Zidane, nuevo entrenador, nuevo “elegido”

Zidane es el nuevo entrenador del Real Madrid. El anterior duró 7 meses y de los últimos 10 entrenadores el que más tiempo duró fueron 3 años, todo un récord. Desde el momento en que una persona asume el cargo todo lo anterior no cuenta para nada porque el Real Madrid todo lo devora. El ecosistema entre vestuario, presidente, prensa, afición y entrenador es tan complicado que lleva en crisis varias décadas.

 Por eso conviene no perder de vista que Zidane no es el jugador que lideró a Francia al mundial o al Europeo; o el 10 que metió aquella volea en la novena absolutamente histórica. No, Zidane es el ser mortal elegido para llevar a buen puerto ese portaaviones que se llama Real Madrid. Y para eso tiene poco menos de 6 meses hasta el verano.

Zidane dando instrucciones como segundo de Ancelotti

Zidane dando instrucciones como segundo de Ancelotti

El pasado de Zidane todos los conocemos, el presente como entrenador muy pocos, y siendo sinceros poco sirve para calibrar su competencia o no en un equipo de niños como el Castilla. Y el futuro es una incógnita tan grande que podemos hacer todo tipo de especulaciones. Zidane puede ser un Maradona o un Guardiola. Fracaso absoluto o éxito brutal. Y puede ser otro Carletto, condescendiente con los jugadores o un Benítez, incapaz de comunicarse.

La incógnita apenas resuelve nada aunque a favor de Zidane está el factor de que ningún jugador podrá llamarle de manera irónica “el crack” como hicieron con su antecesor. Ni ningún futbolista del vestuario podrá poner en duda el conocimiento futbolístico de Zidane ni su prestigio internacional.

 Los otros factores a favor son la magnífica imagen que tiene el francés en toda la afición madridista, unánime, y también entre la prensa. Y sobre todo con el presidente, auténtico valedor de Zidane en su vuelta al fútbol, primero como asesor y luego como entrenador, y la persona que le fichó y le adoptó como al resto de galácticos.

 En contra de Zidane está el tiempo y el momento del actual Real Madrid, pero sobre todo su falta de experiencia como entrenador en un equipo de super élite como el Real Madrid, sin duda alguna el equipo más complicado del mundo

 Es un cara o cruz tan variable que no puedo pronosticar nada y solamente añadir lo que dije en el artículo anterior, el problema no era Benítez y Zidane tampoco es la solución por sí solo. Mantendré el discurso ya gane los 10 primeros partidos o ya los pierda, e incluso si se logra la undécima, algo a lo que me atrevería a apostar unos pocos dólares. Será en este junio o en el próximo, o durante el invierno que viene o dentro de 3 años, pero el problema del Real Madrid volverá a flote y alguien tendrá que resolverlo. Mientras tanto, Zidane tendrá mi apoyo y ojalá sirva al menos para ganar títulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *