El Real Madrid golpea primero

Dijo Beckenbauer después del partido: “la posesión no significa nada cuando el rival tiene sus oportunidades. Contentos de que el RM solo haya metido uno”. Viendo el partido completo sí da la sensación de que el equipo alemán no generó peligro real, excepto una buena parada de Casillas en el minuto 85, mientras que el Real Madrid tuvo varios tiros a puerta, especialmente dos ocasiones con Cristiano Ronaldo y Di Maria solos, en los que pudo haber resuelto el partido.

 Este Bayern me recordó al Barcelona sin Messi. Un equipo con buenos jugadores pero demasiado encorsetado con un estilo de juego que le resta precisamente lo que le sobraba al equipo el año pasado, verticalidad. Renunciar a esa verticalidad para evitar que la tenga el rival, como señalaba Pep Guardiola en rueda de prensa ha creado un partido poco estético, pesado en ocasiones.

 Si los primeros 15 minutos fueron del Bayern, los últimos 15 fueron del Real Madrid. Se notó la frescura de Bale, la entrada de Varanne y sorprendentemente el mejor estado físico del Real Madrid. Seguremente haya ayudado la semana de descanso. Jugadores como Xabi Alonso o Modric mostraron su mejor versión, especialmente el tolosarra en un partido inmenso. Ambos, junto con la línea defensiva, especialmente concentrada sostuvieron las acometidas por banda de los alemanes. Sobresalientes los dos laterales, con especial reconocimiento a Coentrao, que ya acumula varios partidos muy buenos y que fue clave en el gol. Arriba, Benzema a lo suyo, siempre tocando, generando juego y marcando goles; Di Maria ofreciendo su lado más caótico , Isco con falta de fondo físico para defender y atacar y Cr7 desaparecido, seguramente lastrado por la lesión.

 El 1-0 es un resultado espléndido y en un alarde de locura me atrevería a decir que incluso mejor que el 2-0. Haber casi sentenciado el partido obligaría al Bayern a salir al Allianz en tromba y al Real Madrid a especular con el resultado. Sabiendo lo propensos que son los jugadores blancos al relajo mental este resultado obliga a salir a Alemania al 110%.

 Como decía alguien en twitter, la eliminatoria se jugará en Alemania en los primeros 25 minutos. Ahí, la capacidad del Real Madrid para aguantar la presión alemana y no achicarse será fundamental. Un gol blanco, algo factible con la BBC en el campo asegura casi el pase.  Aunque el Real Madrid debería plantear la vuelta buscando la victoria porque el Bayern seguro que hará la menos un gol.

 Ahora mismo el factor campo cobra una importancia vital, y con ese gol a favor más la moral del título obtenido en la Copa del Rey, podemos decir que el Real Madrid es ahora el favorito para la final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *