Visión española de la Copa América

Desde el otro lado del continente a veces no se tiene una perspectiva clara de cómo funciona el fútbol en el continente latinoamericano. Exista cierta simplificación considerando a Argentina y Brasil y luego al resto. No podemos por supuesto obviar la grandeza de estos dos selecciones pero a la vez no podemos ignorar que hay equipos que según en que épocas son equipos muy peligrosos.

Lo vimos en la Copa del mundo cuando tanto Chile como Honduras demostraron saberle jugar a España. Pero es que además hay otras selecciones como Perú, Colombia o cualquier otra que en un momento dado pueden complicar un partido a cualquier selección de las llamadas favoritas. Se trata por tanto de equipos competitivos, con muchos jugadores en equipos punteros de Europa pero también del continente latinoamericano.

Lo contrario, es decir, menospreciar a estas selecciones sería el equivalente a pensar que en Europa son buenas Italia, Alemania y Francia y el resto de selecciones solamente buenos equipos. Incluso incluyendo a selecciones históricas como España, Holanda o Inglaterra, por el camino estaríamos obviando a selecciones como la rusa, la sueca, Bélgica, Croacia y un largo etcétera.

Hoy en día con los actuales planes de entrenamiento y con la profesionalización de practicamente todos los países, cualquier selección te puede poner en un apuro, ya sea de las medianas o pequeñas o ya sea del continente asiático o africano o tenga o no caché histórico.

Por eso, cuando desde España se mide el fracaso de Argentina en la fase previa  ninguneando a otras selecciones se comete el mismo error que cometen hasta los propios argentinos. No basta con tener a un conjunto de estrellas como Messi, Aguero o Higuain y ponerlas a jugar. Además se necesita ser tan competitivos, combativos y tener tanta hambre como el rival. Porque éste, que se siente inferior aprovechará esa supuesta debilidad para suplirla con el doble de ganas y el doble de esfuerzo.

Veremos como acaba la fase de grupos de la Copa América pero como mínimo sabremos que Argentina y Brasil hoy por hoy no son capaces de aplastar al resto de selecciones. SI quieren ganar el torneo tendrán que demostrar su mejor versión.

Por eso no hay nada mejor que tirar de los tópicos y es que en el fútbol no hay rival pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *