Madridismo de verdad

Da lecciones quien quiere pero sobre quien puede porque de nada sirve hacerlo sino se tiene una audiencia suficiente. Las lecciones de madridismo son como las alineaciones de las selecciones nacionales, cada uno tiene una. La diferencia es que las segundas son libres, cada cuál expone su verdad, y con las primeras se imponen en función de un pasado inventado.

 Para dar lecciones de madridismo se puede ser periodista, aunque sea del equipo rival, y futbolista, siempre y cuando, claro, sea español o tenga el apoyo de esa misma prensa. Porque claro, ¡que habría sido del Real Madrid sin los españoles! Ese Di Stefano o Puskas, liderando al Real Madrid de Bernabeu, aquel  Mijatovic que marcó el gol decisivo en la séptima, Redondo y Roberto Carlos comandando la octava y Zidane marcando el mejor gol en la historia de una final en la novena.

 A veces olvido que estos son extranjeros y que no pueden dar lecciones de madridismo. Ni siquiera si se es un icono del Real Madrid como Zidane. O al menos, eso opina una parte importante de la prensa y Michel. En palabras textuales del segundo, “quien es Zidane para dar lecciones de madridismo”.

En el caso de Michel, su feroz madridismo está discutido sin embargo con sus cualidades como entrenador. A pesar de sus reiterados fracasos no deja de ser siempre un candidato al puesto de entrenador del Real Madrid. Será por su madridismo porque si es por su capacidad difícil lo tendría. Michel tiene el honor de haber bajado a segunda B a una de las mejores generaciones de la cantera del Real Madrid.  Con jugados que llegaron a primera división como Mata, Negredo, De la Red, Borja Valero, Torres, Codina, Adán, Parejo, Javi Garcia, Filipe, Granero, Callejón o Bueno, Michel fue incapaz de mantener al equipo en segunda división.

Este entrenador como muchos otros ex futbolistas forman parte de ese madridismo que da lecciones. Será un madridismo en función de la cantidad de los años y no de la calidad de los mismos, porque no se que tiene Michel de madridismo que no tenga Zidane o Roberto Carlos.

Destacan dos periodistas por encima de todo, uno como madridista declarado, Roberto Gómez, y otro que desde su púlpito da lecciones aún sabiéndose antimadridista, Roberto Palomar. Solamente necesito dos frases suyas para desvelar su condición y capacidad periodística:

 “Lo de Zidane es un milonga, su fichaje por el Madrid es un milonga, Zidane ya ha dicho que se quedará en Italia, es una milonga que no se cree nadie, de 1 millón de posibilades no hay ni una, el hombre más poderoso de Italia lo ha dicho”

 El tal Palomar dice lo siguiente:

“Y quién es Zidane,un recién llegado que ni tiene pedigree madridista ni representa a nadie en el Real Madrid”

Curioso que las palabras de este último sean tan parecidas a las de Michel. Uno como madridista de toda la vida y otro como antimadridista declarado. Siempre quedará eso sí Roberto Gómez para informar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *