El desenlace del "Lockout"

El cierre patronal norteamericano promete darnos noticias de fichajes espectaculares por parte de los mejores equipos europeos. O mejor dicho de los más ricos. Son los turcos principalmente pero también los rusos y antaño los griegos que seguramente ahora tendrán más problemas de financiación, aunque con la llegada de nuevos y fuertes patrocinadores quien sabe si entre estos clubes con dinero estará alguno italiano o español

Se ha anunciado hace poco el fichaje de Deron Williams y se ha especulado incluso con que le siga el Kobe Bryant. Suenan distintas estrellas cada día, ya sean jugadores norteamericanos o europeos. De concretarse sin duda serían fichajes bomba que junto con la plausible llegada de otras estrellas como Kirilenko, Nowitski, Gasol o Parker, puede revolucionar el panorama europeo.

De alguna manera pienso que esta situación excepcional que no debería dejar de ser más que unos meses de un baloncesto espectacular, cambiará absolutamente el escenario actual. Y lo hará porque la llegada masiva de un puñado de estrellas puede cambiar totalmente el foco del baloncesto. La presencia de estos jugadores provocará sin duda una mayor atención de los partidos que resultará en una mayor audiencia a todos los niveles. Mayor número de aficionados en las canchas y en las televisiones con el consiguiente incremento de los patrocinadores en calidad y en cantidad.

Una vez comenzado este círculo virtuoso es posible que muchos clubes y aficionados se acostumbren a tener a grandes estrellas del baloncesto haciendo grandes esfuerzos económicos que sin embargo deberían tener sus frutos con lo dicho anteriormente.Es cierto que de la misma manera que vendrán se irán, pero si en su periplo europeo muchos se darán cuenta de qe la barrera entre una liga y otra es pequeña, y sobre todo verán que pueden seguir disfrutando del baloncesto de otra manera, con otra cultura.

A su vez, a las competiciones europeas y a las correspondientes competiciones domésticas le servirá la experiencia para mejorar su nivel. Se incrementarán las medidas de seguridad, se mejorarán los estadios y los accesos, las ofertas y en general todo lo relacionado con la experiencia del aficionado.

Este deberá ser sin duda el punto de partida para crear una división europeade la NBA, que debería estar compuesta por los equipos que ahora sean capaces de proporcionar a todas estrellas la confianza(y sobre todo el sueldo) suficiente para jugar en sus equipos. Quizá ahora supongo un desembolso desorbitante pero se trata de arriesgar para poder estar en el futuro en esa liguilla que se encontrará con los mejores equipos de la NBA.

Si este año podemos ver por ejemplo una liga europea con un Betsikas que cuente en sus filas con Bryant y Deron Williams, un Barcelona con Pau y Marc Gasol, un Real Madrid con Kirilenko y Calderon, un Tau con Scola y Nowitski y un Milán con Ginobili y Bellinelli  significará disminuir las distancias sobremanera.

En todo caso, pase lo que pase y llegue quien llegue tampoco se pueden obviar que para estos jugadores supone un importante problema su llegada a Europa. Y lo es porque todavía tienen contrato en vigor con sus equipos y para todos ellos que sus jugadores estrellas que cobran millones de dólares se arriesguen a lesiones graves supone sin duda un problema. Si ya es difícil que los jugadores NBA jueguen con sus selecciones más lo es que lo hagan durante varios meses. Se trataría por tanto de encontrar seguros, caros seguros, capaces de asegurar a estos jugadores. Sin duda, un coste más añadido a las importantes fichas que recibirían todos estos jugadores.

Son estas y otras trabas las que hacen a muchos dudar de la llegada masiva de jugadores procedentes de la NBA. Sin embargo, en lo que todos los jugadores parecen de acuerdo es que un parón de este estilo es perjudicial para los jugadores. Por supuesto a nivel económico porque dejan de cobrar sus correspondientes fichas y se devalua la categoría de la NBA, pero esencialmente a nivel físico. Si después de una largo periodo de vacaciones que normalmente no dura más de un mes de puro relajo ya les cuesta a muchos coger la forma, mucho más preocupante puede ser estar 3 o 4 meses parados. Sin duda no es lo mismo poder jugar cada fin de semana con otros jugadores de nivel y entrenar regularmente que hacerlo en solitario o mediante pachangas improvisadas. No hay que olvidar que para estos jugadores en plenitud física el baloncesto es además de su pasión su profesión, y cada mes perdido es un mes menos de juego(y también de salario claro)

Por eso pienso que de alguna manera Europa se puede beneficiar de este parón pero también la NBA. Se trata de buscar una simbiosis con un doble objetivo: preparar a los mejores europeos para una futura incorporación a la NBA y evitar que muchos jugadores NBA pierdan la forma.

Veremos en que acaba todo esto. Podemos estar ante un escenario nuevo como el que contemplo más arriba o quizá se trate solamente de un espejismo de unos pocos meses sin más repercusión que ver como los aficionados europeos nos quedamos con la miel en los labios. Por de pronto la FIBA tampoco lo tiene claro y preve medidas

3 comentarios en “El desenlace del "Lockout"

  1. Carlos, tengo la sensación que se trata más de un deseo/sueño (de todos, no sólo tuyo) que de una realidad el que puedan venir todas estas estrellas a Europa.

    Sigo pensando que no vendrá ninguna estrella NBA a jugar en Europa. No ya porque no quieran ellos, sino porque es tremendamente complicado que puedan venir. Entre otras cosas, como bien dices, hay unos seguros muy caros de por medio.

    Hay dos escenarios posibles.
    – El parón no se soluciona ahora en julio (hay una posibilidad de que así sea) y empieza la temporada en Europa y no lo hace en USA, estando todavía la duda de si el cierre durará meses o todo el año.
    – El parón no se soluciona en diciembre/enero, que es cuando se volverían a reunir, y se suspende la temporada ‘11/’12.

    En el primero de los casos es en el que todavía estamos. Estoy convencido que ninguna estrella vendrá a jugar a partir de septiembre/octubre. A los Bryant, Durant, Wade,… no les causará ningún problema económico estar 3-4 meses sin cobrar. Y lo mismo digo para los españoles. Otro caso son las “medianías” que pueblan los equipos NBA. Esos ya han empezado a desembarcar.

    En el segundo caso es cuando, quizás sí, empiecen a querer venir de verdad algunas de esas superestrellas. Pero entonces, ¿querrán los clubes gastarse un pastón en un jugador para 5 meses? Yo lo dudo mucho.

    En definitiva, apuesto a que, en primer lugar, no habrá parón todo el año. Y en segundo lugar, a que no vendrá ninguna estrella. Eso sí, desde el punto de vista del espectáculo… ojala me equivoque!

    Por cierto, ya firmaba yo para el Baskonia que viniesen Scola y Nowitzki!!! Y también Calde, que si viene a Europa tendría que venir al Baskonia… y sino, a pasar por caja quien lo quiera! Y lo mismo, le pasaría a Nocioni y Splitter. Eso sí, que se queden todo el año para así destronar al Barça!

    Y para terminar, en cuanto al caso de Deron Williams… hasta que no lo vean mis ojitos no me lo creeré! ¿Besitkas? Pero si ni siquiera juega Euroliga…

    • ¿No está cerrado lo de Deron? Yo lo daba por hecho, pero si me dices que el Betsikas no juega ni Euroliga desde luego raro es.

      Del resto, no digo que esto sea la revolución pero si un principio de apertura que puede acabar cambiando el baloncesto europeo. Al final los cambios vienen sucedidos por distintas circunstancias y ya asistimos en años anteriores a la llegada de jugadores de segunda fila a Europa o de jugadores que no estaban a gusto. Lo siguiente es poder competir en salarios y en presupuestos para adquirir a las estrellas de segundo nivel y lo próximo una división europea.

      Yo el camino lo veo, aunque no se en cuantos años ni que clubes. POr cierto, que entre esos clubes me cuesta ver al Real Madrid…atrasado en muchos aspectos. Sin una estructura deportiva capaz ni un estadio en condiciones, con la mal llamada Caja Mágica que deviene muy a menuda en Caja trágica o Paja mágica para los más verderones. Con un presupuesto por debajo de los mejores equipos europeos y con una afición escasa y poco fiel.

  2. Charly, hasta donde yo sé… el Besiktas no jugó ni la semifinal de la «potente» Liga Turca. Si bien es cierto que la Euroliga se reserva dos «Wild Cards», éstas dudo que vayan a parar a el Besiktas.

    Por esto y porque no ha habido noticia que confirme el fichaje, dudo mucho que sea verdad. Quizás en breve me tenga que comer mis palabras, pero ya se verá.

    Lo de la división europea se habla desde hace uno o dos años. No creo que el posible lockout sea lo que acerlere dicha división. Si acaso el creciente número de jugadores europeos en la NBA, el interés en europa por la NBA,…

    Por otro lado, si hubiese una división europea, ya dijo el Sr. Stern que quería grandes ciudades con grandes pabellones. Puso como ejemplo a Londres, París y Berlín… ciudades con grandísima «tradición» baloncestística, verdad? Vamos, que a España la dejó a un lado.

    En España, los 3 grandes del basket en los últimos años (Barça, Baskonia, RM) tienen algún factor en contra. El Barça de basket el poquísimo seguimiento que tiene (sólo un 57% de ocupación en su pabellón), el Baskonia, a pesar de contar con un gran número de seguidores y un futuro pabellón de 15.000 espectadores, no deja de ser una ciudad de 250.000 hab. y el RM tiene el problema del pabellón (¿Caja Mágica?) y creo que poca afición fiel y constante, pero sería el candidato número 1.

    Ojala algún día vamos liga regular de la NBA en España y/o una división europea. Pero sinceramente, aunque está en estudio, lo veo muy lejano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *