El Real Madrid arrasa Vigo

El Real Madrid sumó una nueva victoria en un dificilísimo campo y ambiente parecía por momentos, por la intensidad de ambos equipos, una final de Champion League. Curiosamente solo un equipo se jugaba algo, el Real Madrid, mientras que los jugadores del Celta, sobreexcitados, se jugaban aparentemente solo el honor, como en el resto de partidos de liga, que por cierto, jugaron mucho peor que ayer.

Es curioso ese ambiente de antimadridismo. Nos habían vendido que al Madrid no se le quería por Mourinho, pero resulta que el Madrid de Zidane, un tipo nada polémica, que debería caer simpático, genera el mismo odio. Incluso con jugadores como Isco, Nacho, Varanne, Marcelo, son jugadores poco polémicos.  Así pues, el odio lo monopoliza Cristiano Ronaldo y en ocasiones Ramos, a pesar de ser el capitán de la selección española, mal llamada roja. Curioso nuevamente.

Pero este Real Madrid parece estar por encima de ambientes, rivales duros o que se juegan algo más que las posibles primas o los puntos, como el Sevilla el partido pasado. Este equipo parece vivir en un  estado casi permanente de felicidad y ayer nuevamente lo confirmó, como tras la goleada ante el Sevilla. Dio igual que jugase en uno u otro partido, porque lo cierto es que hay 20 jugadores con nivel para ser titulares y en este momento en su mejor momento de la temporada

Un ejemplo es Nacho, uno de los mejores contra el Sevilla, que abrió el marcador con un gol de futbolista inteligente y que ayer ni jugó. El canterano lleva una temporada espectacular pero sobre todo parece estar contento. Ayer no le vimos, pero jugó en su lugar, Varanne, que hizo un partido sobresaliente y Danilo, que poco a poco va cogiendo confianza. Zidane apuesta por el también, a pesar de varios partidos con errores y dudas.

Cristiano+Ronaldo+Celta+Vigo+v+Real+Madrid+gZ1lxQQBAqsl

Pero si alguien llega en un momento de forma espectacular, ese es Cristiano Ronaldo. Si en algún momento alguien le dió por acabado (y yo lo hice hace también y luego rectifiqué), cometió el error de su vida. No se puede menospreciar nunca a un jugador como Cristiano, uno de los mejores jugadores de la historia y un goleador como no se ha visto antes. Así se ha convertido en el máximo goleador de las grandes ligas,

Sus números este año no son cuantitativamente tan relevantes como otras temporadas (28 partidos de liga, 24 goles y 6 asistencias 12 partidos de Champions, 10 goles y 5 asistencias) pero sí lo son cualitativamente, aportando en este final de temporada tan complicado una racha de goles fundamental para el equipo. Con 5 goles en cuartos ante el Bayern de Munich con un hat trick y otro ante el Atlético de Madrid en semifinales ha sumado además 5 goles en sus últimos tres partidos disputados en liga. Partidos claves como ante el Valencia (1 gol), y Sevilla y Celta de Vigo (dos goles).

Un rendimiento que justifica un balón de oro, y también la política de rotaciones de Zinedine Zidane. El mismo argumento aplica para Benzema, muy criticado en ocasiones, pero que siempre ha gozado de la confianza del técnico y que en los últimos partidos está a un nivel superior. Y lo mismo podríamos decir de jugadores como Keylor, Modric, Marcelo o Kroos, por no hablar de la magnífica gestión realizada con jugadores como Isco.

El Madrid necesita 1 punto solamente en Málaga y tiene una final por delante contra la Juventus, un gran equipo, sin duda. Una oportunidad para lograr un título anhelado que le convertiría en el mejor equipo de España y que podría ser ratificado por un doblete histórico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *