Real Madrid -Barcelona, un partido clave

La goleada el pasado fin de semana del Barcelona contra el Osasuna no  puede ocultar que en este momento de la temporada el equipo blanco afronta el derby en un mejor estado que su rival.

Mientras que Messi parece cada vez menos Messi, Cristiano Ronaldo cada vez es más Cristiano. Bale se reivindica más rápidamente que Neymar y el Real Madrid parece más sólido que el Barcelona. Además está la diferencia de puntos en liga y el factor campo.

Con todos esos ingredientes el Real Madrid debería ser favorito no solo para ganar sino para hacerlo incluso fácil. Pero, cuidado, que estos partidos son todos distintos. Sí, hay una tendencia en liga y también hasta el derby de la ida en el Camp Nou había una una clara predominancia del Real Madrid en los últimos partidos (aunque mucha gente parece olvidarlo).

Con Pepe y Ramos en un buen momento de la temporada, habrá que ver el estado físico de los laterales del Real Madrid para cerrar las vías de entrada a los delanteros del Barcelona, especialmente Messi, siempre dañino contra el Real Madrid. En el otro lado, parece que Piqué y compañía tendrán trabajo con Bale y CR7 y especialmente Benzema que suele cuajar excelentes partidos contra los azulgrana.

Con ese panorama es posible que estemos ante un partido bonito con constantes choques defensa-ataque. Y ahí, el medio campo que se consiga imponer, el del Real Madrid creando juego rápido y robando balones, y el del Barcelona haciendo daño con la posesión, seguramente decante la balanza.

El Real Madrid debería tener como objetivo un gol tempranero, que con muchas posibilidades recordaría al Barcelona sus peores momentos de la temporada. Mientras que el equipo blaugrana debe tener en la cabeza llegar vivos hasta el final del partido. Por físico este Real Madrid parece superior.

Un duelo que decidirá la liga, como mínimo para el Barcelona en caso negativo, y que también puede definir el destino de uno u otro equipo. Ganando el Real Madrid, Carletto puede verse afianzado en el cargo, con la confianza de tener más cerca la liga (atlético mediante). Y perdiendo el Barcelona pasará lo contrario, con el Tata con medio pie fuera y con el Barcelona pendiente de renovar profundamente su plantilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *