Neymar: el fichaje que hundió a Rosell

Neymar y Rosell

Neymar y Rosell

El día que Florentino Pérez dijo que el fichaje de Neymar  se salía del ecosistema del Real Madrid no sabíamos que pocos meses reventaría el ecosistema del Barcelona. El fichaje del brasileño por Rosell, su gran valedor, ha acabado con la dimisión de este y con un futuro incierto a nivel de dirección. Ahora mismo, tanto los vicepresidentes como el dimitido Rosell están en el ojo del huracán por una querella que parece que pondrá en tela del juicio cómo se ha hecho el fichaje del brasileño.

Se ha necesitado la denuncia de un socio y no la investigación de los periodistas, para desvelar lo que muchos intuíamos y lo que comentó el propio presidente del Real Madrid, que el fichaje de Neymar suponía una inversión mayor a los 100 millones de euros. Seguramente si Florentino, experto en fichajes, no pudo traerse a Neymar, después de haber fichado en circunstancias más difíciles a Figo, Ronaldo, Zidane o Beckam, fue porque simplemente el fichaje no era viable económicamente.

Por eso extrañaba tanto que se hablase de 57 millones “solamente”, cifra absolutamente asumible para el Real Madrid. Entre medias se habló de que Neymar prefería al Barcelona, aunque ya sabemos que lo que realmente prefería era el dinero. Una cantidad que en distintos conceptos pagó el Barcelona de manera opaca, aumentando considerablemente el coste del fichaje y acercándolo a uno de los fichajes más caros de la historia.

Se pretende ahora comparar ese fichaje con el de Bale, cuando hay una gran diferencia, el Real Madrid y el Totemham han cerrado un acuerdo entre clubes, sin la cantidad de intermediarios y claúsulas ocultas que han intervenido en el fichaje de Neymar.

Seguramente a igualdad de condiciones, Florentino Pérez, amante de los fichajes mediáticos, habría optado por el brasileño. Aunque vista la propiedad al 100% de sus derechos de imagen en el Barcelona es dudoso que l Real Madrid lo hubiese negociado de esa manera. Y es que el amortizar los fichajes a través de la mitad de los derechos de imagen es uno de los pilares en los que se fundamentan los fichajes de Florentino Pérez.

Lo de Neymar ha supuesto el final de Rosell y no el principio como él pensaba. Mediante el fichaje del brasileño pensaba el exmandatario dar un golpe en la mesa y dejar su huella en el Barcelona. Y sin duda lo ha hecho pero para mal. Queda ahora el club en estado de turbulencia, habida cuenta de que el nuevo presidente, antes vicepresidente, tendría que conocer necesariamente los costes reales del fichaje de Neymar

Para la historia queda por cierto nuevamente la labor de la prensa. La de Barcelona, servil y cobarde, alabando a Rosell y atacando al Real Madrid, y la de Madrid, incapaz e incompente. Muy en la línea con la prensa generalista, solo se dan cuenta de las cosas cuando estallan, pero mientras reman a favor de corriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *