La goleada del Real Madrid y el futuro

El Real Madrid goleó, Cristiano Ronaldo marcó 4 goles y el estadio disfrutó. Todo eso sería como un cuento de hadas, si la realidad no mostrase a un equipo a 12 puntos del primero, que marcha tercero en la tabla y que ha contado por derrotas o empates casi todos sus partidos difíciles.

Cristiano Ronaldo, celebrando su cuarto gol

Cristiano Ronaldo, celebrando su cuarto gol

 Goleadas como la del sábado y excelentes actuaciones individuales, no hacen más que ratificar que este equipo no es competitivo y solamente es capaz de desplegar su mejor fútbol, bien sin presión o bien contra rivales flojos en campo propio.

 Vi los dos golazos de Cristiano Ronaldo, el buen gol de Jesé y de Bale, alguna parada de Keylor y un equipo ofensivamente imparable. Pero por desgracia, esa visión se esfuma rápidamente.

 Desconozco los planes de Zidane y del Real Madrid, pero ya tengo pocas dudas de la idoneidad de jugar con jugadores como Casemiro o Lucas Vázquez, o incluso con el joven delantero Mayoral. Sus ganas y compromiso superan el de muchos titulares, algo que ya sabía Benítez pero que no se atrevió a instaurarlo como algo definitivo.

 Por tanto, juzgaré positivamente a Zidane cuando le veo alineando a esos jugadores en los próximos partidos de Champion League, y sentando a los niños mimados. Y entonces sí, creeré algo en este equipo que no ha demostrado absolutamente nada, durante la temporada, con Cristiano Ronaldo a la cabeza. No me valen sus hatricks, con la liga perdida, ni sus botas de oro ni sus pichichis, si eso no trae además títulos colectivos. Y de estos, con el portugués, más bien pocos.

 La Roma es el último partido no difícil de la Champion League, y luego esperarán los ocho mejores equipos del mundo. Pero que no se relajen porque la Roma contra una versión ramplona del equipo blanco, se puede llevar un botín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *