Ricky "pone en su sitio al MVP", Rose

Las noticias que llegan del desempeño de Ricky Rubio por parte de la prensa deportiva española hablan de un jugador que bien podría ser la reencarnación de Jordan o algún otro.

 Concretamente en el último duelo contra los Chicago de Rose, el titular de Marca afirma: “Ricky lo borda ante el MVP, pero no evita la cornada final de los Chicago”. Supone uno ante ese titular que Ricky además de aportar ofensivamente a su equipo, cosa que hizo con un doble-doble de 13 puntos y 12 asistencias, logró también frenar al MVP. Nada más lejos de la realidad cuando vemos que Rose logró casi el triple de puntos que Ricky, 32, y similar número de asistencias, 11.

No digo que Ricky no esté teniendo un gran inicio en la NBA, digo solamente que no hace falta exagerar con titulares que le comparan invariablemente con estrellas ya consagradas, All Star y candidatos al MVP. No hace falta hacerlo porque las características de Ricky ya hablan por si mismas de un jugadores carismático que encaja perfectamente con el espectáculo que tanto gusta a los americanos.  Recordaba hace poco al aclamado Sergio García, un buen golpista que fue aupado a la categoría de supercrack pero que morirá como otro buen jugador europeo, sin ningún grande en sus bolsillos.

 En el caso de Ricky yo creo que será distinto porque tiene cualidades de sobra para convertirse en alguien importante en el mundo del baloncesto, pero a su debido tiempo. Por ahora tiene que empezar a consagrarse en el equipo, cosa que ya está haciendo disputando muchos minutos y tiene que mantener sus números anotadores para que se convierta en un base relevante.

 Lo que sí tiene Ricky a su favor es su capacidad de asistir, algo a lo que no están acostumbrados la mayoría de los cracks de la NBA, y su sentido del espectáculo. Ricky parece por ello la pieza perfecta, joven, miembro de la mejor selección europea y con esa plasticidad tan aclamada al otro lado del Atlántico.

Mientras tanto, en una liga con tantos partidos como la NBA Rubio tendrá que mantener la regularidad y esperar su oportunidad hasta que acabe en un equipo con opciones al título. Hasta que eso no llegué le pasará como a Gasol, considerado un jugador importante pero no un supercrack. Sin títulos individuales o colectivos es difícil destacar en una liga con tantos y tan buenos jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *