El F.C Barcelona apoya el independentismo

El F.C. Barcelona es un club español, afincado en Cataluña, pero con millones de seguidores en el mundo y particularmente en España. Al menos esa ha sido su identidad histórica hasta su reciente conversión en “el ejercito desarmado de Cataluña”(del independentismo catalán)

Cuando se dice que no hay que mezclar política y deporte es justo el tipo de actitudes del Barcelona como club las que chocan con una realidad política y deportiva. El tuit emitido por el club felicitando a Puigdemont, el nuevo presidente de Cataluña, choca contra esa necesidad de hablar solo de deporte.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 10.41.00

Ya no es solamente el contenido de ese tuit, felicitando a un presidente que ha accedido a ese puesto con el único fin de separarse de España. Es adicionalmente el manifestarse en uno u otro sentido, empleando además términos como “etapa histórica”, o “nuestro país”.

Jamás he leído, por poner un ejemplo, manifestación alguna del Real Madrid en este sentido. Pero tampoco de otro club. Ni por parte del club como institución ni por parte de los presidentes, algo que sí ha sucedido abiertamente en el Barcelona, como en el ejemplo de sus precandidatos a la presidencia.

Y aún así, me sigue resultando paradigmático que el F.C Barcelona no sea considerado el equipo del gobierno, pero del gobierno independentista y golpista que trata de separar a una región como Cataluña de España. Y todo ello con un futuro complicado para el Barcelona como club en ese contexto.

Quienes negaban la colaboración necesaria del F.C Barcelona en este proceso independentista, lo tienen cada vez más difícil. Ya no son tres gritones, ni cuatro, ni siquiera es el permitir pancartas como el “Catalonia is not Spain”. Es ya directamente situarse en un bando y reconocer el interés en que se produzca esa situación política. Hasta ahora sabíamos de las declaraciones de presidentes, de las suculentas subvenciones de TV3 y de la Generalidad y de la simpatía de determinados jugadores hacia ese futuro político.

Ahora ya se han quitado la careta. Mejor así, al menos ya nadie podrá negar esa relación entre el F.C Barcelona y el catalanismo independentista, siempre más pendiente de dividir que de unir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *