El legado de Florentino Pérez

Florentino Pérez comenzó desde el pasado lunes su quinto mandato al frente del Real Madrid, en el que es sin duda su mejor momento como presidente del club blanco, y uno de los mejores de la reciente historia de esta centenario entidad.

descarga

Cuando Florentino Pérez comenzó hace ya 17 años se vislumbraba a un futuro dirigente ambicioso, con nuevas ideas y proyectos, que ha pasado del éxtasis y éxito al fracaso y después de nuevo al éxito. Así lo explicaba hace algunos años en tres post:  La comunidad de los galácticoslas dos torres y  el retorno. En aquella trilogía de hace 8 años, analizaba el pasado y el futuro de Florentino, sin tener en cuenta su último mandato, el que va de 2013 a 2017.

Sin duda alguna, este mandato ha sido el más sencillo y exitoso de todos para Florentino Pérez, conocedor ya de sus errores y aciertos y con el viento de cara esta vez. Al fin y al cabo, el modelo actual, de pleno éxito para el Real Madrid, no se aleja tanto de su modelo inicial, que sin embargo, fracasó, o al menos no triunfó en la medida esperada.

Aquel modelo se basaba en fichar a los mejores jugadores para asegurar no solo la competitividad deportiva sino también la económica, con fichajes mediáticos que proporcionasen ingresos en la misma medida que resultados deportivos.

maxresdefault

Dicho modelo requería del aporte por parte del club de canteranos, en una mezcla entre estrellas ya consagradas y jugadores más jóvenes, que permitía no solo una perfecta combinación deportiva, sino también económica, pues el modelo de canterano suponía un ahorro importante en fichajes.

La primerísima prueba fracasó no tanto por las estrellas: Zidane, Figo o Ronaldo, sino por la falta de canteranos de nivel, con “Pavones” como el propio Pavón, Raúl Bravo o Mejías que acabaron en equipos de media tabla hacia abajo. Y además ese mismo modelo quebró con la figura del entrenador, que nunca supo encontrar el equilibrio buscado.

paco-pavon-paro

Después de muchas pruebas, con entrenadores tan dispares como Pelegrini, Mourinho, Benítez o Ancelotti, parece que el equilibrio ha llegado con Zidane, que ha logrado hacer un equipo de record, con dos Champion League consecutivas y con unos éxitos deportivos que no se veían en décadas. Además se ha encontrado, esta vez sí, canteranos de nivel suficiente para la primera plantilla como Nacho, Morata, Carvajal, Lucas Vázquez o Casemiro.

Florentino-Perez-Madrid-Zinedine-Zidane_9990666

En paralelo al éxito en la gestión de la cantera, que no olvidemos que no es una ciencia matemática y tiene mucho que ver con el azar,Florentino Pérez ha modificado en parte la política de fichajes. Ya no parece necesario que cada año se fiche a una estrella de máximo nivel, que a veces puede provocar una descompensación de la plantilla, primando fichajes de jugadores quizá menos mediáticos, pero igualmente estrellas deportivas, como han resultado Modric o Kroos.

A esa nueva política se ha añadido la de rastrear el mercado en busca de jóvenes promesas, jugadores de entre 16 y 21 años, con futuro. Futbolistas fichados a precios aparentemente elevados (de 1 a 5 millones de euros). El objetivo detrás de esta política es contrarrestar el actual mercado de fichajes, altamente inflacionista, en el que equipos como Real Madrid o F.C.Barcelona, otrora protagonistas principales, son hoy actores secundarios, con menos capacidad financiera que cualquier equipo inglés, con derechos de TV que en el peor de los casos iguales a los dos gigantes españoles, o equipos como el PSG o alguno chino. Ya solamente el fichaje de Marco Asensio justifica esta política, aunque hay otros varios por llegar y quizá triunfar, como Valverde.

Esa capacidad de Florentino Pérez de entender hacia donde va el fútbol es lo que le distingue como un dirigente que en algunos años puede estar a la altura de Santiago Bernabéu. Al fin y al cabo, fue el primer gran mandatario del fútbol que entendió que los resultados deportivos iban unidos a los resultados económicos. Tan importante era levantar títulos como tener unas cuentas saneadas. Solo basta recordar como el Real Madrid de la séptima y la octava era un equipo quebrado económicamente pero exitoso deportivamente. Un club que a día de hoy sería incapaz de competir con los gigantes trasatlánticos ingleses o con los jeques y magnates que copan los principales clubes europeos.

Fue Florentino quien entendió el primero que siendo un club deportivo, los ingresos eran fundamentales para competir en el futuro. Hoy, el Real Madrid, es el club deportivo más exitoso del mundo (no solo en fútbol), con mayores ingresos que cualquier otro equipo de fútbol y fruto de ello ha sido capaz de atraer talento y a la largo títulos.

Y sin embargo, como he dicho anteriormente, el fútbol está cambiando, cualquier jugador mediano puede percibir un sueldo de 3 o 4 millones y ser traspasado a otro por cantidades que hace 5 años estaban reservadas a los cracks. Nos acercamos al modelo americano con límite salarial, grandes contratos y traspasos y es necesario adaptarse.

Y nuevamente Florentino lleva años planificando este cambio y por eso hace tiempo planeó un nuevo estadio, que genere más ingresos y una ciudad deportiva, con los inmensos terrenos en Valdebebas, en la que sigue proyectando su viejo sueño de crear un parque temático pero en vez de Disney del Real Madrid. Un sueño más, una aparente locura de presente, pero que quizá en el futuro sea algo común en muchos clubes. Florentino ya ha demostrado ser capaz de adelantarse a los tiempos, como Santiago Bernabéu, el primero que vio la Copa de Europa como una competición que provocaría gran interés y también un visionario en la creación de un gigantesco estadio.

2016101915362985904

Y no podemos olvidar el canal de TV Real Madrid, otra apuesta personal de Florentino, que es otro de los elementos que ayudarán al club a ser más competitivo, económicamente, pero también a transmitir su mensaje.

Florentino afronta este mandato con todo lo comentado, con posibles futuros fichajes tan atractivos como Mbappé y sobre todo con dos nuevos contratos de patrocinio que en breve estarán encima de la mes.

Uno de ellos tiene que ver con la pugna mundial entre Adidas y NIke por patrocinar a los principales clubes, que debería saldarse con un contrato histórico entre el Real Madrid y Adidas. Y el otro tiene que ver con el patrocinio en la camiseta, donde el Real Madrid también ha perdido fuelle en los últimos años.

En ambos casos, Florentino Pérez planea reventar la banca y aspira a convertir al Real Madrid en el club mejor pagado en ambos casos. No le faltan argumentos deportivos con las dos últimas Champion conseguidas ni tampoco le falta capacidad para ello.

Esos contratos que pueden reportar mínimo 200 millones anualesserán junto con el Nuevo Bernabéu, el pistoletazo de salida de Florentino para seguir convirtiendo al Real Madrid en el club de referencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *