El Castilla y la cantera del Madrid

El año pasado por estas alturas pensaba en el futuro de muchos de los canteranos. En aquel momento me pareció que un jugador como Sarabia, vendido al Getafe, tenía serias posibilidades de llegar algún día al primer equipo. Internacional en las selecciones inferiores, con velocidad, desparpajo y mucha calidad parecía un claro jugador de futuro. Su rendimiento este año en el Getafe, en el que apenas ha disputado minutos me hace pensar que me equivoqué. En este caso la culpa no es del Madrid ni de Mourinho, el entrenador del Getafe no ha visto al joven Sarabia todavía preparado para jugar como titular en el Getafe, imagínense en el Madrid. Lo mismo podemos decir de jugadores como Juan Carlos, Mateos o Parejo

 Y es que solamente los elegidos pueden llegar a formar parte de la plantilla de un equipo como el Real Madrid, exigido los 90 minutos de cada partido, en el que jugadores que han sido balones de oro e internacionales indiscutibles con sus selecciones son constantemente criticados.

 Por eso no quiero ser demasiado optimista con la hornada de canteranos que condujo el domingo pasado al Castilla a segunda división. Que muchos de ellos acabarán en primera división lo tengo claro. Es algo que lleva pasando desde hace mucho tiempo. El Real Madrid forma a jugadores con calidad suficiente para una vez maduros ser capaces de rendir en una de las mejores ligas del mundo.

Jugadores del Castilla celebrando el ascenso

Jugadores del Castilla celebrando el ascenso

 El problema llega a la hora de apostar por jóvenes promesas e incorporarlas al primer equipo. Ahora están de moda Soldado y Negredo, pero ambos tardaron desde que salieron del Real Madrid, cuatro o cinco años en explotar. Y cuando lo han hecho no superan a jugadores venidos de fuera como Higuain o Benzema. Ambos, ya jóvenes,  despuntaban en primera división en sus países. El primero con apenas una docena de partidos fue fichado para el Madrid y el segundo como estrella de su equipo.

 Si hablamos de otros jugadores, algunos tan criticados como Antintop o Coentrao, nos olvidamos de que ambos son internacionales absolutos con sus selecciones, jugadores indiscutibles en sus países. Concretamente Antintop, criticado hasta la extenuación a pesar de jugar poco, jugó hace dos años una Final de Champion y hace más la Eurocopa formando parte del 11 ideal del torneo.

 Así que, ¿cuántos canteranos tienen cabida en el Real Madrid actual? Por condiciones y calidad al menos 3 o 4 podrían formar parte de una plantilla amplia. Por madurez el que tiene más posibilidades es Joselu. Se trata de un delantero centro al uso, con buena movilidad a bandas, buenos fundamentos recibiendo el balón de espaldas y con gol. Ante la necesidad de un tercer delantero de su estilo, es posible que Joselu se incorpore al primer equipo y encuentre algunos minutos en partidos menores.

Jesé es otro jugador que ha despuntado con el Castilla. Con todas las cualidades posibles: calidad, velocidad, desborde, regate y gol, le falta todavía elegir bien sus opciones, es decir, madurar y experiencia, algo que difícilmente le dará el Madrid. A la sombra de jugadores como Di Maria, Cristiano, Ozil o Callejón difícilmente encontrará los minutos suficientes.

Los otros dos jugadores que han demostrado calidad y recursos suficientes son Carvajal y Nacho. Ambos defensores del Castilla se pueden ver beneficiados por la necesidad del Madrid de cubrir el lateral derecho y el puesto de central respectivamente. Como defensas pueden aprender de los titulares aunque lo que de verdad necesitarían serían minutos.

 Del resto de jugadores hay algunos como Juanfran o Casado que podrían formar perfectamente parte de equipos de primera división. Algunos como Mosquera andan sobrando de calidad y otros como Morata o el pelirrojo Alex Fernandez   necesitan todavía muchos minutos antes de dar el salto a primera.

Incorporar a cualquier de estos jugadores a la primera plantilla es positivo para el club a nivel de sueldos y seguramente a nivel de afición pero a la larga es perjudicial para los propios jugadores. En edades tan jóvenes lo que necesitan es jugar el máximo de minutos en primera o segunda división. Y obviamente un equipo con la exigencia del Real Madrid difícilmente lo puede hacer. Hablamos de un equipo con una plantilla donde 14 o 15 jugadores son cracks mundiales.

Por eso la política de venta con opción de compra a los dos años puede resultar la mejor opción para la mayoría de ellos. Solamente canteranos selectos , con una calidad que haga que como diría Camacho “derrumben la puerta”, y en circunstancias adecuadas (lesión del titular o baja rendimiento)pueden llegar directamente al primer equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *