Victoria y liderato

El mes de febrero ha acabado de confirmar el 4-3-3 de Carlo Ancelotti como el mejor esquema con los jugadores que ahi. Con tres jugadores arriba con la calidad y el gol Cristiano Ronaldo, Bale y Jesé, la labor de los medios es proporcionar balones y dar equilibrio.

En el partido de ayer se vio la aparición fulgurante de Bale en los primeros compases del partido, mientras que Jesé lo hizo en la segunda parte. Benzema apareció como acompañante necesario elaborando juego.

 El medio del campo fue de Modric, imprescindible y absoluto motor de este Real Madrid. El croata, denostado el primer año, como este Bale, es ahora mismo el único jugador imprescindible del Real Madrid. Un todocampista, ahora mismo el mejor del mundo junto con Tourè y Vidal. Al lado de Xabi Alonso o Illarrmendi, ambos están cómodos armando el equipo desde atrás y compartiendo robos de balón. La presencia de Di Maria proporciona menos equilibrio pero más poder ofensivo. Quizá el equipo necesita un tercer centrocampista, más puro que el argentina, como podría ser el propio Illarramendi, o Cassemiro o buscarlo en el mercado, como Gundogan. La idea es tener a un jugador con el mismo rol que Modric.

 Ahora mismo está funcionando el sistema y Carletto parece haber encontrado su sistema y sus jugadores para los partidos importantes. Ayer, utilizó las rotaciones con Carvajal y se vio obligado a cambiar a los dos laterales izquierdos, que tienen la mala costumbre de lesionarse al mismo tiempo.

 Con medio pase a la final de la Copa del rey en el bolsillo y a la espera de lo que haga el Barcelona, el Real Madrid, sin hacer mucho ruido es líder de la liga y empieza a parecer un equipo sólido con aspiraciones a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *