Benzema y la justicia: problemas para el Real Madrid

Han salido a la luz unas conversaciones que no dejan en buen lugar a Karim Benzema y su futuro se torna incierto en el medio plazo y complicado en el corto plazo. Y con él, el futuro ofensivo del Real Madrid.

Karim Benzema en el juzgado

Benzema saliendo del juzgado de París

Con la salida de Higuaín se apostó fuertemente por el francés como único delantero, si no contamos a un todavía imberbe Morata como competencia. Y su respuesta fue buena, aportando goles y asistencias.

Si en la 2012/2013 hizo 21 goles y 21 asistencias, en la temporada del doblete, la primera de Ancelotti, marcó 26 goles y dio 16 asistencias, y el año pasado números similares con 25 goles y 15 asistencias. El francés nunca ha sido un «killer» puro pero entre goles y asistencias sus participaciones han sido casi constantes de 40 goles al año, más el juego asociativo, vital para el Real Madrid.

Este año empezaba antes de la lesión más goleador que nunca, con 6 goles en 6 partidos en liga, devolviendo la confianza otorgada, especialmente por Florentino Pérez, su gran valedor, y seguramente el responsable de que no tuviese competencia.

Ahora, con Benzema en su mejor edad, 27 años, pero con todo un juicio por chantaje a cuestas, el Real Madrid se tiene que plantear alternativas. Sea declarado inocente o culpable, lo cierto es que un equipo como el Real Madrid necesita al menos 2 alternativas en un puesto como el de delantero centro, y por desgracia no se intuye a Cristiano Ronaldo cómodo en esa demarcación.

Para lo que resta de temporada es difícil encontrar a delanteros de primer nivel que puedan jugar Champion League. El mejor situado podría ser el delantero del Borussia de Dormuntd, Aubameyang, en estado de gracia en este comienzo de liga, con unos números que salen a gol por partido. Concretamente 22 goles en 20 partidos jugados. En liga ha marcado en 10 partidos de 12, logrando en uno de ellos 2 asistencias. Se trata de un delantero de 1.87, de 26 años, que parece que ha explotado definitivamente este año.

Otra solución podría ser Carlos Bacca, delantero fichado por el Milán, que conoce perfectamente la liga española, aunque con números discretos en este comienzo de liga: 6 goles en 12 partidos. No obstante, el brasileño es un delantero contrastado.

Y luego está la opción conservadora que supone no fichar a ningún jugador, y esperar que Benzema rinda a su mejor nivel. Algo difícil teniendo en cuenta lo que se le viene encima.

Para el año que viene el Real Madrid tendrá que tomar decisiones con respecto a un puesto que ha sido estable en los últimos 6 años. Se han fichado muchos medias puntas y centrocampistas pero ningún delantero. Ahí está la opción de repescar a Morata, que ya es un jugador con peso específico, o apostar por algún otro crack del momento.

Eso, teniendo en cuenta que los mejores delanteros están en los máximos rivales, como Luis Suárez en el Barcelona, Lewandosky y Muller en el Bayern de Munich, más la opción, siempre atractiva de Aguero, si obviamos las continuas lesiones del argentino.

Para la próxima temporada Florentino Pérez tendrá la patata caliente de resolver el asunto Benzema. Hasta ahora el francés no ha sido precisamente un modelo de conducta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *