¿Quien quiere esta liga?

El fútbol es tan sorprende e impredecible porque es capaz de lograr cosas como lo que está ocurriendo en la liga española. Todo parece un guión de suspense para decidir en el último partido, seguramente en el último minuto quien será el campeón.

 Hasta esa fecha hemos visto como en esta penúltima jornada el Atlético del Madrid ha desperdiciado la oportunidad de proclamarse campeón ante su público ante el empate del Barcelona. El Málaga, un rival que no se jugaba nada fue capaz de sacar un empate en el Calderón. Aunque quizá más que el rival pesó en el equipo rojiblanco la responsabilidad de tener que ganar, el miedo a ganar.

 Ese miedo se multiplicará por cinco pero cambiará en el Camp Nou y será el miedo a perder. El pánico a perder una liga ganada durante todo el curso para en el último suspiro ver como un rival que parecía defenestrado una jornadas revive cuál muerto viviente.

 Este Barcelona, inoperante ante el Elche, una sombra de lo que fue, otro equipo que no quiere ganar la liga, tiene la oportunidad de hacerlo en su estadio, ante su público, en lo que será una terrible encerronada a Atlético de Madrid.

 El último candidato que ya se ha descolgado definitivamente ha sido el Real Madrid, haciendo un partido horrible contra el Celta de Vigo. Con muchos suplentes y dando la liga por perdida hace varias jornadas, se han perdido 7 de 9 puntos posibles que ahora mismo estarían dando la liga al equipo blanco. Suponen los madridistas que es el precio que hay que pagar para la llegar a la final de Champion y ganarla. Lo que no sabemos será el precio que pagaremos en caso de no hacerlo porque pocas veces ha tenido el Real Madrid una oportunidad tan grande de dejar la liga casi sentenciada. Sendos empates ante Valladolid y Valencia y derrota ante un Celta, y todo con el equipo a medio gas, sin ser consciente de que estaban ante una oportunidad histórica.

 Ahora, le queda al Real Madrid ver como el Barcelona y el Atlético de Madrid ‘se matan’ en el último partido. A una semana de la final le puede interesar que el equipo rojiblanco se desgaste. Física y mentalmente tras 90 minutos muy intensos. El resultado dictará como se presentan los del Cholo a la final de Champion, pero es muy posible que perder el título les haga dudar de sus posibilidades.

 Pero no adelantamos acontecimientos. Quedan 90 minutos para decidir al campeón de liga y otros 90 para decidir al campeón de la Copa de Europa. Y son esos 180 minutos los que pueden determinar que las temporadas de uno y otro sean un éxito o un fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *