La continuidad de Del Bosque

“Han podido mas seis años anteriores que dos malos partidos”. Con este argumento principal nos anuncia Del Bosque que permanece en el cargo.

Por el camino una falta total de autocrítica, incapaz de haber entendido la realidad de una selección, que no es que jugase mal, sino que estaba completamente caduca, precisamente porque el seleccionador no fue capaz de incorporar los elementos necesarios de frescura.

No fueron dos malos partidos, sino una goleada estrepitosa, la impotentia total contra Chile y la eliminación en primera ronda del mundial. Con esos mismos ingredientes, el seleccionador italiano, Prandelli, y el presidente de la federación, han dimitido. Y si atendemos a ese mismo argumentario, Scolari podría decir que un mal partido no justifica la dimisión tras otros buenos 4 partidos…

La realidad es que Del Bosque no se, como no se ha ido en todos estos años Villar. Ninguno es capaz de asumir su parte de responsabilidad.

Eso sí, ahora descubriremos la verdadera capacidad del técnico salmantino. Ahora veremos sus dotes de constructor de equipos. Tiene que renovar completamente a la selección, ser capaz de integrar a los jóvenes y de jubilar a los veteranos. Aunque según lo visto en su última comparecencia pública no es partidario de grandes revoluciones.

El próximo Europeo será su examen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *