Laso, la política de fichajes y Jeremy Lin

La diferencia entre un profesional y un aficionado es que el primero se dedica a ello y el segundo dedica solamente su tiempo de ocio. A veces sin embargo, en demasiados equipos deportivos el profesional se comporta como un aficionado. Lanzo esta reflexión a colación de las palabras que dijo ayer Pablo Laso refiriéndose a la sensación de la temporada en la NBA, Jeremy Lin. El entrenador madridista afirmó en una muestra de sinceridad excesiva que le habían ofrecido a Lin a él y a Herreros pero que no lo habían ni valorado.

 Está claro que nadie podía imaginar que un tipo como Lin destacase de esa manera en la NBA. Desde luego ni los propios entrenadores americanos confiaron en él, pero supongo que al menos habrán tenido la inteligencia de no reconocer en público que ni siquiera le valoraron en su momento. Si tenían otras opciones de bases con mejores promedios puedo entenderlo. El problema es que el Real Madrid no valoró la posibilidad de incorporar a un jugador que por su estilo de juego hoy sería fundamental para el equipo. El equipo blanco tiene un agujero en el puesto de base con un escolta incapaz de marca el ritmo de partido, como Llul y con un Sergio Rodriguez con muy poca capacidad anotadora.

 En el caso de Lin, aunque sea un desconocido para el gran público, la labor de un profesional es analizar con detalle todas y cada de las oportunidades que se le presentan. Para mi ,como aficionado los recursos se limitan a mirar en la Wikipedia o bucear por internet, pero un club como el Real Madrid debería haber como mínimo valorado esa posibilidad estudiando el pasado del jugador.

 La historia de Jeremy Lin no es la de un paquete que se convierte en un gran jugador. La historia de Lin no es diferente a la de cientos de jugadores universitarios americanos con buenos números en su Universidad y que no obstante no tienen ese plus de calidad para dar el salto o bien esa suerte necesaria. El hecho de no acceder a un equipo de NBA o de no jugar muchos minutos no significa más que eso y tenemos varios ejemplos con el rendimiento de Arlauckas en su día o el de Carrol en la actualidad

 Pero más aún, si indagamos en el pasado de Lin vemos como  en su última campaña promedió más de 16 puntos, casi 5 asistencias y más de dos robos. De hecho fue nominado para al premio Wooden que premia a los mejores baloncestistas universitarios. El formaba parte de los 30 nominados de un premio que han recibido jugadores como Durant o Griffin.

 No creo que ni Laso ni Herreros ni nadie pudiesen pronosticar esa explosión de un jugador. De hecho ni siquiera sabemos si será flor de un día o aguantará al máximo nivel varias temporadas. Lo que si sé es que un entrenador y un director deportivo tienen la obligación de valorar todos los ofrecimientos.

 

4 pensamientos en “Laso, la política de fichajes y Jeremy Lin

  1. Totalmente de acuerdo.

    Cuando leí la noticia no me la podía creer. ¿Cómo es posible que Laso comente eso, y encima en tono jocoso? Es el típico comentario que, si acaso, hace un entrenador después de dejar un equipo. O incluso una vez retirado. O… en el bar con sus colegas.

    • A mi me parece el reflejo de el funcionamiento de una sección y de un club. Por eso me gusta Mourinho porque estoy convencido de que si a él le ofrecen un jugador lo examina todo de él.

  2. En el fondo estoy de acuerdo con vosotros. Si un jugador es ofrecido a un club, cuanto menos, hay que “estudiarlo”… llámese Real Madrid, Baskonia, New York, Celtics,…

    Pero por otro lado, creo que esto de Lin se está sacando un poco de quicio. Ni Laso ni el RM son los primeros en rechazar a este jugador, los Lakers también reconocen haberlo descartado, al igual que otros equipos. Y tampoco explotó en ninguno de los equipos donde ya ha jugado.
    No hay que olvidar que ha empezado a jugar ya que los NY tienen todos sus bases lesionados… con lo que tampoco estaba jugando allí! Eso sí, que nadie le quite lo bailado, lo está haciendo de cine y está sabiendo aprovechar la oportunidad que se le ha presentado… y que Stoudamire y Carmelo están lesionados!

    Por lo tanto, habría que esperar a ver si es flor de un día o va para largo. Lo que está claro, por otro lado, es que Laso pecó de excesiva sinceridad (como hizo Bryant hace unos días), pero es que lo que ha dicho Laso lo hemos pensado y dicho todos… “y quién demonios es este Lin?!?!”

    Venga, ahora a ver la Copa de Basket… a ver si surge aquí algún “Lin”.

    • No si no se trata de ser ventajista. Está claro que a toro pasado todos lo sabíamos… Lo que digo es que eso de que ni lo valoramos o que lo miramos entre risas me parece muy poco profesional. Más que nada porque ese es tu trabajo y porque como digo en el artículo este Lin no es un Juanra o un Carlos de la vida que hace dos partidos espectaculares. Hablamos de un tio que destacó en su etapa Universitaria y que finalmente fue fichado por los NIicks. Vale que era el suplente del suplente pero estaba en la NBA y tenía buenos predecentes.

      Que Raptors u otros lo rechazasen por un Rondo, un primer draft u otro jugador experimentado es lógico. También sería incluso lógico rechazarlo por Sergio Rodriguez aunque el canario no hizo en sus años de NBA ni un partido la mitad del bueno que el chino. Y tampoco en España ha promediado los números de Lin en Harvard.

      En todo caso, la diferencia entre un ojeador excepcional y uno normal es un Lin. La diferencia entre uno bueno/normal y uno malo son los fichajes de los últimos años del Madrid, a excepción de este claro. Eso si, fichar a Rudy, Carrol o Pocius tampoco tiene tanto mérito porque están contrastados.

      De la final ya reservaré un post para ello, si puedo…

      Suerte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *