Nadal, la leyenda continúa

img.rtve

Nadal se coronó ayer como campeón del Open de Estados Unidos, su segundo Gran Slam esta temporada, logrado tras un espectacular torneo, que aunque no ha tenido rivales del top 20 si ha mostrado al mejor Nadal, como se vio en las semifinales contra Del Potro.

 El tenista balear ha revivido una vez más y muchos años después logra dos Gran Slam en una de sus mejores temporadas de la historia. A sus 31 años ya hace tiempo que entró en el olimpo de los dioses, y sin embargo, aún tiene el coraje y la mentalidad necesaria para seguir jugando al máximo nivel. Si se hubiese retirado hace algunos años habría seguido teniendo mucho mejor palmarés que algunos de los mejores de la historia, y sin embargo, ahí sigue.

 Al igual que su némesis tenística, Federer, rival y amigo, ambos han vuelto en este 2017 con fuerza, copando como antaño casi todos los títulos posibles. Uno maravillosa entre los dos mejores tenistas de la historia y dos de los más grandes tenistas de siempre. Una rivalidad aún más meritoria si tenemos en cuenta que al mismo tiempo ha coincidido Novak Djokovic. El serbio tiene a día de hoy más Gran Slam que tenistas como Borg, Agassi o McEnroe.

Captura de pantalla 2017-09-11 a las 9.12.31

 En el caso de Nadal, sigue siendo llamativa su evolución. En este caso en pista dura, donde no ganaba desde 2014. Ya demostró al principio de este año su nivel en el Open de Australia, a pesar de ser detenido a última hora por un gran Roger Federer. Luego llgó la temporada de tierra y el hito histórico de lograr 10 Roland Garros y ahora corona el año con este triunfo a la espera de algún otro torneo para cerrar el año.

 El balance es inmejorable y demuestra que cuando Nadal está a tope físicamente es prácticamente imbatible. Duras lesiones le han apartado durante muchos meses de su mejor nivel y nos han privado de disfrutar de un deportista único en la historia del deporte español y mundial.

 No sabemos cuando decidirá colgar la raqueta pero cuando lo haga se habrá ganado un cielo tenístico que ya es suyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *