una Liga y una Copa de Europa…éstas, sobre todo la Copa de Europa de Wembley, sí fueron verdaderos puntos de inflexión en su historia. No las 2 ligas de Tenerife. Que por otra parte fueron como mínimo tan merecidas para el Barça como para el Madrid, ya que llegaron casi empatados a ese partido final tras disputar 37 jornadas. Pero claro, cuesta perder cuando es tan apretado…pero supongo que eres de los que dicen que la última liga de Capello la mereció el Madrid, no? 🙂

  3. ¿Y quien mereció la última liga Martiño? El Barcelona? Que es merecer? ¿quien fija los criterios? Tú?. Se la merece el que la gana.

    Del resto no estoy para nada de acuerdo, porque un cuadroo una obra de arte no pasa a la historia en función del coste de venta o de lo que le costó al comprador. Pasa a la historia por su belleza, como algo concebido por una masa mayoritaria. Esa es precisamente la defición de arte. No tiene nada que ver, como no lo tiene tampoco en la música donde nos da igual cuando escuchamos una canción si se estrenó ante 100.000 personas o ante una. Lo que apreciamos es el sonido que nos da placer. En el fútbol y en el deporte el fin no es buscar la belleza sino ganar. Y el placer se obtiene con la victoria.

    Respecto a la historia , pues igualmente es distinto porque la historia cuenta lo que ha sucedido. Ese es su fin, contar lo sucedido en las batallas. Aunque también es cierto que suelen ser los vencedeores los que cuentan su versión.

    Y por último, para continuar rebatiendo tus argumentos, estoy seguro que como aficionado al fútbol recuerdas los partidos de aquel Deportivo, pero estoy convencido de que el aficionado del Depor(no recuerdo si tu lo eres) cambiaría ese recuerdo por haber visto a su equipo levantar su primera Copa de Europa. Y sino pregúntaselo a un aficionado del Oporto.

  4. Cueste lo que cuesteeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    De los segundos no se acuerda nadie, me da igual ser segundo, que tercero.

  5. Bueno, bueno bueno…por partes, que las merece. En el Mundial de EEUU ’94, la Bulgaria de Stoichkov fue tercera y, si no recuerdo mal, ganando a Suecia.

    En lo de Usain Bolt, los 100 y los 1500, cierto es que no lo recuerdo bien, pero hay una gran diferencia y, es que en atletismo y unas olimpiadas, dónde es un atleta mismo el que consigue el éxito, midiéndose cara a cara, consigo mismo y con el resto, no como en el fútbol, dónde hay mucho vago mercenario, que depende del trabajo de otros 10, para poder emerger como el mejor, las medallas y las marcas personales, dan la gloria y el reconocimiento al atleta.

    Debo corregirte con lo de Iniesta, Stamford Bridge y el complejo europeo del Barça, porque tres años antes, ya había ganado la champions, ese mismo equipo y llevan 4años seguidos, plantándose en semis de champions. De hecho, sería más lógico decir, que el complejo europeo, se lo quitó el madrid con el gol de Pedja en la final de Amsterdaam, ¿no crees?seguro que no, que bajo tu prisma, estoy equivocado y vivo en la inopia.

    Eso sí, hoy puede ser un día de inflexión…la victoria del MouTeam, supondría generar las primeras dudas serias del Barça de Guardiola, sobretodo, una victoria moral muy importante, de cara a las semis de Champions. Lo contrario, un mazazo brutal a la frágil moral merengue, al esquema y filosofía futbolística de Mourinho y, sobretodo, a Florentino y su proyecto…aún así, desde luego, un duelo apasionante, intenso y con todas las dosis necesarias para disfrutar de un gran espectáculo.

    • Era una pregunta retórica Richard, veo que no lo pillas…y no, nadie se acuerda de Bulgaria ni le interesa. Como nadie se acuerda del finalista de Copa del Rey del año 85, del 93 o del 66 por decir 3 fechas.

      Y sí, claro que fue importante el gol de Pedja, faltaría más, pero el complejo el Real Madrid se lo quitó en las rondas previas. Luego lo remató contra la Juventus pero el complejo era no llegar a una final. Ganarla obviamente quitó los fantasmas de golpe.

  6. Carlos, si la Liga se la merece quien la gana, entonces no tienen sentido todas tus críticas a las tres últimas ligas del Barça de Cruyff. En este punto eres claramente incoherente.

    • Ah no, las ligas las merece quien las gana, ya sea en el último partido o en el último segundo. Esas ligas las ganó el Barcelona porque el Real Madrid y el Deportivo no pudieron o no supieron ganar ese último partido. Es así de sencillo. A 38 jornadas gana el mejor y a un partido de 90 minutos también. Distinto es que existan cuestiones extradeportivas que puedan hacer creer a unos u otros que es injusto.Pero amigo, la justicia no existe. Y en el fútbol tampoco. Solo existe el éxito y ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *