El Real Madrid se deja media liga y parte de otra

El Real Madrid perdió ayer en Sevilla media liga, tres cuartos del nuevo proyecto, y Ancelotti y muchos jugadores la credibilidad que se habían ganado hasta hace tan solo 6 días.
La racha consecutiva de victorias y la espectacular goleada contra el Shalke ilusionaron al madridismo. Todos lo hicimos, pensando que un nuevo modelo de dirección más laxo, con un ambiente más tranquilo, quizá supusiese un estímulo para que la plantilla demostrase lo que no hizo el año pasado.
Por desgracia, los que creíamos que no eramos competitivos antaño porque caíamos ante Bayern de Munich primero y Borussia de Dormuntd después, ahora simplemente pensamos que este equipo ya no es que sea o no competitivo, es que no es equipo.
Se han ganado los partidos que hace que se pierdan ligas, pero no se ha vencido en ninguno de los partidos en los que se ganan ligas. El primero el del pasado fin de semana, antes con los otros tres derbys y durante con todas las plazas difíciles. En las visitas a los seis primeros, sin contar la Real Sociedad que está pendiente, este Real Madrid no ha sacado ni una victoria. Empates en en Madrigal, San Mamés y Calderón, derrotas en el Pizjuán y Camp Nou. Esos datos junto con los empates en Pamplona y en Turín hacen dudar mucho de la capacidad de este equipo de competir en situaciones adversas.
Y justamente coincidiendo con la posibilidad del Real Madrid de dar un golpe encima de la mesa. La realidad es que a la hora de verdad este equipo nunca ha dado la talla excepto en la eliminatoria contra el Atlético de Madrid. A día de hoy, a falta de jugar los partidos de verdad de la Champion League y la final de la Copa del rey, el equipo adolece de un traje que le permita ganar cuando hay máxima tensión. Si ha diseñado bien Carlo el traje de paseo, el de los partidos fáciles, esos partidos en los que todos parecen buenos. Lo contrario a lo de de ayer. Hoy cualquier madridista vendería a los 11.
Aunque el verdadero drama es que mirando al banquillo la única solución al ataque es un indolente Isco. Morata está más verde que las manzanas verdes, los mediocentros, Illarra y Cassemiro también y además no juegan mucho. Y para de contar. Tampoco es que fuese un verjel atacante con Jese, pero al menos como primera alternativa daba soluciones y crédito al banquillo.
La liga ahora mismo está complicada, no perdida porque esto es fútbol y quedan muchos partidos, pero si difícil porque el Real Madrid está a 4 puntos del Atleti y a tres del Barcelona, por el goalaverage en contra. Y mirando los calendarios no parece sencillo e incluso parece mas probable que el Real Madrid falle más veces.
En este punto de al temporada todavía no se sabe  si el equipo esta destrozado porque Mou lo dejo así o si Carletto ganará algún título demostrando que el portugués no hizo bien su trabajo con este mismo equipo. Lo que sí es un dato objetivo es que el Real Madrid nunca perdió en las tres temporadas anteriores dos partidos seguidos en liga.
El equipo transmite la sensación de que puede perder cualquier partido y  Carletto de que es un funcionario más del banquillo. Un funcionario de cara amable y suaves maneras. Eso para quien le gusten los funcionarios y piensen que Carlo era un nuevo Del Bosque. Lo que esta gente parece no ver es que ya no se vive en el comunismo de antaño y sí en el terrible capitalismo en el que equipos como el Bayern de Munich o el Barcelona, que dominan el panorama y que no son ni el Bayern Leverkusen ni el Deportivo de la Coruña ni el Valencia.
Esa es la gran diferencia.

2 comentarios en “El Real Madrid se deja media liga y parte de otra

  1. Cuanta razón, totalmente de acuerdo. Cada temporada el señor Florentino da una garbanzada en la «Plaza del Pueblo» y después de mucho dinero y muchas portadas del Real Madrid victorioso, no queda más que encomendarse a las portadas de los periódicos el Espíruto de Juanito ( la ilusión del Madridismo…)

    • El señor Florentino no deja de ser el reflejo del madridismo. Yo personalmente creo que Floper ha hecho cosas buenas pero ahora mismo, y desde hace años creo que se equivoca.

      Igualmente el madridismo está como está y tuvimos hace no tanto la oportunidad de cambiarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *