Baño del PSG al F.C Barcelona: 4-0

Cavani

Cavani celebrando su gol. Fuente: El Confidencial

Los octavos de final de la Champion League empezaron ayer con una paliza histórica del PSG al F.C Barcelona. Un 4-0 que sentencia la eliminatoria y que recuerda a unos pocos partidos en la historia del club blaugrana, recientemente las derrotas contra el Bayern de Munich y si nos remontamos aún más, el 4-0 del Milán en la final de la Copa de Europa.

El resultado es abultado pero más lo fue el baño táctico y físico de los parisiens, que se muestra de manera clara en las estadísticas. Todos los duelos individuales fueron ganados por la jugadores del PSG durante prácticamente los 90 minutos, a excepción de alguna buena intervención de Neymar, y a nivel colectivo, Emery supo frenar las virtudes del Barcelona  potenciar las suyas.

Eso explica parte del resultado, también explicado por el bajo nivel de algunos jugadores del Barcelona. Iniesta no tiene ya la capacidad de luchar contra los jóvenes o potentes mediocampistas de un equipo como el PSG, Busquets hace años que está lejos de su mejor versión y André Gomes es un jugador sobrevaloradísimo, al menos en el precio. Queda una línea defensiva desprotegida y que tampoco está en su mejor momento y el tridente de arriba, que precisamente ayer no apareció.

Un Messi o un Suárez pueden bastar para definir un partido liguero contra un rival inferior, pero en Champion League, en estas eliminatorias cada detalle cuenta y los equipos-los 16 mejores del mundo-, ya no regalan nada.

Hasta la fecha Emeru solo le había ganado un partido al F.C Barcelona y el PSG había caído también en ocasiones previas contra los blaugranas. Parece que ahora este equipo es más maduro y más fuerte psicológicamente, aunque muchos de sus jugadores son los mismos que el año pasado. A destacar el central Kimpembe, muy solvente toda la noche y el lateral derecho Meunier, además del extraordinario partido de Rabiot

Captura de pantalla 2017-02-15 a las 10.58.56 Captura de pantalla 2017-02-15 a las 10.58.48

El baño de ayer seguramente supondrá un antes y un después para este F.C Barcelona de Luis Enrique, como lo fue la derrota contra el Bayern de Munich. Y este partido sirve también de aviso a navegantes, especialmente al Real Madrid, que tiene que jugar contra el tercero de la liga italiana, el Nápoles, que no le va a regalar nada.

¡La Champion League ha vuelto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *