La final de la Copa del Rey

Esta noche se juega la final la Copa de su majestad el rey Juan Carlos I en el estadio Calderón. Conviene señalar este punto porque a veces se olvida que además de tener el nombre de un rey, fruto de la herencia de hace muchos años, el trofeo es entregado por el mismo, o por su representante, el príncipe. No tiene por tanto un carácter no institucional como podría ser la entrega de la liga o cualquier otro trofeo.Por eso, se utiliza este partido como reivindicación política de unos pocos con la anuencia, ya sea por cobardía, pasotismo o simplemente falta de interés de muchos otros, empeñados en calificar como solamente de fútbol, una final que ya de por sí representa algo más que el fútbol por cuanto tiene de oficial.

Pero asuntos políticos al margen, y en vista de un aquelarre independentista de grandes dimensiones, en este partido se enfrentan dos equipos con mucho en juego. El Bilbao después de una larga temporada disputando tres competiciones, necesita un premio. Un trofeo que justifique como mínimo la inmensa ilusión que ha generado entre sus aficionados, promovida por una magna propaganda de su entrenador, el loco Bielsa. El equipo vasco no ha tenido una trayectoria especialmente difícil para llegar a la final y lo más duro lo encuentra justamente ahora.

En el otro lado, el Barcelona, acostumbrado durante estos tres últimos años a ganar al menos siempre un título(hablamos de títulos importantes). Un final de temporada sin uno de los tres grandes títulos y más teniendo en cuenta el adios de Guardiola se podría considerar como una mala temporada, siempre en comparación con anteriores. En mi opinión el fracaso no es tan grande habida cuenta del buen papel en liga, con muy buenos números y con una siempre difícil presencia en semifinales de Champion y en la final de la Copa del Rey.

Pero en el fútbol como en otros deportes solamente cuentas los títulso y nadie se acuerda de los finalistas y mucho menos de los semifinalistas. Por eso el Barcelona se juega mantener la continuidad en la obtención de títulos importantes.

Y si a priori es favorito por resultados anteriores contra el Bilbao y por la calidad de unos y otros jugadores en mi opinión la distancia es mucho más corta. En contra del Barcelona juega la importantísima baja de Alves. El jugador brasileño, que no ha hecho su mejor temporada, no deja de ser uno de los atacantes más importantes del Barcelona, desatascando por banda muchas veces el juego de su equipo. Y en contra también debería estar la ilusión y ganas del Atlethic por desmostrar que lo de Bucarest fue un accidente.

Tiene por tanto el equipo vasco la oportunidad de hacer una final diferente. A buen seguro sus jóvenes jugadores habrán aprendido una lección y querrán aplicarla. El problema es que en frente tienen un equipo experimentado con algunos de los mejores jugadores del mundo.

Mi apuesta es una buena del Bilbao, épica mediante. Veremos lo que ocurre.

Un pensamiento en “La final de la Copa del Rey

  1. Pingback: La final de la Copa del Rey | SportSquare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *