Incertidumbre en el Bernabeu

Es difícil saber que pasará esta tarde en el estadio Santiago Bernabeu. Y no hablo solamente de la faceta deportiva. Está ya claro que el equipo está dispuesto a despistar una y otra vez al aficionado.

Cuando ya pensábamos que el Real Madrid estaba desahuciado a la plantilla se le ocurre ganar en el Camp Nou, y justo en ese punto de esperanza retomada, el equipo hace un partido lamentable en Wolfsburgo y se complica enormemente una eliminatoria, a priori fácil.

Esta tarde, la afición recibirá seguramente al equipo de malas maneras, cansada, con pitos a la primera oportunidad, para pocos días después engalanarse para lo que debería ser una remontada histórica (sobre todo porque lleva 29 años sin producirse). Lo peor de pasar sería la nueva posibilidad de que el equipo siga torturando emocionalmente a sus seguidores. No sabemos que puede pasar después.

La irregularidad es tan grande que pasa uno de la felicidad absoluta tras el buen partido en el Camp Nou, al cabreo total por lo de Champion. El Real Madrid se ha convertido en una especie de parodia de sí mismo. Un equipo, que tan pronto hace gala de su honor y de historia, como todo lo contrario.

Lo más sensato sería pensar en el Real Madrid como si fuese otro equipo. Y desde luego, nunca ilusionarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *