Segunda Final Four consecutiva y venganza contra el Olympiacos

El Real Madrid se clasificó esta tarde para la Final Four en Milán, eliminado al actual campeón de Europa, el Olympiacos, el mismo equipo que el año pasado le privó del título. En su tercera participación en los últimos 4 años se  encontrará a los mismos participantes del año pasado con la inclusión del Maccabi de Tel Aviv. Completan la tabla de rivales, el Barcelona y el CSKA de Moscú en la tercera Final Four consecutiva de ambos.

 Cuatro aspirantes y un solo campeón, en unas finales en las que quizá es el equipo israelí el que parte como el menos favorito. El Real Madrid, con solo 5 derrotas en toda la temporada sería el favorito aunque no muy por delante de los rusos y el Barcelona. Los dos equipos cuentan con grandes plantillas.

 El Real Madrid ha necesitado 5 partidos para llegar hasta una nueva final, un hito importante que ratifica que este equipo ya está en la élite europea. Falta el título que lo corrobore, aunque si en algún momento debería lograrse es ahora, con un equipo con una gigantesca calidad técnica, con los sistemas de Laso aprendidos y con capacidad de lucha y motivación, como se ha demostrado en esta eliminatoria.

 El equipo blanco ha encontrado en el equipo griego a un dignísimo rival que le ha obligado a jugar su mejor baloncesto. Lo otro, lo de apalizar a los rivales empezaba a parecer algo irreal. Y lo era, porque el baloncesto europeo todavía tiene suficiente nivel para que 5 o 6 equipos estén parejos. Y los griegos llevan años en la élite, siempre con equipos ultra competitivos. Por eso, la victoria sufrida, en un quinto y difícil partido, sabe mejor.

 Es cierto que el equipo parece llegar cansado al final de temporada. Las bajas de Draper y Carrol no han ayudado, pero es el momento clave y donde se juegan los títulos, y estos jugadores tienen que demostrar ahora no solo su calidad sino su hambre de gloria.

 Podría señalar el desempeño individual de los jugadores pero sería injusto. Prefiero quedarme con la magnífica labor de equipo, con el aporte de todos los jugadores y con la afición madridista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *