Cuartos de Final de Champion League: la hora de la venganza

Visto el sorteo de esta mañana de los cuartos de final, hay dos partidos en los que hay muchas cuentas pendientes. El que más, obviamente, el Atlético de Madrid-Real Madrid. El derby madrileño ha cambiado totalmente  desde la llegada de Simeone, convirtiéndose en partidos mucho más disputados que años atrás, tornando incluso la ventaja psicológica hacia el bando colchonero.

 Al menos así se deduce de los últimos partidos, especialmente la dolorosa derrota liguera por 4-0. Ese partido seguro que lo tendrán en la mente los jugadores madridistas, mientras que los atléticos se seguirán acordando de la final de la Champion, seguramente para el resto de sus vidas.

 De la capacidad de reacción de Ancelotti y de los jugadores fundamentales del equipo blanco depende gran parte del resultado. En los últimos partidos el Real Madrid no ha disputado como debería un partido de ese nivel. Ahora, en todo unos cuartos de final de Champion League no tiene excusa.

 La otra revancha es la del PSG-Barcelona, un duelo bonito, calcado al del año pasado, pero con un equipo francés que viene de eliminar al Chelsea y con el Barcelona en su mejor momento del año. Un auténtico partidazo en el que no obstante el PSG verá mermada su calidad en la ida por la baja de Verrati e Ibra.

 Quizá eso mero detalle pueda condicionar toda la eliminatoria. Blanc tiene la oportunidad de demostrar su valía como entrenador ante un rival temible.

 Las otras dos eliminatorias tienen como protagonistas al Bayer de Munich y Oporto y a la Juventus contra el Mónaco. Dos duelos a priori con un claro favoritismo de los primeros. El peso de ambas escuadras es muy superior a la de sus rivales, pero no podemos olvidar que en cuartos de final la Champion no la juega cualquier equipito.

 El Oporto lleva siendo muchos años competitivo. Es capaz de imponerse a todos los equipos que están por debajo suyo en presupuesto e historia pero normalmente choca a la hora de enfrentarse a los monstruos europeos, y desde luego el Bayern lo es. Tienen un equipo con jugadores jóvenes e ilusión, con bastante calidad y con un estadio difícil.

 El Mónaco por su parte parte como la doncella de cuartos, habiéndose colado tras eliminar al Arsenal en un muy buen partido de ida, pero a un solo gol de la eliminación. Para la escuadra italiana es el rival perfecto para meterse en las semifinales de Champion League tras varios años ausente.

 Veremos cual es el desenlace final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *