El fichaje de Illarramendi y la política del Real Madrid

Lo primero que diré sobre Illarramendi es que no le visto ni un solo partido. Evidentemente se cómo juega por lo que he leído e intuyo que es una especie de clon de Xabi Alonso, es decir, jugador que desplaza en largo, con buena posición táctica, que es capaz de defender y que es inteligente.

Ese perfil de jugador lo necesitaba el Real Madrid para reemplazar a un avejentado Xabi Alonso. Si además Illarramendi puede aprender durante un año de su ídolo, mucho mejor. Es un jugador joven, de 23 años, con poca experiencia en primera división, 53 partidos, aunque la última temporada ha jugado todos los partidos y por tanto es uno de los responsables de la buena campaña de la Real Sociedad.

Otro tema distinto es el precio pagado por el jugador. Como primera impresión y comparando por ejemplo la edad, internacionalides y experiencia con otros jugadores me resulta un fichaje caro. Es decir, se ha pago más dinero de la cuenta por lo que ofrece actualmente el jugador. Pero está el intangible o lo que se denominaría «potencial», que es la capacidad del futbolista de convertirse en un Xabi y ser un jugador bandera para los próximos 6 años. Igualmente hay un riesgo potencial de que el jugador se lesione o simplemente no rinda por le camino lo esperado. En uno u otro caso el riesgo se asume al fichar a un jugador más joven.

La otra vertiente del fichaje es la dificultad del Real Madrid para fichar jugadores españoles. A pesar de que es casi imposible por parte de los jugadores decirle que no a un club que ofrece además de mucho dinero, prestigio y la oportunidad de ganar títulos, todos los últimos fichajes del Real Madrid ahn sido auténticos quebraderos de cabezas.

Los que se han ejecutado, Ramos, Isco o Illarra han costado prácticamente el valor de su claúsula, y los que no, Villa o Silva porque estaban incluso por encmia de ese valor. ´Puede parecer por tanto lógico que el club prefiera fichar fuera. Los fichajes son en muchos casos igual de costosos como en el caso de Modric, Coentrao o Pepe, pero no hay esa resistencia tan feroz. Esa sensación de que parece que el Real Madrid está haciendo algo ilegítimo por intentar fichar a buenos jugadores.

No deja de sorprenderme como el Barcelona es capaz de afrontar los fichajes, como Villa, Alves o Alba sin crear esa polémica a pesar de que la política es la misma, fichar a golpe de talonaria, o lo que es lo mismo, «el pez grande se come al chico».

Quizá tendría que empezar por el propio Real Madrid y asumir como hacen Manchester United o Bayern de Munich que son más grandes que el resto y que tienen que fichar sin complejos. No tiene sentido andar haciendo pactos con «clubes amigos» ni andar con paños calientes. 

Al final, el Real Madrid tiene que buscar sus propios intereses, igual que hacen Valencia, Sevilla o Real Sociedad. Y el no fichar a jugadores que puedan mejorar la plantilla como era el caso de Aguero o Falcao por miedo a ser impopular o generar un conflicto, solamente debilita la posición de Real Madrid 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *