La inteligencia de Ramos

El partido de ayer del Real Madrid trajo además de la victoria la enésima constatación de lo difícil que lo tiene José Mourinho en este Real Madrid. Después de un partido jugado con 10 jugadores gracias a la labor conjunta del árbitro y de Sergio Ramos, la prensa recoge el cambio de un delantero por un defensa y numerosas críticas contra el equipo. Pocas críticas se han leído contra el sevillano.

 Ese es el podrido funcionamiento de la prensa, que cuando puede ensalza al sevillano pero que pocas veces carga las tintas contra un jugador que ha dejado al equipo en inferioridad en numerosas ocasiones.

 Pero más allá de la evidencia que dice que Ramos no es un jugador inteligente dentro del campo, está otra que dice que tampoco es inteligente fuera del campo. Las declaraciones de Ramos poniéndose a la altura del entrenador son lamentables. Un entrenador puede y debe señalar a los jugadores porque forma parte de su función. Un jugador no puede hacer eso y si se siente señalado se siente que aguantar.

 Ramos ya demostró su nula inteligencia con el “afair” de la camiseta de Ozil y lo vuelve a hacer en un mal momento. Otro como Casillas y otro que debería irse fuera a final de temporada. A Mourinho se lo han puesto muy fácil en caso de seguir. Los dos deben ver la calle al final de la temporada por insubordinación conjunta y por mal rendimiento en el campo. Cualquier otra decisión sería un error.

1 comentario en “La inteligencia de Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *