Real Madrid -Efes Pilsen: victoria loca de los de Laso

El baloncesto seguramente sea el deporte más loco, más canalla porque no decirlo, como se vio en el segundo partido de los cuartos entre Real Madrid y efes Pilsen. Y eso, porque de repente vas ganando de 11 cómodamente para de pronto sumirte en una profunda depresión que te lleva 17 puntos abajo.

 Estaba el Efes Pilsen con esa ventaja mientras el Real Madrid parecía un equipo vulgar, simplón, sin soluciones más que el buen hacer de Llul, el mejor hombre del Real Madrid. Y fue entonces cuando a mediados del tercer cuarto apareció Nocionni, que como muchos otros argentinos debe cargar otros genes, más competitivos, más ganadores, porque él solito con 6 puntos consecutivos y con una muy buena defensa empezó la remontada.

 Al mismo tiempo el entrenador del Efes cambiaba a Heurtel, el base francés que hizo prácticamente un partido perfecto y que hasta el último cuarto se merendó a Sergio Rodríguez. El Chacho no estuvo bien, ni en ataque, prácticamente desaparecido, ni en defensa donde sufrió excesivamente. Pero eso sí, apareció en los minutos finales con un triple y encestando varios tiros libres. Con su triple y con el de Felipe Reyes, el Real Madrid saldaba la diferencia de 6/7 puntos que había mantenido el equipo turco en el cuarto periodo.

 Después de eso, solamente hubo que tirar de oficio con algún susto final, para lograr una victoria que pone al equipo blanco 2-0, a un solo paso de una nueva Final Four.

 En casa de lograr una victoria en los 3 partidos que quedan, algo muy plausible, Laso jugará su tercera final consecutiva, esta vez en Madrid, seguramente con la única opción de ganar para seguir entrenando al equipo blanco.

 Para ello el equipo debe mantener una regularidad que no tiene, jugando siempre a destellos, a veces con tremendas rachas ofensivas seguidas de grandes agujeros. Eso, en partidos de tantísima tensión contra los mejores rivales del continente es un suicidio, como se ha demostrado . Pero todavía queda un partido para eso y como decía al principio el baloncesto es impredecible…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *