Promesas de hoy, cracks del futuro: los fichajes del Real Madrid

Durante el último año el Real Madrid ha realizado una serie de fichajes de jóvenes jugadores, no coincidentes con su política habitual. Los fichajes de Martin Odergaard (16),  Federico Valverde (16), Mink Peeters (17) y Marcos Asensio (18) son buenos ejemplos de inversiones de presente de cara a lograr los próximos cracks de futuro. Jugadores de calidad procedente de distintos países: Noruega, Holanda Uruguay y España.

martin-odegaard-real-madrid-castilla-video-650x300

Martin Odegaard jugando con el Castilla

La inversión de estos fichajes puede resultar excesiva atendiendo a su rendimiento actual y a su experiencia. Son jugadores por demostrar su valía en la alta competición y el gasto de entre 1 y 5 millones es más propio de jugadores ya contrastados.

La apuesta del Real Madrid es coincidente con la entrada en vigor del fair play financiero que obliga a los clubes a ajustar mucho sus gastos. Desembolsar cada año 60 o 70 millones por la estrella de turno garantiza la contratación de un jugador contrastado pero a cambio es un gran desembolso financiero. Alternar esa política con la contratación de estas jóvenes joyas por pulir puede ser una estrategia exitosa si tan solo uno de ellos llega tan lejos como promete su calidad actual.

En el caso de los jugadores citados son futbolistas cuyo rendimiento ahora mismo en sus categorías es excepcional. Se trata de cracks actuales en sus categorías. El precio pagado por ellos lo atestigua: 5 millones por Valverde, 3.9 por Asensio y 2.3 por Odegaard (más objetivos) puede una minucia si se convierten en estrellas.

Todos estos jugadores, cortados todos por el mismo patrón, futbolistas talentosos, de mucha calidad, necesitan, eso sí, muchos minutos para adquirir la madurez necesaria. Y eso es algo que el Real Madrid concede a muy pocos jugadores de esas edades. El último gran talento de la cantera madridista fue Jesé, que empezó a tener minutos importantes con el equipo con 20 años. Previamente, solo Raúl logró alcanzar relevancia, debutando con 17 años, para, eso si, ya quedarse como titular muchos años.

La estrategia de ceder a los jugadores a equipos de primera división durante un par de años y repescarlos ya para competir por un puesto en la titularidad, asegura poder contar en el futuro con jugadores de calidad a bajo precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *