La labor de Mourinho

Se han cumplido más de 18 meses desde la llegada de Mourinho y ya podemos enjuiciar su labor sabiendo que gran parte del trabajo más complicado está hecho. Ahora que las cosas le van bastante bien al Real Madrid siguen lloviendo las críticas desde sectores tanto deportivos como extradeportivos(Javier Marías, Boyero…), especialmente gracias, o mejor dicho, por culpa de la línea editorial marcada por Prisa.

Una línea editorial más preocupada por el personaje que por el entrenador. Y sí, Mourinho representa un conjunto en el que se engloba su labor como entrenador pero también su figura dentro de los medios de prensa. El portugués considera esta segunda parte como un elemento fundamental para trazar su estrategia. Y sin embargo, no podemos ni debemos permitir que las acciones externas de Mourinho, independientemente de lo que opine cada uno de ellas, nos impidan analizar la labor futbolística que ha realizado el portugués.

 Simplificar dicha labor a los enfrentamientos contra el Barcelona significa obviar más de un lustro cayendo en octavos en Europa con estrépito, una larga década de humillaciones en la Copa del rey y unas pocas ligas ganadas a pesar de sufrir duras derrotas tanto fuera como en casa. Y todo ello sin una estrategia definida, con entrenadores casi interinos que fichaban a jugadores por nombre o por afinidad y cuyo interés por el futuro del club se reducía a su día a día.

 Hoy en cambio, analizando a este Real Madrid existe sin duda un proyecto de futuro. Un proyecto con varias piedras angulares que son jugadores con muchos años de fútbol por delante. Ozil, Benzema, Ramos, Marcelo, Cristiano Ronaldo o Di Maria son jugadores la mayoría por hacer pero todos con un futuro y una calidad indiscutible.

 Ese proyecto de futuro es también hoy presente con un equipo que sabe a lo que juega aunque muchos nieguen la mayor. Un equipo que tiene un estilo vertical, rápido, letal al contragolpe pero que domina también los partidos desde la posesión. Defensivamente es un equipo presionante, con la defensa adelantada y que recibe pocos goles, al menos si lo comparamos con el Madrid de la última década. Es además un equipo goleador, concretamente a estas alturas el más goleador de la historia, con media docena de jugadores que ven portería con facilidad. Cristiano, Higuain, Benzema, Di Maria, Callejón o Kaká tienen gol y lo desmuestran partido a partido.

 Pero por encima de todo, este Real Madrid, es a pesar de rumores, un equipo unido, con un objetivo común, con una fe ciega en su entrenador. Mientras algunos se empeñan en separar al vestuario por nacionalidades, todos los jugadores sin excepción han salido en estos 18 meses a decir lo muchísimo que aprecian a Mourinho y lo mucho que les ha ayudado a seguir creciendo futbolísticamente.

 Toda esta magna labor, impensable hace un par de años, de nada serviría sin títulos ni resultados. Pero resulta que también en este aspecto el Real Madrid ha conseguido logros reseñables. Ahora mismo está en disposición de ganar la liga con el record de victorias y goles a lo que hay que sumar la Copa del Rey lograda el año pasado y el excelente rendimiento en la Champion League.

 El aficionado madridista, inconformista por naturaleza, quizá pueda pensar que el verdadero baremo del Madrid es esta competición, olvidando quizá que el Madrid en sus más de 60 años de historia de esta competición “solamente” ha conseguido 9 Copas de Europa.  Con periodos de grandes sequías es sin duda la competición clave pero también la más difícil de conseguir. Tiende el aficionado a olvidar precisamente lo malo para ensalzar rápidamente lo bueno. Cualquier época pasada fue mejor y los que hoy añoran la solvencia del Madrid de los galácticos para dominar en Europa, olvidan las dificultades en liga o en la Copa del Rey. Los mismos que en la época de la quinta del Buitre despreciaban las ligas conseguidas añorando las Copas de Europa.

 El objetivo de este Real Madrid es ser competitivo en todas las competiciones y poder aspirar siempre a las tres. Un objetivo que permite a largo plazo llegar a las finales y ganarlas sin cambiar de manera radical el proyecto cada vez que no se logra un título.

 Ahora, si queremos enjuiciar a Mourinho por lo bien que cae o por la popularidad de sus palabras quizá el resultado fuese otro. Si se trata de encontrar a un tipo que caiga bien a todos el Madrid bien se podría haber quedado con Pelegrini, un tipo contra el que nadie tiene una mala palabra. Y sin embargo, las comparaciones futbolísticas entre uno y otro no resisten el mínimo test.

Related posts:

  1. Analizando la labor de Mourinho
  2. Mourinho y la prueba del 9
  3. Mourinho,¿un tio sincero o un provocador?
  4. La alargada sombra de Mourinho
  5. Mourinho tiene razón

3 pensamientos en “La labor de Mourinho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>