Zidane golea al estilo Ancelotti

El Real Madrid de Zidane goleó en su segundo partido consecutivo, con otros 5 goles, esta vez frente a un rival como el Sporting de Gijón, más débil que el Deportivo de la Coruña.

 No por ello tiene demérito la primera parte del Real Madrid. El equipo, liderado por un sensacional Bale, borró del campo al equipo asturiano, que espero a la segunda parte para poder coger algo de aire, ya con el equipo blanco relajado.

Bale

Bale contra el Sporting de Gijón

 Este Real Madrid que plantea Zidane tiene un indudable aire ancelottiano, para bien y para mal. Con Modric de vuelta mentalmente y con Kroos más activo, el equipo ha recuperado la rapidez de pase de la mejor etapa de Ancelotti. Y si se junta con los 3 de arriba y con un buen Isco, en el caso de ayer, el resultado son los 5 primeros goles de la primera parte.

 Las lesiones de Benzema y Bale, los dos mejores del Real Madrid, y la salida de Isco por un flojo y pasado de peso, James, coincidió con los peores minutos del equipo blanco, e incluso cierto dominio del Sporting de Gijón. A partir de ese momento los blancos se relajaron y llegó además el gol del rival, un cierto recuerdo de los peores momentos del Madrid de Ancelotti.

 Si los jugadores son prácticamente los mismos, con la excepción del portero y el cambio de Isco por James, y el sistema también es similar, entonces lo probable es que el resultado sea el mismo.

 El asunto está en saber si este Real Madrid se parecerá al irregular equipo de la primera temporada de Ancelotti que perdió partidos claves contra Atlético de Madrid, Barcelona y Sevilla, pero que fue capaz de gestas como el 0-4 de Munich o si será el de los 22 partidos ganados de manera consecutiva o el del del 4-0 en el Calderón. Un equipo, que bien es cierto que se vio lastrado en su segunda temporada por la baja importantísima de Modric, pero que en ese año fue demasiado irregular.

 El Real Madrid de Zidane tiene esos mismos mimbres. Lo que no sabemos es si cuando lleguen los cocos de la liga y Champion League será capaz de mantener la concentración y esfuerzo físico durante 90 minutos. Y sí lo hará en marzo y abril, de manera continuada. No olvidemos que se fichó a Benítez porque  entre otras cosas porque el Real Madrid de Ancelotti se hundió en la segunda parte de la temporada.

 Hasta que lleguen los partidos de verdad, los que van a determinar si este Real Madrid va en serio o sí solo abusa contra los débiles, veremos a un equipo goleador como el de ayer. Quedan dos visitas contra Betis y Granada y recibir al Español y al Athletic antes del cruce contra la Roma. Tampoco el equipo italiano se puede equiparar con Atlético de Madrid, Barcelona o el resto de grandes de Europa, pero sí servirá mejor como piedra de toque que los rivales anteriores.

 Hasta entonces Zidane tendrá crédito porque el de la plantilla siempre es ilimitado. Al menos con Florentino Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *