La FIFA se moderniza: el VAR a debate

árbitro consulta un monitor, para el VAR

árbitro consulta un monitor, para el VAR

Por primera vez en mucho tiempo hay un responsable de la FIFA con las ideas claras respecto a la tecnología y su aplicación al fútbol, y parece que sus intenciones van en serio. Así lo muestra la prueba piloto del VAR, o video arbitraje, que se está realizando en el mundialito.

Lo que propone Gianni Infantino no es ni más ni menos que lo que hacen otros deportes altamente profesionalizados como el baloncesto NBA o el fútbol americano. La correcta aplicación de la tecnología evita que un deporte que mueve millones de euros y la pasión de miles y miles de seguidores, esté condicionada a la capacidad de un árbitro de ver a 20 o 30 metros una situación en la que varios jugadores están involucrados.

¿Quien querría que el fútbol no fuese lo más justo posible? La demanda de este seguidor nos pone en la pista adecuada: el fútbol tiene que ser un espectáculo en el que no se vulneren los derechos de sus consumidores. Y eso pasa por la correcta toma de decisiones de los árbitros.

Lo que algunos consideran como la esencia del fútbol no es más que la vulneración de esos derechos que cualquier seguidor tiene, es decir, que se apliquen los reglamentos arbitrales correctamente.

Y a eso sin duda ayudarán elementos como el videoarbitraje o el GPS aplicado al fuera de juego. También ayuda algo introducido recientemente en Europa, que era tan sencillo como utilizar un spray para marcar la línea de las barreras. Lo que antes se hacía, que era permitir a los jugadors adelantarse era algo tan absurdo como que un jugador de baloncesto avanzase un metro en el tiro libre mientras  el árbitro permanecía impasible.

Pues lo mismo aplicado a los penaltys, fueras de juego, amarillas o rojas injustas. ¿Que sentido tiene permanecer atónitos ante un error flagrante de un árbitro? ¿La esencia del fútbol? ¿La pérdida de tiempo?

No, la esencia del fútbol son los goles, los pases, los tackles o las paradas pero no las malas decisiones arbitrales que además en la actualidad suponen una tremenda pérdida de tiempo. Se pierde más tiempo en las protestas al árbitro que en mirar un monitor.

Detecto un gran rechazo por parte de algunos estamentos del fútbol y por parte de la prensa. Quizá quieran seguir cubriendo minutos y horas con las polémicas arbitrales. Pero la realidad es que la tecnología y los cambios tienen que llegar a un deporte como el fútbol, prácticamente el único que hasta recientemente no se beneficiaba de ella.

El mundialito es el campo de pruebas de una tecnología que requiere afinarse tanto en su aplicación como en su interpretación. Y por el camino se cometerán errores, que duda cabe. Hasta que los árbitros sepan utilizar bien dicha ayuda y los futbolistas se adaptan a ella pasará algo de tiempo. Pero no es nada nuevo, todo cambio conlleva un proceso de aprendizaje. Yo me resisto a pensar que el error de un árbitro leyendo una jugada en un monitor, que podría ser el mismo error del árbitro sin monitor, invalide toda una tecnología.

El cambio pasa por la aplicación de todos estos cambios y por la aceptación de los mismos por parte de jugadores, aficionados y prensa. Cuando eso llegue, que llegará, el fútbol habrá dado un paso de gigante.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *