Cardiff y la Juventus esperan

Cardiff será otro capítulo más en la historia europea del Real Madrid.Otra capital que sumarse a los anteriores. Puede ser la ciudad en la que un equipo logre superar la maldición de no lograr dos Champion League consecutivas. Entra dentro de la lógico que el auténtico rey de Europa puede hacer algo que no se ha hecho desde 1990, repetir con el nuevo formato Champion League un triunfo. Si alguien puede hacerlo es el Real Madrid que ya ha levantado 11 copas de Europa de 15 finales, por cierto, también el primer equipo en lograr dos UEFA consecutiva

Está a 90 minutos de eso pero para eso tendrá que ganar a toda una Juventus, algo tan difícil como lo logrado hasta ahora. Después de tres eliminatorias dificilísimas contra tres equipos tan potentes como Nápoles, Bayern de Munich y Atlético de Madrid, la vequia signora espera a los blancos como 19 años atrás, en la consecución de la séptima

Para llegar hasta ahí tocaba sufrir un partido como el del Calderón, al igual que el año pasado se sufrió en la vuelta contra el Dormund.  Después de un 2-0 propiciado por la salida en tromba del Atético de Madrid con dos goles a balón parado, el equipo blanco estaba contra las cuerdas, con 75 minutos por delante para ver como le remontaban la eliminatoria. Y es ahí cuando jugaron dos factores: el factor gol en campo contrario que obligaba al Atlético a hacer 5 goles si el Madrid hacía uno y la personalidad del equipo.

El primer factor ha hecho que Simeone mandase a su equipo atrás, en un error quizá propiciado por la prudencia. El dilema era aguantarle al Madrid con el marcador y buscar el 3-0 al final del partido,  dejando al Madrid sin goles, algo que no ha logado nadie en los últimos 60 partidos o buscar más goles en un momento en el que el Real Madrid podría estar KO, y arriesgarse, buscando más goles, con el riesgo de tener que ir hacia el 5-1.

Y fue en esa decisión, echándose el Atlético de Madrid un poco hacia atrás cuando aparecieron tres jugadores colosales. El primero Isco, con muchísima personalidad, en su mejor versión desde que llegó al equipo. Ya lleva ya muchos partidos a alto nivel, liderando al equipo ofensivamente con una clarividencia propia de los grandes jugadores. El segundo fue Modric, que secundó al malagueño, volviendo a su mejor versión. Y por último, Benzema, siempre criticado, siempre en la picota, pero que en una jugada absolutamente sublime permitió el 2-1 que acababa la eliminatoria.

C_iD4qQUIAADJ2z

A partir de ahí, el equipo blanco supo administrar muy bien el marcador, dominando el resto del partido, e incluso sin buscar la victoria, contemporizando, de cara a administrar el resultado de la eliminatoria, evitar lesiones (el Atlético de Madrid hizo más de 20 faltas) y también sanciones.

Son 3 finales en 4 años y creo que hay que darle mérito al equipo blanco, al club y especialmente a su entrenador, del que algunos periodistas se permitían el lujo de decir que no sabía entrenar. Y al final ha resultado que la gigantesca figura de Zidane, que sigue siendo una leyenda viva, y el recuerdo de todos esos jóvenes que son ahora futbolistas, como Isco o Asensio, ha logrado algo sin precedentes.

Pero como ha dicho Zidane y varios miembros del equipo no se ha logrado nada. Y ningún madridista estará feliz si se pierde ante la Juventus. Se puede estar orgulloso del equipo pero un equipo ganador no puede estar feliz de una derrota, como dijo Simeone. Esa quizá sea la gran diferencia. Y ahí tengo en el recuerdo cuando hace varios años el Real Madrid perdió la eliminatoria contra el Borussia de Dormund, intentando remontar un 4-1. Después de aquello el aficionado estaba orgulloso del partido de vuelta pero crítico con el entrenador y el equipo por el partido de ida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *