El Atlético de Madrid revienta el Bernabéu

El Atlético de Madrid se llevó el partido con un solitario tanto de Griezman, demostrando lo que ya sabemos hace tiempo de este Real Madrid, es un equipo poco competitivo en los escenarios complicados, ya sean duros rivales o campos difíciles.  De los últimos 8 partidos, el equipo de Zidane se ha dejado puntos en todas las salidas excepto una, con aquel golazo de Modric, y ahora ha perdido contra el Atlético de Madrid.

El balance no difiere sustancialmente del de Rafa Benítez que también perdió en casa contra el Barcelona y se dejó puntos en las visitas más difíciles. Una dinámica que, por cierto, tampoco es exclusiva de este año y se viene repitiendo en las últimas temporadas. Como dato, el Atlético de Madrid es el primer equipo que ha ganado tres veces consecutivas en el Bernabéu. Y otro dato, el Real Madrid ha ganado 1 de  los últimos 11 partidos contra el Atlético de Madrid y el Barcelona.

Por tanto, hablar del penalty no pitado a Danilo o de detalles concretos del partido, no tiene mucho sentido. Hay que analizar una falta de competitividad que se remonta por lo menos a hace tres años, que ha tenido el paréntesis del doblete de Ancelotti, con el que curiosamente se empezaron a perder este tipo de partidos en liga, algunos de manera flagrante como aquel 4-0 del propio Atlético de Madrid

La causa por tanto está en un núcleo amplio de jugadores que no son competitivos ni son capaces de trasladar su competitividad al resto de jugadores. Ponía hace poco el ejemplo del baloncesto, que nos obliga a mirar a aquellos jugadores más antiguos del Real Madrid, que una y otra vez han sido protagonistas de este tipo de derrotas. Con 1 liga en 7 años encontramos a Sergio Ramos, Marcelo, Pepe, Benzema o Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo se lamenta

Cristiano Ronaldo se lamenta

Precisamente este último dijo ayer: “si todos estuviesen a mi nivel, estábamos primeros a lo mejor”. En sus declaraciones, Cristiano deja claro que a él le gusta jugar con Marcelo y con Pepe y Benzema, sus amigos. Lo que Cristiano olvida es que con sus amigos el Real Madrid apenas se ha llevado 4  títulos importantes en 7 años.

Y en esas declaraciones también se olvida que los mejores jugadores que el reclama también estaban en el 0-4 del Barcelona, en el que el Real Madrid bajó los brazos desde el primer momento, demostrando una falta de competitividad, nunca vista. Y por cierto, también olvida que su propio nivel es impropio, atendiendo a su sueldo de megaestrella y a su rendimiento anterior. Cristiano solamente ha marcado en un partido importante, el de la Roma. Ayer mismo, apareció pero sin gol ni precisión, que es lo que él mismo reclama en público a algunos de sus compañeros demostrando una falta absoluta de compañerismo. Quizá si en vez de Cristiano Ronaldo jugase Lucas Vázquez, Borja Mayoral o Kovacic se jugaría más en equipo, se defendería más y se jugaría con más ilusión e intensidad.

Este Real Madrid se ha convertido en un equipo sin alma, sin fuerza para levantar resultados adversos y sin recursos desde el banquillo para ello. Primero Benítez y luego Zidane. Y todo ello porque su libreto es el marcado desde arriba, por Florentino Pérez. Es el mismo libreto que se resistió a cumplir Benítez y que acabó con su dimisión y la contratación de Zidane, del que no espero nada. Si fuese el gran entrenador que esperaban muchos, el próximo partido lo jugarían por lo menos 6 o 7 actuales suplentes, empezando por Casemiro, castigado por defender, y continuando por el resto.

Pero en vez de eso, contra el Atlético de Madrid tuvimos que soportar 60 minutos infames de jugadores como James. El colombiano es el paradigma de lo que pasa en el Real Madrid. Un jugador que llegó nuevo el año pasado: joven, con ganas e ilusión, curtido por varias experiencias internacionales. Su rendimiento fue espectacular a pesar de una inoportuna lesión. Era un jugador con gol, asistencias y entrega. Parecía incluso un jugador modélico en todos los sentidos. Pues solamente un año después, no es que su rendimiento haya caído hasta convertirle en un jugador mediocre, sino que su actitud ha dejado muchísimo que desear.

Decía un entrenador portugués que tenía 3 manzanas podridas para completar el refrán diciendo que una manzana podrida pudre el resto del cesto. El Real Madrid lleva con 5 o 6 manzanas podridas tanto tiempo que aunque se renueve el cesto cada temporada la podredumbre no tarda en extenderse.

El problema es que para solucionarlo hay que echar no solamente a esas estrellas sino al presidente que las ha mimado, fichar a un entrenador apropiado -que no hay tantos-, y volver a tener un cesto limpio, sin manzanas podridas, y lo que es más difícil, inculcarles de nuevo los valores que hicieron grande a este Real Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *