Derrota del Real Madrid en Moscú

Maciulis lucha un balón.

Maciulis lucha un balón. Fuente: www.realmadrid.com

El partido del Real Madrid en la dificilísima cancha del CSKA de Moscú respondió a un guión no poco frecuente de este Real Madrid de Laso, con muchísima irregularidad a lo largo del partido.

Salió el equipo super motivado y concentrado, quizá acordándose del pésimo partido en el Palau, conocedor de la importancia de ganar en una plaza en la que no ha ganado casi nadie, y contra un equipo imbatible este año. Fue tan bueno el primer cuarto como malo el segundo. Se pasó de concederle a los rusos solo 17 puntos a casi el doble, 32; y lo mismo en la anotación pero a la inversa, se pasó de anotar 26 puntos a solamente 12.

A partir de ahí, los rusos fueron apretando y aflojando y el Real Madrid fue haciendo la cuerda, no sin esfuerzo. El mérito de llegar prácticamente empatados al final se diluye con una mala gestión de los segundos finales y con el hecho de no ser capaces de encontrar durante el partido la regularidad necesaria. Fueron detalles, momentos de desconcentración de gente como Hunter, Randolph u otros claves como tiros de Rudy o Llul. Ambos jugadores no están en su mejor estadística de acierto, y eso lo nota el equipo.

Con un porcentaje de triple del 25.8%, con casi el doble de tiros que el CSKA en este campo (31 contra 17), resulta difícil ganar. Esa precisión que se tuvo al principio de la temporada se ha perdido en los partidos más importantes: Baskonia, Barcelona y CSKA, y eso se nota. Falta aprovecha el juego interior; explotar los recursos que tiene un equipo con 4 pivots como Ayon, Hunter, Ranldoph y Reyes, mas Thompkins. Porque de lo contrario todo depende del acierto exterior.

Ayer se vio a un equipo que concentrado aspira a todo. Hay plantilla y equipo para ello. Pero también se vio un equipo al que pareció faltarle gasolina para aguantar el ritmo de un equipo como el CSKA. Hablamos de una plantilla estratosférica, con un jugador como De Colo, ahora mismo el mejor base de Europa, que en apenas 26 minutos destrozó al Real Madrid, con unos números de super crack: 28 puntos y 35 valoración. Pero precisamente De Colo no apareció en el primer cuarto ni el resto del CSKA. Fue después cuando los rusos vieron flaquear al Real Madrid, cuando se hizo sangre.

Esta temporada y la Euroliga concretamente, va a ser muy larga, también para el Real Madrid.

Estadísticas captura-de-pantalla-2016-11-12-a-las-12-30-24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *