El Málaga reta al Real Madrid

El Málaga tiene hoy la oportunidad de dar la sorpresa de la temporada y vencer a un Real Madrid que trae un resultado de ida, 3-2, que le obliga a no perder el partido. Pudiéramos pensar que a la vista del precedente liguero el Real Madrid se pareará por la Rosaleda.

 La realidad es que el Málaga se parece más al equipo del Bernabeu que iba ganando 0-2 que al que perdió 0-4. El Málaga auna veteranía con hombres como Toulalan, Matjinsen, De Michelis o Van Nistelrooy junto con la juventud de Isco, Rondó o Cazorla entre otros. Pero sobre todo, la mayoría de sus jugadores tiene en común el talento. Muchos y buenos jugadores juntos con un entrenador que quiere convertir al Málaga en un nuevo Villareal.

 A la vista del declive de este y de otros ilustres, el Málaga está en condiciones de ocupar ese lugar y convertirse en un equipo de Champion. Mimbres no le faltan y ahora solo queda que su entrenador, Pelegrini sepa elegir el modelo y los jugadores adecuados.

 En mi opinión, el chileno es el entrenador perfecto para un reto como el del Málaga. Con jugadores con vocación ofensiva, con un entorno adecuado y sin presión, si le dan tiempo al chileno lo hará bien.

 No puedo evitar cada que le veo cierta desazón. En realidad Pelegrini llegó al Real Madrid con la mejor de las intenciones y la mayor de las ilusiones, pero sin entender cómo ni porqué se fue por la puerta de atrás.

 El chileno creyó que ser entrenador del Real Madrid significaba entrenarlo y hacer las alineaciones. Como casi todos los últimos entrenadores que han pasado por el Madrid no entendió que ser entrenador significa también lidiar con la prensa, gestionar a presente y futuro un plantel de 22 jugadores con egos gigantescos, gestionar las rivalidades entre ellos y entre empleados del club, ser capaz de entender las magnitudes económicas y empresariales del club más grande del mundo y también, luchar contra una afición exigente y un público impaciente.

 Ganar partidos y jugar bien sirve para alejar la atención del resto de tareas pero como no siempre se gana en seguida saltan el resto de resortes. Otro ilustres alineador, Del Bosque, logró ser el último superviviente dentro de este modelo de entrenadores ajeno a futuro del club. Lo hizo gracias a su vitola de hombre tranquilo y de la casa, y gracias al apoyo de la prensa mayoritaria y sobre todo gracias a los títulos(pocos pero importantes) que le dieron unos jugadores ya curtidos en mil batallas y con una Copa de Europa en el zurrón.

 Pelegrini en realidad hizo cosas importantes y valientes como sentar a Raúl, apostar por Higuain o integrar a Albiol y Alonso. Sin embargo, él como otros entrenadores anteriores no supo motivar a los jugadores para no ser eliminado por un segunda B o pasar a la siguiente ronda de Champion League. Un lastre demasiado grande para quien meses después confesaría que no alineó a Diarrá por lo que podría decir la prensa.

 A pesar de peinar canas y de tener mucha experiencia, a Pelegrini le faltaban otros tres siglos de vida para entrenar al Real Madrid, o quizá otro carácter. El Real Madrid es un monstruo de mil cabezas que nunca respira tranquilo, siempre pendiente de aniquilar a su guardián al menor despiste.

3 comentarios en “El Málaga reta al Real Madrid

  1. Creo que Pellegrini vino con una idea equivocada, y cuando se dio cuenta en un par de meses que no tenía el apoyo necesario, se escondió en vez de intentar revertir la situación. Él mismo reconoció que tendría que haber hablado con Florentino en noviembre, y no lo quiso hacer. Manuel sólo estuvo cómodo el primer mes, y quizá pensó que Valdano, que fue quien le trajo, le respaldaría. Pero lo cierto es que el chileno nunca contó con la confianza del club, y así es muy difícil trabajar. La venta de los holandeses no ayudó en nada. Pellegrini se empeñó en que la única alternativa era jugar sin bandas… y lo que se veía en el campo era lo más parecido al «cuadrado trágico» de Luxemburgo. Poco juego, aunque buenos resultados.

    Inicialmente apostó incomprensiblemente por Raúl, después sentó a Benzema (y esto hundió al francés, que, después de todo, no había empezado mal el año). Esa sensación de inseguridad que transmitía fue el principio de un fin que el dijo conocer muy temprano. De todas formas, el Alcorcón y el Lyon hicieron el resto.

  2. Carlos, personalmente, pienso que Pelegrini carece de un carácter suficientemente fuerte, como para dominar un vestuario como el del Madrid, aunque también es cierto que no le dieron el suficiente poder y respaldo para que se sintiera cómodo. Transpasar a Sneijder i Robben fue un mensaje alto y claro al entrenador:»Aquí, mando yo, juegan los que yo diga y punto!!»…Pelegrini expresó su opinión claramente sobre ellos y, en menos de 72h, ya estaban fuera. Aún así, no dimitió como Camacho, e intentó sacarlo adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *