La casta de Chicharrito lleva al Real Madrid a semifinales

El fútbol es tan caprichoso que el jugador más desahuciado del Real Madrid se convirtió de pronto en el héroe, en un partido difícil para los de Ancelotti y que nada tuvo que ver con el de la ida.

 El nexo común fue que ambos los dominó el equipo blanco, aunque en el primero pudo haberse marchado al segundo tiempo con un cómodo 0-3 y no obstante acabó el partido 0-0. Ayer el partido fue más plano, con un Atlético de Madrid super conservador, renunciando al ataque, casi buscando no ya una contra aislada, sino los penaltis, y con el Real Madrid, dominando el juego pero sin muchas prisas. El objetivo era evitar el gol rojiblanco a toda costa e intentar marcar en alguna de las ocasiones.

 Cristiano tuvo una clara y Chicharrito un par de ellas pero en todas apareció el portero Oblak, el mejor del partido. Da casi vergüenza compararlo con Casillas. Pareciera como si en la eliminatoria hayan jugado en posiciones distintas. El rojiblanco salía por alto, dominaba el área pequeña y grande y sacaba dificilísimos balones. Por el contrario, el de Móstoles no sale de la línea de gol, hundido bajo el larguero, cada vez más empequeñecido en los balones aéreos, casi invisible.

 Pero hablemos del héroe y no del villano. Chicharrito es el prototipo de buen suplente. Un jugador profesional, que entrena bien, que espera su oportunidad y que rinde conforme a lo que se espera de él e incluso de manera superior. No es ni nunca será un titular indiscutible en el Real Madrid, pero tampoco es el bulto sospechoso que la prensa ha querido vender, y que el propio Ancelotti ha insinuado, no apostando por él casi nada.

Chicharito celebrando un gol

Chicharito celebrando el gol que mete al Real Madrid en semifinales

 El mexicano representa un tipo de futbolista que increíblemente no tiene la plantilla del Real Madrid, un rematador puro. Un delantero proveniente de la estirpe de Hugo Sánchez, evidentemente mucho peor que este, pero con ese espíritu “rauliano”, ese olfato goleador que le permite estar en el momento adecuado en el sitio exacto. Su gol, una preciosa jugada de Cristiano y James, fue justamente eso.

 Es hora de que se valore a los jugadores por su rendimiento y por su profesionalidad y no por su nacionalidad o por las afinidades con la prensa. Algo parecido sucedió al principio de verano con el fichaje de James. Parecía poco menos que una locura de un presidente ya viejo, un capricho o aún peor, según algunos insinuaban, una operación para conseguir obras en Colombia.

 Pero claro, es que el colombiano es muy bueno y casi desde el primer partido su rendimiento ha sido espectacular. Mete goles, asiste, defiende, no abre la boca más que para hablar bien del Real Madrid: una joya. Y lo mismo podríamos decir de Keylor Navas, el mejor portero del mundial, hundido en un banquillo, sin ni quiera posibilidad de demostrar su calidad. Sí ha demostrado como los otros dos su profesionalidad, pero la injusticia con él cometida (como con Diego López) es algo que no habla bien ni del Real Madrid ni de Ancelotti.

 Independientemente de la labor de estos latinos, lo cierto es que este Real Madrid, que jugó sin su columna ofensiva vertebral, despistó al Cholo Simeone, muy acostumbrado al libreto habitual de Carleto. La presencia de Ramos, que en mi opinión restaba ofensivamente, puede ser que fuese un acierto en cuanto a su presencia defensiva, evitando peligro en los balones aéreos con Pepe y Varanne, y anulando a Mandukick, el mejor arma ofensiva rojiblanca en esos pelotazos habituales del equipo.

 El Real Madrid ganó a la octava al Atlético de Madrid, en el partido más importante de la temporada y con las armas del Cholo, con un 1-0, que sabe mejor que una goleada. Y es que es difícil pasar a unas semifinales de Champion League con la propuesta rojiblanca, renunciando al ataque (el Cholo cambió a su mejor delantero Griezman, por Raúl Garcia) y haciendo de cada saque de banda un corner.

 Ganó el mejor y la Champion League se disputará entre 4 grandes. Las semifinales estarán muy igualadas en cuanto Copas de Europa ganadas: Real Madrid 10 y el resto 11.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *